Enlaces de accesibilidad

noticias

RESTOS DEBILITADOS DEL HURACAN JEANNE BARREN EL NORTE DE FLORIDA


Jeanne, que como huracán de Categoria 1 y a ratos 2, barrió la Florida durante el fin de semana con vientos de hasta 115 millas por hora (184 kilómetros por hora), avanzaba ya debilitado como perturbación ciclónica (tormenta tropical) el lunes por el norte de Florida en dirección al vecino Estado de Georgia con viento máximo sostenido de unas 45 millas por hora (72 kph).
Las autoridades informaron que Jeanne causó seis muertes en la Florida. La semana pasada, cuando todavía no había alcanzado categoría de huracán, las lluvias torrenciales de la perturbación ciclónica Jeanne causaron inundaciones en Haití, República Dominicana y Puerto Rico dejando un saldo de más de 2,000 muertos.
Al aproximarse a la Florida después de pasar por las Islas Bahamas, Jeanne alcanzó fuerza de huracán y entró en Florida por la costa situada entre Vero Beach y Jupiter Inlet. Era entonces el cuarto huracán que azotaba a Florida en cuatro o cinco semanas.
En la Península de la Florida Jeanne arrancó tejados con viento de hasta 115 millas por hora. Se había pronosticado que al tocar tierra en Florida, Jeanne seguiría la línea de la costa hacia el norte, pero en vez de ello continuó avanzando por tierra hacia el oeste y finalmente torció algo hacia el suroeste para tomar aparente trayectoria hacia la ciudad de Tampa y el Golfo de México.
Sin embargo, Jeanne no llegó a Tampa. pues viró hacia el norte en una trayectoria que el lunes al amanecer lo llevó cerca de la frontera de Florida y Georgia.
Hasta ese momento, la tormenta había dejado sin electricidad a unos cuatro millones de personas en Florida y una estela de árboles derribados y viviendas destruidas. Los daños materiales se calculaban el lunes en varios miles de millones de dólares, que se suman a otros muchos miles de millones de dólares en daños causados por los tres huracanes anteriores que azotaron a la Florida.
El domingo Jeanne dio síntomas de debilitamiento cuando la fuerza del viento disminuyó a 50 millas por hora (80 kph), pero seguía amenazando con generar peligrosos tormados y lluvia torrencial en el norte de Florida y Georgia en su trayectoria hacia el Estado de Carolina del Sur.
XS
SM
MD
LG