Enlaces de accesibilidad

Rosa María Payá satisfecha del apoyo recibido en España


Rosa María Payá, hija del opositor cubano Oswaldo Payá, quien regresa en los próximos días a la isla "satisfecha" de los apoyos recibidos en España y en otros países europeos a favor de que se abra una investigación internacional sobre la muerte de su pad

La hija del fallecido opositor Oswaldo Payá regresa a Cuba tras promover en el extranjero una investigación que aclare las circunstancias en que murieron su padre y Harold Cepero.

Rosa María Payá, hija del opositor cubano Oswaldo Payá, regresa en los próximos días a la isla "satisfecha" de los apoyos recibidos en España y en otros países europeos a favor de que se abra una investigación internacional sobre la muerte de su padre el año pasado y de una transición en Cuba.

"Tenía los objetivos de implementar esta investigación internacional y apoyar la causa de los derechos en Cuba a través de iniciativas concretas como el Proyecto Varela o el Camino del Pueblo, y en este sentido me voy con esperanzas porque hemos empezado a dar pasos definitivos", señaló este lunes Rosa María Payá en una entrevista con EFE en Madrid.

La hija del fallecido opositor se refería a sus gestiones ante la ONU en Ginebra, y ante el Parlamento Europeo en Bruselas, donde pidió que se respalde su petición para que una comisión internacional independiente investigue las circunstancias del accidente de tráfico en el que fallecieron su padre y otro opositor, el pasado julio en Cuba, cuando conducía el joven político español Ángel Carromero.

"Se van a poner en marcha varias iniciativas en los próximos días. Y espero un pronunciamiento del Parlamento Europeo en el futuro cercano sobre la investigación internacional acerca de la situación de represión en Cuba y en apoyo a las demandas que el mismo pueblo cubano ha hecho a favor de sus derechos", señaló Payá.

"Mi objetivo era reunir toda la solidaridad y el apoyo que estaba disperso y comenzar a darle una orientación y un sentido para ser más efectivos. En ese sentido, me voy más o menos satisfecha aunque no lo estaré por completo hasta que no se abra la investigación internacional y no logremos los derechos en Cuba", subrayó.

A las iniciativas ante la ONU y el Parlamento Europeo se sumó estos días Estados Unidos, donde la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, dijo que su gobierno apoya las peticiones para que se abra una investigación independiente sobre la muerte de Oswaldo Payá y Harold Cepero.

En España, se mostró agradecida del apoyo recibido de partidos como el Popular (PP) y Unión Progreso y Democracia (UPyD), y recordó que fue recibida por el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García- Margallo.

Pero manifestó que "el comportamiento del PSOE ha sido ofensivo". Indicó que pidió una reunión con sus representantes y la respuesta no fue nada amable.

"Prácticamente, nos acusaban de utilizar un accidente de tránsito con fines políticos. Es bastante ofensivo. Sin embargo, no tomo esa actitud del PSOE como un descrédito para toda la izquierda", señaló en una entrevista con intereconomia.com

La joven mantiene que la muerte de su padre no fue un accidente, como declaró recientemente Ángel Carromero en una entrevista con el diario "The Washington Post", aunque el Gobierno español -que logró que viniera a España el pasado diciembre para cumplir la pena de cuatro aos impuesta en Cuba por homicidio imprudente- respalda la versión oficial.

Rosa María Payá, que se entrevistó con Carromero en Madrid, asegura que las declaraciones de éste "sólo confirman lo que ya sabíamos, en base a las declaraciones de la policía el día del accidente, los mensajes que ya son públicos en los que los dos muchachos extranjeros (el español y un político sueco que viajaba con ellos) pedían auxilio y decían que habían sido embestidos por otro auto".

Acerca de por qué Carromero decidió hablar a un periódico y no ante los tribunales, Rosa María Payá se limitó a decir que "es la manera que él escogió, el tendrá sus razones, yo estoy satisfecha de que lo haya hecho". Agregó que espera "volver a ver a Ángel para despedirme", aunque no entró en detalles sobre este encuentro de último minuto.

La hija de Payá reiteró su denuncia de que su familia "está siendo intimidada y amenazada de muerte, y ya sabemos que estas amenazas no se quedan en palabras", señaló.

Rosa María arribó a España en la segunda semana de febrero y viajará a Estados Unidos el miércoles 3 de abril.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:50 0:00
XS
SM
MD
LG