Enlaces de accesibilidad

Servicio de ferries a Cuba no comenzaría hasta finales de 2016


Un ferry de la compañía Balearia. EFE

Empresarios interesados en invertir en el negocio del transporte marítimo con la isla afirman que las autoridades cubanas continúan dando largas al proyecto y han dicho que lo de los ferries "no es una prioridad".

Las expectativas de empresarios estadounidenses y españoles de establecer un servicio de ferries entre la Florida y Cuba no se verán cumplidas este año. Ejecutivos de firmas interesadas en invertir en el sector señalaron esta semana que los planes no se harán realidad hasta la segunda mitad de 2016 e incluso podrían demorar más.

La firma española Balearia, veterana en el sector, dijo este jueves que han propuesto invertir más de 35 millones de euros ($38 millones) en la construcción de una terminal de ferries en La Habana, pero Cuba no ha aprobado todavía ese proyecto, ni ningún otro relacionado con los ferries, informó el diario floridado Sun Sentinel.

El pasado mes de octubre, las autoridades cubanas achacaron al embargo la falta de infraestructuras para recibir los ferries. El director de Relaciones Internacionales del Ministerio de Transporte, Iván Ricardo Chacón, precisó que para comenzar los viajes se necesita llevar a cabo proyectos de construcción y reparación de instalaciones que Cuba no puede emprender por falta de créditos.

Al menos siete compañías han obtenido licencias del Gobierno estadounidense este año para operar ferries entre Florida y Cuba. Y los empresarios tenían la esperanza de poder iniciar los viajes este otoño, pero aún esperan por la decisión de las autoridades de la isla.

Bruce Nierenberg, presidente ejecutivo de United Caribbean Lines, dijo al Sentinel que "el Gobierno cubano ha dicho que podrían demorar varios meses", porque lo de los ferries "o es ahora una prioridad".

En su lugar, están enfocados en crear la infraestructura necesaria para recibir más cruceros, cuyos viajeros no necesitan hospedaje, y construir más hoteles para aprovechar el auge del sector turístico en la isla, subrayó Nierenberg.

El servicio de ferries no comenzaría "hasta la segunda mitad del 2016", dijo Nierenberg, y añadió que "Cuba se está tomando su tiempo".

El empresario dijo que United Caribbean Lines planea operar dos ferries-cruceros en horario nocturno desde Miami y Tampa.

Los barcos, de 500 camarotes cada uno, zarparían al atardecer y llegarían a La Habana en la mañana. En las bodegas cabrían unos 500 autos y alrededor de 1.500 contenedores, detalló.

Un billete de ida y vuelta costaría unos $295. El viajero podría rentar un compartimento por $150 para llevar hasta 1.000 libras de peso en equipaje. Pero, hasta el momento, los planes de Nierenberg y de otros empresarios son sólo ideas.

XS
SM
MD
LG