Enlaces de accesibilidad

Renuncian parlamentarios indígenas del Partido Parlamentario del presidente Evo Morales, en medio de protestas de conductores del transporte público

Cinco parlamentarios indígenas del oriente de Bolivia abandonaron este miércoles la alianza con el partido del presidente Evo Morales para crear su propio grupo.

El grupo de parlamentarios fueron elegidos desde las filas del partido de Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS), en las elecciónes de 2009.

Todos son miembros de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente de Bolivia (CIDOB), que responde a los indígenas de tierras bajas.

"Por determinación soberana de los pueblos indígenas, la CIDOB, sus regionales, los 34 pueblos indígenas representados en esta instancia, se determinó por un pedido reiterado la conformación oficial de la bancada indígena en el seno de la Asamblea Legislativa", dijo el diputado indígena Pedro Nuni.

Señaló además que el MAS debe entender su disposición de no responder a las filas del partido del que fueron aliados y llamó a más asambleístas a sumarse.

Por su parte el diputado por el MAS, Fidel Surco, explicó que no es posible que los 5 parlamentarios creen un bloque diferente.

Nuni hizo el anuncio ante la sospecha que quieran anular una ley que consiguieron con una protesta.

En septiembre de 2011 lideraron una marcha de más de 400 kilómetros para llegar a La Paz a protestar contra la construcción de una carretera proyectada a atravesar el Territorio Indígena Parque Nacional del Isiboro Sécure (TIPNIS) y con ello consiguieron que Morales cancele la obra mediante una ley.

La trayectoria duró 62 días y Morales registró una popularidad baja, tras ello le arrancaron la ley a Morales. Nuni apuntó que harán respetar esta ley después que otra marcha está cerca de llegar a La Paz, la cual pide la construcción de la carretera.

El sector llamado Consejo Nacional de Indígenas del Sur (Conisur) que marcha desde diciembre con destino a La Paz, se prevé que llegue la próxima semana.

Mientras hay otra protesta en marcha, chóferes del transporte público se enfrentaron a la guardia municipal en La Paz, Bolivia.

La tarde del miércoles bloquearon calles y avenidas en protesta por una ley que proyecta la Alcaldía para controlar las tarifas y la calidad de ese servicio.

Decenas de conductores cerraron con sus vehículos el centro de la ciudad para exigir al alcalde Luis Revilla, del Movimiento Sin Miedo (MSM), que renuncie a regular ese servicio.

Los enfrentamientos violentos causaron destrozos cuando guardias municipales impidieron a los transportistas entrar a la sede de la Alcaldía, mostraron canales de televisión locales, sin embargo las autoridades sólo informaron de lesiones menores.

Los conductores se niegan a ser controlados por la Alcaldía y exigen un incremento de tarifas así como mejorar el mantenimiento de calles de La Paz porque están deterioradas, entre otras demandas.

Los transportistas se reunirán con el alcalde Revilla.

XS
SM
MD
LG