Enlaces de accesibilidad

Romney evade responder a decisión sobre ilegales


Fotografía de archivo del aspirante presidencial republicano Mitt Romney.

Afirma que desconoce por qué Obama "considera que las medidas para salir del paso son la forma correcta de actuar"

El aspirante presidencial republicano Mitt Romney declinó el domingo responder directamente qué hará, si gana las elecciones, con la política anunciada el viernes por el mandatario demócrata Barack Obama, que permite resolver la situación de cientos de miles de jóvenes inmigrantes que viven irregularmente en Estados Unidos.

El virtual candidato conservador declaró a la cadena CBS que, de ser presidente, la orden ejecutiva de Obama "será superada por los hechos... en virtud de mi puesta en vigencia de una solución de largo plazo".

Durante la entrevista en el programa "Face the Nation" se le preguntó tres veces a Romney si anularía la medida de Obama, pero no dio una respuesta directa.

En cambio, afirmó que buscaría la aprobación de una ley para ayudar a los jóvenes que "fueron traídos por su padres sin incurrir en falta por su cuenta". Romney dijo que desconoce por qué Obama "considera que las medidas para salir del paso son la forma correcta de actuar".

La agencia Prensa Asociada (AP) dijo que al evitar una respuesta abiertamente en contra de la decisión de Obama, las declaraciones del aspirante republicano representan un nuevo ablandamiento de su retórica sobre la inmigración ilegal desde que terminó la etapa de las primarias republicanas.

Por ejemplo, antes de las asambleas de Iowa en enero, cuando buscaba ganarse la base conservadora del Partido Republicano, prometió vetar una legislación apoyada por los demócratas que habría abierto el camino de la ciudadanía a inmigrantes irregulares llevados a Estados Unidos cuando niños.

En vez de enfatizar el suplicio de los inmigrantes sin autorización para estar en el país, Romney abordó las consecuencias de la inmigración ilegal en los empleos en Estados Unidos.

La agencia Reuters dijo que Romney acusó a Obama de actuar con motivaciones políticas antes de las elecciones del 6 de noviembre para ofrecer permisos de trabajo a miles de inmigrantes ilegales que llegaron a Estados Unidos siendo niños.

El asesor de la Casa Blanca David Plouffe dijo que el cambio al reglamento inmigratorio no era una movida política sino a la "implementación de una decisión" tomada por el Departamento de Seguridad Nacional del país.

El gobierno de Obama afirmó que el cambio de política anunciado el viernes favorecerá a unos 800.000 inmigrantes que han vivido con el temor de la deportación.

AP señala que la decisión de Obama elude al Congreso y logra en parte las metas de la estancada legislación de los demócratas dirigida a los jóvenes inmigrantes irregulares que fueron a la universidad o estuvieron en las fuerzas armadas.
XS
SM
MD
LG