Enlaces de accesibilidad

Se acabó la leche fresca en Sancti Spíritus


Combinado Lácteo Empresa Río Zaza, Sancti Spíritus.

Desde hace más de una semana no hay posibilidades de vender leche refrigerada en la provincia de Sancti Spíritus porque la Empresa de Productos Lácteos Río Zaza está paralizada.

Los espirituanos que están autorizados a comprar leche fresca, por razones de edad o enfermedad han perdido por ahora ese privilegio.

Desde hace más de una semana no hay posibilidades de vender leche refrigerada en la provincia de Sancti Spíritus porque la Empresa de Productos Lácteos Río Zaza está paralizada.

"Afectaciones en los sistemas de refrigeración a causa del déficit de amoníaco por escapes en algunas partes de las tuberías provocaron la paralización total de la industria láctea espirituana, la cual se somete ahora a una reparación que le devolverá su funcionalidad, a pesar de que se trata de una tecnología con muchos años de explotación", fue la cautelosa explicación del diario provincial Escambray.

La esperanza de que a la planta se "le devolverá su funcionalidad" descrita en la información, deja sin respuesta por qué "a pesar de que se trata de una tecnología con muchos años de explotación", no se actualizó a tiempo esa industria vital para la población.

Según aseveró Leovigildo Jiménez Bécquer, director general de la planta su rotura "interrumpe el procesamiento y distribución de leche fluida en bolsa con destino a los más de 16 000 consumidores radicados en la ciudad cabecera y los de otros surtidos que se producen en la planta".

La parálisis, dijo el empresario estatal, afecta también la elaboración de yogur de soya dirigido al consumo social y a la merienda escolar de los ocho municipios de la provincia, alrededor de 20 toneladas diarias, así como la pasteurización de la leche y la fabricación de queso crema y otros productos que se venden en los mercados especializados y las Tiendas Recaudadoras de Divisa.

Como remedio a la situación, Jiménez Bécquer dijo se vende leche en polvo de importación para sustituir la fluida en bolsa a los consumidores que habitualmente la recibían, hasta lograr concluir las reparaciones en la industria láctea, que se espera estén concluidas durante el mes de marzo, pero sin fecha fija.

Los casi 28, 000 litros diarios de leche que llegan a la planta desde las vaquerías espirituanas se están desviando para la Fábrica de Quesos Mérida

Por lo pronto los residentes en la ciudad de Trinidad, autorizados a comprar leche, seguirán como hasta ahora, consumiendo 1.3 toneladas diarias de leche en polvo de importación, que cuesta unos $3,169 la tonelada en el mercado internacional.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG