Enlaces de accesibilidad

Exigen los rusos justicia a 3 años del asesinato de Boris Nemtsov


Beris Nemtsov memorial opposition march

"Toda la responsabilidad política por la muerte de Nemtsov la tiene el presidente Putin", dijo Yavlinski al opositor canal de televisión Dozhd.

La marcha que recorrió hoy el centro de Moscú en memoria del líder opositor Borís Nemtsov, asesinado hace tres años a pocos metros del Kremlin, dio visibilidad a miles de personas descontentas con el mandatario ruso, Vladímir Putin, a tres semanas de las elecciones presidenciales en el país.

Marcha en Rusia recordando a Boris Nemtsov, opositor asesinado en el 2015
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:49 0:00

Los gélidos 15 grados bajo cero que se viven hoy en la capital rusa no fueron un obstáculo para los que quisieron honrar la memoria de Nemtsov, pero resulta difícil ofrecer un dato fiable de participación, cifrada en hasta 20.000 personas por los organizadores y en apenas 4.500 por la policía.

Beris Nemtsov memorial opposition march
Beris Nemtsov memorial opposition march

Al frente de la marcha estaban, entre otros líderes opositores, dos candidatos a las presidenciales del próximo 18 de marzo: el veterano Grigori Yavlinski, dirigente del partido liberal Yábloko, y la periodista Ksenia Sobchak.

"Toda la responsabilidad política por la muerte de Nemtsov la tiene el presidente Putin", dijo Yavlinski al opositor canal de televisión Dozhd.

Sobchak, quien se posiciona como la candidata de toda la oposición liberal, denunció que la muerte de Nemtsov es una prueba de que en Rusia se mata a la gente "por lo que dice y lo que piensa".

Al igual que en años anteriores, la marcha en memoria de Nemtsov se convirtió en un acto de protesta contra Putin y la administración que dirige desde hace casi dos décadas.

Los partidarios del carismático dirigente opositor, asesinado por la espalda el 27 de febrero de 2015, acusan al mandatario ruso de haber creado un clima de odio contra todo aquel que se atreve a poner en duda las ideas y las políticas impuestas por el Kremlin.

"¡La venganza es inevitable! ¡No perdonaremos, ni olvidaremos!", rezaba una pancarta al frente de la marcha, en referencia a que los verdaderos culpables del asesinato, en opinión de los partidarios de Nemtsov, siguen en libertad.

Al inicio de la marcha, todos los participantes pudieron hacerse con una pancarta con una foto de Nemtsov, acompañada de alguna de sus frases más célebres, o una bandera de Rusia, preparados por los organizadores del acto.

"Rusia será libre", "La democracia es el derecho a echar a los que gobiernan" y "Este es mi país" son algunas de las palabras de Nemtsov que aparecían en las pancartas.

Concluida la marcha, muchos manifestantes se dirigieron al puente donde fue asesinado el líder opositor para depositar flores en el lugar de los hechos.

También fueron miles las personas que se sumaron a la protesta en San Petersburgo, la segunda ciudad del país, mientras que en una treintena de ciudades de toda Rusia se celebraron actos mucho más modestos, con cientos de participantes.

Cinco hombres, todos ellos oriundos de la república de Chechenia, en el Cáucaso Norte ruso, fueron juzgados y condenados el pasado verano por preparar y perpetrar el asesinato de Nemtsov.

El considerado autor material de los disparos, Zaur Dadáev, cumplirá una pena de 20 años de prisión, mientras que el resto pasará en la cárcel entre 11 y 19 años.

Las autoridades, que reconocen no haber localizado a los organizadores ni tampoco a los autores intelectuales del crimen, consideran que el asesinato fue organizado por el también chechén Ruslán Mujudínov, declarado en busca y captura.

Mujudínov, a su vez, era el chófer de Ruslán Guereméyev, subcomandante del batallón Sever (Norte) del Ministerio de Interior de Chechenia en el que servía Dadáev.

La hija del opositor asesinado, Zhanna Nemtsova, ha asegurado que "la investigación prácticamente constató que Guereméyev, próximo al entorno del presidente chechén (Ramzán Kadírov), era el jefe del grupo criminal, pero ni fue imputado ni tampoco declarado en busca y captura".

Desde el principio de la investigación, la familia de Nemtsov y sus camaradas políticos han considerado que Kadírov y gente de su entorno deberían ser al menos interrogados.

Tras la detención de Dadáev, el líder de Chechenia salió en su defensa y le calificó de "auténtico patriota de Rusia", además de reconocer que le conoce personalmente.

El entorno de Nemtsov considera que el líder opositor fue asesinado por motivos políticos y recuerda que fue tiroteado cuando investigaba la muerte de soldados rusos en Ucrania.

XS
SM
MD
LG