Enlaces de accesibilidad

Republicanos rechazan cierre de prisión de Guantánamo


Kelly Ayotte, senadora republicana por New Hampshire, y su homólogo por Arizona, John McCain.

La Casa Blanca admitió que la acción del Congreso dificulta a Obama cumplir su objetivo de cerrar esa instalación en Cuba.

Refiriéndose a los recientes ataques terroristas en París, el martes senadores republicanos propusieron restricciones a la capacidad del presidente Barack Obama para transferir a sospechosos de terrorismo de la prisión federal de Bahía de Guantánamo a otras partes durante el resto de su período.

La Casa Blanca admitió que la acción del Congreso dificulta a Obama cumplir su objetivo de cerrar esa instalación en Cuba.

"Ahora no es el momento para estar vaciando Guantánamo", dijo la senadora Kelly Ayotte, de Nueva Hampshire, a reporteros en el Capitolio durante una conferencia de prensa en la que advirtió sobre amenazas recientes, lamentó la transferencia de reos de la base de la Armada estadounidense a otras naciones e introdujo una legislación de mayor alcance.

Obama ha presionado para cerrar la prisión de Guantánamo desde que asumió la presidencia en enero de 2009, pero ha enfrentado fuerte oposición de legisladores republicanos y de algunos demócratas que argumentan que la instalación es el sitio ideal para tener a sospechosos de terrorismo desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 en territorio estadounidense.

Los ataques recientes en Francia que costaron 17 vidas fueron mencionados reiteradamente mientras Ayotte y otros tres senadores del Partido Republicano (el presidente de la Comisión de Servicios Armados, John McCain; el presidente del panel de Inteligencia Richard Burr; y Lindsey Graham, de Carolina del Sur) criticaban ampliamente el accionar del Gobierno para cerrar la instalación en Guantánamo.

"Cuando miramos a París y lo vemos en tiempo real (...) cualquiera en Guantánamo es una fuente legítima a la cual acudir" para un interrogatorio sobre información de inteligencia, dijo Burr.

McCain dijo que el Gobierno ha fracasado en crear un plan sobre el manejo de la población carcelaria de Guantánamo, la cual suma ahora 127 reos. Señaló que, con apoyo fuerte de los republicanos en la Cámara de Representantes, su comisión se movería velozmente con relación a la iniciativa de ley.

Graham agregó que no se permitiría que los detenidos salgan "para planear otro 11 de septiembre".

La legislación prohibiría durante dos años los traslados a Yemen, suspendería la transferencia de presuntos terroristas de riesgo alto y medio durante el mismo período y revocaría la ley actual que permitió al Gobierno transferir prisioneros a otros países y reducir la población de la prisión de Guantánamo.

La ley prohibiría la trasferencia de sospechosos de terrorismo a naciones extranjeras si ha existido un caso confirmado en el que un individuo que fue transferido de Guantánamo se involucró en cualquier actividad terrorista.

El Gobierno ha estado transfiriendo prisioneros a otros países, otorgándoles libertad de movimiento. Cinco hombres que estuvieron detenidos en Guantánamo una docena de años sin ser acusados formalmente fueron enviados a Kazajistán a fines de diciembre.

Casi 30 prisioneros fueron reubicados en otros países el año pasado como parte del renovado esfuerzo de Obama para cerrar el centro de detención.

Se espera ampliamente que el Gobierno se oponga a la legislación. En la Casa Blanca, el vocero Josh Earnest dijo que legisladores de ambos partidos "han establecido obstáculos que han dificultado mucho al Presidente conseguir el objetivo de cerrar la prisión en la Bahía de Guantánamo".

XS
SM
MD
LG