Enlaces de accesibilidad

¿Será Rousseff destituida en Brasil? Lo que manda la Constitución


Dilma Rousseff y el vicepresidente Michel Temer, líder del Partido del Movimiento Democrático Brasileño, quien asumiría como presidente si el Senado procede a juzgar a la mandataria.

Dos tercios de los votos en la Cámara de Diputados y una mayoría simple en el Senado bastarían para suspender a la Presidenta por seis meses y proceder al juicio político. Una destitución requeriría el apoyo de dos tercios de la cámara alta.

Próximos pasos hacia un juicio político contra la presidenta Rousseff

Una comisión de la Cámara de Diputados de Brasil recomendó el lunes por 38 votos contra 27 iniciar un juicio político a la presidenta Dilma Rousseff bajo cargos de violación de las leyes de presupuesto para favorecer su reelección en el 2014.

Según la Constitución de Brasil, los próximos pasos en ese proceso deberían ser los siguientes:

1) El pleno de la Cámara de Diputados deberá votar sobre los procedimientos de un juicio, lo que se espera que ocurra el domingo.

Los adversarios de Rousseff necesitan, para proceder, los votos de dos tercios de los 513 diputados (342). El presidente de la cámara baja, Eduardo Cunha, un feroz crítico de Rousseff, no votará. La mandataria requiere 171 votos o abstenciones para bloquear un juicio político.

2) Si Rousseff pierde la votación en la cámara baja, el Senado deberá votar sobre si la somete a un juicio político.

El momento de esta votación no está claro, ya que el presidente del Senado, Renan Calheiros, ha dicho que el Supremo Tribunal Federal tendría que proporcionar un calendario que indique cómo debe desarrollarse el proceso. Muchos observadores esperan que esta votación se lleve a cabo a principios de mayo.

Si el Senado acuerda por una mayoría simple llevarla a juicio, Rousseff podría ser suspendida de sus funciones por hasta seis meses, y el vicepresidente, Michel Temer, líder del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMBD), entidad que decidió abandonar la coalición de Gobierno, asumiría como Presidente interino.

El Senado tendría 180 días para llevar a cabo un juicio, encabezado por el presidente del Supremo Tribunal Federal, Ricardo Lewandowski. Analistas dicen que un juicio político, de ocurrir, sería un proceso rápido a causa de la crisis política en Brasil, y podría decidirse a finales de mayo.

3) Si dos tercios de los 81 miembros de la Cámara alta (54 senadores) votan por una destitución, Rousseff será despojada de sus derechos políticos y no podrá aspirar a cargos de elección popular por ocho años.

Temer sería confirmado Presidente para el resto del mandato de Dilma, que concluye el 31 de diciembre del 2018.

XS
SM
MD
LG