Enlaces de accesibilidad

El pollo también lo venden por la libreta de racionamiento. Una vez al mes le corresponde a cada persona una libra, sin embargo en la carnicería ubicada en Cruz Verde entre Máximo Gómez y Martí, del municipio Guanabacoa en La Habana, no siempre venden la cantidad requerida, destaca en un reporte Maritza Concepción de la Red Cubana de Comunicadores.

Según la reportera hace apenas unos días la señora Maricela Quintana Valera, vecina de la Calle Cruz Verde No. 30, entra Máximo Gómez y Martí, junto con dos personas más fueron al establecimiento donde estaba el dependiente y le tiraron el pollo al mostrador, porque les faltaba peso.

A Maricela en el peso del pollo de cuota le faltaban dos libras pero luego del reclamo el carnicero se asustó y le añadió lo que faltaba, informó la reportera.
XS
SM
MD
LG