Enlaces de accesibilidad

Pianos para el Conservatorio Amadeo Roldán de La Habana


Conservatorio Amadeo Roldán

Típico del socialismo donde nada funciona nunca, o funciona a duras penas, el Conservatorio tiene unos pianos maltrechos en que habitan legiones de comején.

Cubanos emigrados en el Reino Unido acometen una campaña en las redes sociales para que se donen pianos al prestigioso Conservatorio Amadeo Roldán en La Habana.

Típico del socialismo donde nada funciona nunca, o funciona a duras penas, el Conservatorio tiene unos pianos maltrechos en que habitan legiones de comején, y aunque la institución ha luchado denodadamente para conseguir nuevos pianos, no hay fabricantes de piano en la isla ni quien los importe a Cuba.

“Por favor, ayúdanos a enviar un piano a #Cuba, reza el mensaje de la agrupación Cubanos en el Reino Unido. Y explican que "hay varias formas que usted puede apoyar este proyecto:

- Haz una donación, grande o pequeña
- Comparte esta información con tus amigos y contactos
- Envíenos un mensaje de apoyo”, reza la campaña en las redes".

El pianista Eralys Fernández, con sede en Londres, asegura ser de los muchos artistas que se han formado en el 'Conservatorio Amadeo Roldán' bajo la maravillosa profesora Olga Valiente, y afirma que a pesar de ser una de las instituciones más prestigiosas de Cuba, sus pianos existentes están en mal estado.

Este proyecto está siendo apoyado por Cubanos en el Reino Unido, asociación de cubanos residentes en Gran Bretaña, y varios talentosos músicos cubanos que viven en Inglaterra se han comprometido a realizar una serie de conciertos de música clásica, para recaudar los fondos necesarios y cubrir el costo de transportar pianos a la isla.

La compra y el transporte de un piano de cola es un proyecto costoso, por lo que estamos buscando donaciones y asistencia de las personas, los sindicatos, la comunidad y las organizaciones políticas, asociaciones culturales, a través de los medios sociales.

La profesora Teresa Rodríguez García asegura en un video que desde los tiempos de la Unión Soviética no entran pianos de cola al Conservatorio y que al presente son inservibles.

El Conservatorio Amadeo Roldán no siempre fue llamado así. Con el nombre de Academia Musical “Dr. Juan Ramón O´Farril” quedó inaugurada, el 2 de octubre de 1903, lo que sería la más prestigiosa institución de música en Cuba. Por iniciativa de quien fuera el primer alcalde de La Habana, el médico y patriota cubano Señor Juan Ramón O’Farril. El centro además albergaba la Banda Municipal de Conciertos dirigida por uno de los mejores músicos en la Isla, el maestro Guillermo Tomás.

La academia transitó por varios locales en la ciudad hasta que llegado el año 1942, se comenzó la construcción en el sitio que hoy ocupa: Calle Rastro y Calzada de Belazcoaín. Sin embargo, si hoy decimos Academia musical “Dr. Juan Ramón O´Farril”, pocos saben de qué se trata, su nombre actual es Conservatorio Amadeo Roldán. Se debe a que este músico la dirigió desde 1936 hasta 1938, luego de convertida en 1935 en Conservatorio Municipal de La Habana. A partir de ese momento se crean cátedras que le alzan el nivel académico y la colocan en un sitio cimero para los estudios de música en Cuba, ellas fueron la de Historia de la Música y Estética y la de Armonía y Composición. Y nunca faltaron pianos de cola en el Conservatorio de La Habana.

Por sus aulas y en aquel denostado tiempo, transitó lo que más brillaba en cuanto a maestros de música en el país, algunos de ellos fueron José Ardévol, Nicolás Ruiz Espadero, José White, Dulce María Serret, Harold Gramatges, Serafín Pro, Manuel Ochoa Ochoa, Isaac Incola, Edgardo Martín, Margot Rojas, Leo Brouwer, entre otros. De esta institución podemos mencionar, como graduados, a los afamados músicos Carmen Collado López, Digna Guerra y Guido López-Gavilán.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG