Enlaces de accesibilidad

Sandy: estela de destrucción y muerte en EE.UU


Vista de la Casa Blanca tras el paso del ciclón tropical "Sandy" en Washington (Estados Unidos).

Al menos 29 personas han fallecido ya en Estados Unidos a consecuencia del huracán "Sandy", la mayoría de ellas por la caída de árboles sobre automviles y viviendas, según el recuento más reciente de la cadena de televisión CNN. El estado más afectado por la supertormenta fue Nueva York, donde según el canal se registraron 15 víctimas mortales, diez de ellas en la ciudad de Nueva York, según informó el gobernador Andrew Cuomo, lo que luego fue ratificado por el alcalde, Michael Bloomberg. El resto de los fallecidos se registraron dos en Maryland, tres en Nueva Jersey, dos en Connecticut, tres en Pensilvania, dos en Virginia y uno en Virginia Occidental, además de una tripulante del velero HMS Bounty, que naufragó a causa del huracán. En el estado de Pensilvania falleció un niño de ocho años después de resultar golpeado por un árbol derribado por la tormenta, según informó la policía. Además, el ciclón, que ya se está debilitando mientras avanza por el sur de Pensilvania, causó la muerte a otra persona en Canadá. Junto a los 67 fallecidos a su paso por varios países del Caribe, ya son 97 las víctimas mortales causadas por "Sandy". El alcalde de la Gran Manzana, Michael Bloomberg dijo en una rueda de prensa que sus pensamientos y plegarias están con los familiares de las víctimas, y calificó el hecho como trágico. El alcalde de Nueva York afirmó que los esfuerzos de las autoridades se están concentrados en restablecer el servicio eléctrico y el sistema de transporte público, lo que podría tardar entre cuatro y cinco días en reanudar operaciones. La tormenta Sandy causó una elevación de la marea de 13 pies en Manhattan, y muchos árboles fueron derribados en la zona. La ciudad de Nueva York comenzó las labores de limpieza tras el paso del meteoro la noche del lunes, mientras las autoridades cuantifican los daños causados por inundaciones, vendavales y apagones. Buena parte de la actividad económica del noreste de Estados Unidos seguía paralizada este martes por segundo día consecutivo, mientras comercios y propietarios de viviendas comienzan a evaluar los millones de dólares en pérdidas que deberán enfrentar tras el paso del huracán Sandy. Mientras los principales mercados de valores estuvieron dos días cerrados por primera vez desde los ataques terroristas del 11 de setiembre de 2001, el transporte continúa sin funcionar y más de ocho millones de clientes de las compañías de electricidad están sin luz. La empresa especializada Eqecat señaló que los daños totales por el huracán podrían rondar entre 10.000 millones y 20.000 millones de dólares, la mitad de ese total correspondiente a perjuicios sin seguros. Los economistas señalan que incluso considerando el dinero que será necesario para recuperar la actividad y reconstrucción, las pérdidas para la economía en su conjunto podrían alcanzar los 50.000 millones de dólares, un duro golpe al crecimiento del cuatro trimestre. Este apagón comercial de la costa este podría resultar en pérdidas para el producto bruto interno que podría superar los daños por infraestructura", dijeron Gregory Daco y Nigel Gault de IHS Global Insight. El gigantesco huracán que tocó tierra en Nueva Jersey en la noche del lunes convirtió a cuatro de las mayores ciudades del país, que son también centros económicos, en ciudades fantasma, incluyendo a Nueva York, capital mundial de las finanzas. El barrio financiero de Manhattan estaba desierto el martes por la mañana. Muchos operadores y analistas trabajaban desde sus casas, organizando teleconferencias con sus clientes. Las sedes de los bancos Goldman Sachs, Citigroup y New York Mellon permanecían cerradas. bolsa de Nueva York no había interrumpido actividades dos días seguidos por causa del clima desde las jornadas del 12 y el 13 de marzo de 1888, cuando la ciudad quedó sepultada bajo nieve. Los operadores esperan poder retomar actividades el miérco

Al menos 29 personas han fallecido ya en Estados Unidos a consecuencia del huracán "Sandy", la mayoría de ellas por la caída de árboles sobre automviles y viviendas, según el recuento más reciente de la cadena de televisión CNN.

