Enlaces de accesibilidad

El reportero Arnaldo Ramos Lauzurique aborda la situación del centro deportivo El Pontón, situado en la calle Manglar, entre Oquendo y Nueva del Pilar, municipio de Centro Habana, y advierte que el lugar "no tiene arreglo".

"El deterioro de El Pontón ha sido tradicionalmente un motivo de descontento por parte de la población. El deterioro de sus áreas e instalaciones no permite un uso adecuado para los jóvenes y niños, y sobre todo porque se inunda ante cualquier aguacero de mediana intensidad.

Ante las numerosas quejas y comentarios fueron acometidas -cinco años atrás- obras en sus sistemas de drenaje, que supuestamente debían erradicar el estancamiento de las aguas ante las lluvias.

También se realizaron trabajos de mantenimiento en 2014, consistentes en lo fundamental en cercar todo el perímetro del parque, cuya principal significación ha sido impedir el acceso interior entre las calles Oquendo y Nueva del Pilar, obligando a las personas a dar un largo rodeo.

Estos trabajos no incluyeron la puesta en funcionamiento de la piscina, que era la máxima atracción de la instalación, desactivada hace más de diez años y que parece estar condenada al abandono.

Las intensas lluvias del pasado 29 de abril, convirtieron el interior del lugar en una laguna, mientras en sus exteriores, la inundación alcanzó más de un metro y las aguas retrocedieron muy lentamente -debido en lo fundamental- a que corrieron por una pendiente calle abajo porque la tupición de las alcantarillas no permitía otra cosa.

Los vecinos del lugar sostienen que ni antes de las obras de drenaje había ocurrido una acumulación tal de líquidos, que no se pueden llamar “aguas”, por su alto contenido de todo tipo de materias.

Todo se junta en este desastre, lluvias intensas, pésimos trabajos constructivos y deficientes labores comunales", precisó el reportero.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG