Enlaces de accesibilidad

La izquierda salvadoreña y la "mancha" del asesinato del poeta Dalton


Jorge (d) y Juan José Dalton (i), hijos del poeta revolucionario salvadoreño Roque Dalton.

El poeta salvadoreño Roque Dalton, ganador del premio literario Casa de las Américas de Cuba en 1969, fue asesinado por sus propios compañeros del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) el 10 de mayo de 1975.

La izquierda salvadoreña, representada por el gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), todavía tiene la "mancha" del asesinato del poeta Roque Dalton (1975), que sigue sin aclararse, dijo a Efe uno de sus hijos.

"Dentro de la izquierda salvadoreña, este es el pasaje más triste, porque (...) todavía permanece con esa mancha de un crimen tan lamentable", en el que resultó muerto alguien que fue "un pilar fundamental de nuestra cultura", señaló Juan José Dalton.

"Todos los crímenes son lamentables, pero creo que esto tiene una connotación todavía peor, porque no fue el crimen contra un enemigo", fue contra "la misma gente", agregó.

Roque Dalton, ganador del premio literario Casa de las Américas de Cuba en 1969, fue asesinado por sus propios compañeros del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) el 10 de mayo de 1975.

El ERP fue uno de los cinco grupos que integraron en 1980 la guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), hoy transformado en fuerza política y en el partido que llevó al poder al actual presidente salvadoreño, Mauricio Funes.

"Tenemos ciento por ciento comprobado que fue Joaquín Villalobos el que disparó contra mi padre (...) y Jorge Meléndez fue la persona que estaba (...) presente ahí garantizando que ese crimen se cometiera", ya que esas fueron "las ordenes que les había dado el jefe de ellos (en el ERP), que era Alejandro Rivas Mira", agregó.

Meléndez actualmente es el secretario para Asuntos de Vulnerabilidad y director general de Protección Civil del gobierno salvadoreño.

Juan José Dalton señaló que el asesinato de su padre no fue el único que cometió el "sector de izquierda radical" en ese entonces, porque junto a él también mataron a "Armando Arteaga, un gran revolucionario, un gran sindicalista".

El hijo de Dalton recordó que su padre fue un poeta que decidió incorporarse a las filas insurgentes en un "momento histórico de los años 60 y 70", cuando "en el país imperaba una dictadura militar que ahogaba" a los más necesitados, por los que decidió luchar.

Pero sus compañeros lo asesinaron antes que se desatara el conflicto armado interno (1980-1992), que dejó 75.000 muertos, 8.000 desaparecidos y 12.000 lisiados.
Ante esta injusticia, que aún continua en la impunidad, Juan José Daltón recalcó que "sería un acontecimiento histórico" que la izquierda reconociera el hecho e hiciera algo para aclararlo.

En la actualidad, el excomandante guerrillero Salvador Sánchez Cerén es el candidato presidencial del FMLN para las elecciones de febrero de 2014 y, ante su eventual triunfo, el hijo del poeta muerto le pidió que aclare el caso: "No sé si lo puede hacer, pero creo que lo tiene que hacer, es una necesidad histórica".
Sería "realmente un homenaje, no solo a Roque Dalton, sino a todos los que cayeron en estas circunstancias y en la guerra de este país", agregó.

Sánchez Cerén y Norman Quijano, de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), son los candidatos favoritos, pero pese a ello no cuentan con el 50 % más uno de la intención de voto para ganar en primera vuelta, según las últimas encuesta.
Las obras de Dalton gozan de reconocimiento en el mundo literario nacional e internacional, pero tienen más peso en el extranjero.

Entre sus obras más destacadas están "El turno del ofendido", "Taberna y otros lugares", por la que ganó el premio Casa de las Américas de Cuba en 1969; "Poemas Clandestinos", "Las historias prohibidas del Pulgarcito", "Los pequeños infiernos" y "Miguel Mármol".

La familia Dalton ha luchado por que se desvele la verdad y se haga justicia por el asesinato del poeta, pero hasta la fecha los intentos han fracasado.

Los familiares ha acusado al actual presidente, Mauricio Funes, de proteger a uno de sus supuestos ejecutores, Jorge Meléndez.

En enero de 2012, un tribunal salvadoreño dictó el sobreseimiento definitivo del caso Dalton con el argumento de que ya había prescrito el crimen.

Antes de esa decisión, en 2011, los dos hijos de Dalton, Juan José y Jorge, acudieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que les ayudara a esclarecer el asesinato de su padre y el caso sigue tramitándose en ese organismo.

"Estamos esperando que la comisión termine su proceso, porque al final, a lo mejor dentro de diez años o dentro de quince años, si es que condena a El Salvador, va a ordenar abrir el proceso", dijo esperanzado.

Conocer la verdad y hacer justicia es "lo máximo que podemos pedir", enfatizó.
Dalton, pese a que es uno de los personajes más representativos del país en el ámbito literario, no cuenta con una tumba para que le rindan tributo, porque sus ejecutores hicieron desaparecer su cuerpo.

Pese a ello, 38 años después de su asesinato, "estamos en la búsqueda de los restos y primero Dios (...) lo vamos encontrar, porque no hemos parado de investigar todo, todo, lo que se refiere a la verdad", afirmó Juan José Dalton.
XS
SM
MD
LG