Enlaces de accesibilidad

Pocos beneficios para Netflix en Cuba pero se arriesga


Vista de una pantalla de computador donde se ve el sitio web de Netflix. Archivo.

"Netflix está entrando en un mercado en el que pocos cubanos tienen conexiones a Internet de alta velocidad o el dinero suficiente para pagar el servicio", comenta el articulista de La Voz de América.

La decisión de Netflix de establecerse y expandirse en Cuba a través de internet no parece realista y es poco probable que la empresa pueda obtener algún beneficio a corto plazo, lo que indica que la decisión pudo haber sido prematura, según indican los analistas.

La página digital de La Voz de América publica este jueves un artículo del periodista Jisoo Lee que analiza el anuncio de Netflix sobre el lanzamiento de sus servicios de video en Cuba, a raíz de la decisión de Washington y La Habana de restablecer las relaciones diplomáticas después de casi medio siglo.

"Netflix está entrando en un mercado en el que pocos cubanos tienen conexiones a internet de alta velocidad o el dinero suficiente para pagar el servicio", comenta el articulista.

Peter Hakim, presidente emérito del Diálogo, una organización de investigación con sede en Washington para Asuntos del Hemisferio Occidental, dijo que Netflix está corriendo un riesgo al apostar por el futuro de la isla caribeña.

"Cualquier persona que va a Cuba ahora está tomando algo de un juego", dijo. "Pero es mejor ser el primero", dijo Hakim, y añadió que de todas formas el costo de hacer la apuesta no es muy alto para Netflix.

"Ellos dependen de los servicios de un montón de otras personas", dijo. "Y yo creo que están apostando a que hay suficiente allí para hacer algo de dinero con los servicios, y estaré allí para cuando esos servicios funcionen".

Por su parte, Kirby Jones, fundador de la Asociación de Comercio entre Estados Unidos y Cuba, dijo que el lanzamiento es prematuro.

"No es una cuestión de cuán rentable es, se trata de una cuestión de cuándo puede comenzar a operar", dijo. "Te estás perdiendo el punto. Y muchas compañías estadounidenses están perdiendo el punto".

Jones también dijo que se necesitan dos partes para hacer negocios. "El hecho de que las empresas de Estados Unidos quieren hacer negocios, no significa que puedan hacer negocios", dijo. "Tienen que tener la cooperación de los cubanos, y tiene que tener el reglamento de parte de Estados Unidos, porque no hay relación directa entre Cuba y la banca de Estados Unidos".

Pero Hakim dijo que existe un mercado en la industria turística cubana que atrae a visitantes de Europa y Canadá, donde Netflix se puede insertar.

"Los turistas se van a ir a hoteles, casas de huéspedes, albergues, casas particulares de las personas, lo que significa tener la línea de acceso a un equipo de televisión para poder ver Netflix, lo que sin duda sería una ventaja para cualquier hotel", dijo.

Hakim dijo, además, que Netflix podría tener el efecto secundario positivo potencial en la tecnología de las comunicaciones en Cuba.

"No es sólo la instalación, mejora la creación de acceso a internet, no sólo como una iniciativa comercial. Es una iniciativa a favor de la democracia. Es pro libertad de información, libertad de acceso en el ejercicio", dijo.

"Eso no puede interesar a Netflix de inmediato", dijo, "pero son las apuestas, Cuba comenzará a obtener la capacidad seria de internet, tal vez no en los próximos dos años, pero sí en los próximos cuatro o cinco".

"Desde el anuncio del restablecimiento de relaciones con Cuba, el presidente Obama ha suavizado algunas sanciones contra el país, como son la apertura de la isla a la expansión de viajes de Estados Unidos y las actividades agrícolas económicas. Pero otras sanciones de Estados Unidos contra Cuba requerirá de una acción del Congreso para ser levantadas", concluye el artículo de Lee.

XS
SM
MD
LG