Enlaces de accesibilidad

Dos reporteros relatan lo ocurrido el domingo en La Habana


Reporta Cuba. Domingo antes de la detención. Foto: Agustín López.

"Un policía me agarró por el cuello, me arrastró hacia el carro, me golpearon por la cabeza, me decían que dejara la oposición que esto no se iba a caer nunca", relató un reportero.

Los reporteros independientes Agustín López y Rubén Darío fueron detenidos el domingo en La Habana cuando cubrían las actividades de grupos opositores en el parque Gandhi en Miramar.

Rubén Darío dijo a Martí Noticias que "esas acciones ocurren todos los domingos porque las fuerzas militares quieren impedir que lancemos al aire las fotos de los presos políticos y proclamas con peticiones ciudadanas".

En su relato, el comunicador precisó que la policía uniformada se abalanzó contra ellos cuando iban a abordar el ómnibus en la parada de 3ra. y 28 en Miramar y los llevaron para el "campo de detención de Tarará a las mujeres y para el centro de detención conocido por Vivac a los hombres".

"Un policía me agarró por el cuello, me arrastró hacia el carro donde me esposaron fuertemente y me golpearon por la cabeza y la barriga para llevarme junto a los demás hasta el Vivac, me decían que dejara la oposición que esto no se iba a caer nunca", relató.

Horas después fueron liberados en diferentes puntos de la ciudad, dijo.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:20 0:00

Por su parte, Agustín López publicó en su blog Dekaisone un post titulado No se detiene la caravana del terror en Cuba, donde relata lo ocurrido en la capital cuando las fuerzas militares detuvieron a decenas de Damas de Blanco, opositores y comunicadores.

"...Salimos por la calle 26 rumbo a la parada de 28 y tercera. Los rayos del sol caen perpendiculares sobre las aceras. El calor hace sudar los cuerpos. Los activistas hombres se adelantaron seguidos del grupo de Damas de Blanco, las dos paradas estaban vacías".

"...Caminé por el borde de la vía sin quitarle la vista a mi hermana que va delante. Todo parece normal pero de pronto se convierte en una vorágine de ruidos de autos y chirridos de gomas pegadas en el pavimento".

"...Primero aparecen los autos de civil. Dos de ellos se detienen a mi lado y se tiran hombres como fieras enfurecidas. Uno de los sicarios castristas me toma del brazo izquierdo, le tiemblan las manos, no miro, no me interesa verle el rostro. Todos son esbirros".

"... La puerta del carro jaula se abre de nuevo y delante de mis pies choca contra las planchas de hierro del piso el rostro de Jorge Arufe cuyo cuerpo ha sido catapultado desde el exterior por varios de los matones".

"...La mitad del cuerpo de la cintura para abajo le cuelga hacia fuera y debido a las manos esposas a la espalda le es imposible incorporarse y por unos instantes permanece en esa posición hasta que logro incorporarlo, entonces no puedo soportar más y de mi pecho brota un grito con todas mis fuerzas. Asesinos. Muchos de los matones me miran desde abajo pero ninguno hace ademán de golpearme".

"...El señor del hueco en el pecho con las manos esposadas a la espalda sigue jadeando con sus conmovedores estertores, entonces entre todos logramos quitarles las esposas plásticas buscando que estabilice su respiración. El hombro de Jorge comienza a tomar un color sanguinolento".

"... La furgoneta parte y se aleja de donde continúan esposando, golpeando y subiendo a los vehículos a las Damas de Blanco y los activistas. La Caravana del Terror comienza su viaje de costumbre".

Para leer el post completo puede pinchar en este enlace.

XS
SM
MD
LG