El estado más afectado por la supertormenta fue Nueva York, donde según el canal se registraron 15 víctimas mortales, diez de ellas en la ciudad de Nueva York, según informó el gobernador Andrew Cuomo, lo que luego fue ratificado por el alcalde, Michael Bloomberg.

El resto de los fallecidos se registraron dos en Maryland, tres en Nueva Jersey, dos en Connecticut, tres en Pensilvania, dos en Virginia y uno en Virginia Occidental, además de una tripulante del velero HMS Bounty, que naufragó a causa del huracán.

En el estado de Pensilvania falleció un niño de ocho años después de resultar golpeado por un árbol derribado por la tormenta, según informó la policía.

Además, el ciclón, que ya se está debilitando mientras avanza por el sur de Pensilvania, causó la muerte a otra persona en Canadá.

Junto a los 67 fallecidos a su paso por varios países del Caribe, ya son 97 las víctimas mortales causadas por "Sandy".

El alcalde de la Gran Manzana, Michael Bloomberg dijo en una rueda de prensa que sus pensamientos y plegarias están con los familiares de las víctimas, y calificó el hecho como trágico.

El alcalde de Nueva York afirmó que los esfuerzos de las autoridades se están concentrados en restablecer el servicio eléctrico y el sistema de transporte público, lo que podría tardar entre cuatro y cinco días en reanudar operaciones.

La tormenta Sandy causó una elevación de la marea de 13 pies en Manhattan, y muchos árboles fueron derribados en la zona.

La ciudad de Nueva York comenzó las labores de limpieza tras el paso del meteoro la noche del lunes, mientras las autoridades cuantifican los daños causados por inundaciones, vendavales y apagones.


Buena parte de la actividad económica del noreste de Estados Unidos seguía paralizada este martes por segundo día consecutivo, mientras comercios y propietarios de viviendas comienzan a evaluar los millones de dólares en pérdidas que deberán enfrentar tras el paso del huracán Sandy.

Mientras los principales mercados de valores estuvieron dos días cerrados por primera vez desde los ataques terroristas del 11 de setiembre de 2001, el transporte continúa sin funcionar y más de ocho millones de clientes de las compañías de electricidad están sin luz.

La empresa especializada Eqecat señaló que los daños totales por el huracán podrían rondar entre 10.000 millones y 20.000 millones de dólares, la mitad de ese total correspondiente a perjuicios sin seguros.

Los economistas señalan que incluso considerando el dinero que será necesario para recuperar la actividad y reconstrucción, las pérdidas para la economía en su conjunto podrían alcanzar los 50.000 millones de dólares, un duro golpe al crecimiento del cuatro trimestre.

Este apagón comercial de la costa este podría resultar en pérdidas para el producto bruto interno que podría superar los daños por infraestructura", dijeron Gregory Daco y Nigel Gault de IHS Global Insight.

El gigantesco huracán que tocó tierra en Nueva Jersey en la noche del lunes convirtió a cuatro de las mayores ciudades del país, que son también centros económicos, en ciudades fantasma, incluyendo a Nueva York, capital mundial de las finanzas.

El barrio financiero de Manhattan estaba desierto el martes por la mañana. Muchos operadores y analistas trabajaban desde sus casas, organizando teleconferencias con sus clientes.

Las sedes de los bancos Goldman Sachs, Citigroup y New York Mellon permanecían cerradas.

bolsa de Nueva York no había interrumpido actividades dos días seguidos por causa del clima desde las jornadas del 12 y el 13 de marzo de 1888, cuando la ciudad quedó sepultada bajo nieve.

Los operadores esperan poder retomar actividades el miércoles toda vez que los locales donde funciona el parquet no se vieron afectados por el agua.

Los daños comenzaron recién a ser evaluados, pero algunos expertos señalan que las pérdidas por cierre de comercios podrían duplicar los perjuicios físicos tangibles por causa de la tormenta.

La agencia calificadora Fitch Ratings advirtió que si bien "muchas pólizas de seguro se verán afectadas" podrían producirse "interrupciones significativas" de la actividad comercial mientras se restablece la energía y otros sectores dañados.
XS
SM
MD
LG