Enlaces de accesibilidad

Vestir al bebé con ropa usada es opción inmediata para la familia cubana


Una mujer carga a su pequeño hijo en La Habana. Archivo.

El reglamento de ventas a la embarazada estipula que la entrega del módulo debe hacerse en las primeras semanas del embarazo pero en realidad no ocurre así.

Las familias cubanas que esperan la llegada de un bebé enfrentan serias dificultades para completar la canastilla porque en las tiendas estatales sólo le venden a la embarazada un módulo de artículos de primera necesidad que "resuelve muy poco", dijo a Martinoticias Bárbara Viera, residente en Cabaiguán, Sancti Spíritus.

Una mujer carga a su pequeño hijo en La Habana, agosto de 2014.
Una mujer carga a su pequeño hijo en La Habana, agosto de 2014.

El "módulo para el bebé" está compuesto por ocho metros de tela antiséptica, dos toallitas, cuatro jabones, un pomo de crema, uno de colonia, y cuatro metros de gasa para higiene personal, el resto debe conseguirse "por la izquierda", explicó Viera.

El reglamento de ventas a la embarazada estipula que la entrega del módulo, cuyo precio no rebasa los sesenta pesos, debe hacerse en las primeras semanas del embarazo pero en realidad no ocurre así.

Alexander Verdecia residente en Río Cauto, provincia Granma, espera la llegada de su hijo este mes y su esposa: "Fue a comprar lo que vende el régimen para los bebé en Río Cauto y existe una lista de 77 embarazadas en espera de la ayuda".

Para nadie es un secreto que las demoras en la venta y el escaso "módulo" no resuelven "ni para el primer día" y eso obliga a la familia a buscar desesperadamente opciones, dijo Viera, que ayudó en los últimos meses a "componer" la canastilla de su cuñada.

Lo más común es que la gente apele a los conocidos para que les "pasen la ropa y pañales usados". Otros hacen mil sacrificios para reunir el dinero y poder comprar en las Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD) o en las "tiendas por la izquierda" que hay en casi todos los pueblos.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:46 0:00

Los precios son muy altos en las TRD y la gente casi nunca compra en ellas porque los artículos no tienen calidad.

También en las tiendas privadas el precio es elevado. En Cabaiguán, una señora tiene una "tiendecita privada" y "hay de todo pero muy caro", dijo Viera.

El precio de una "cuna con colchón" oscila entre los 1.500 y 300 pesos, los ropones dobles para el bebé los venden entre 25 y 35 pesos, las mediecitas entre 10 y 15 pesos. Los pañales de tela antiseptica sólo se consigue en 10 o más CUC, el toallón entre 4 o 5 CUC y los paquetes de pampers según la cantidad del paquete pueden alcanzar los 3 CUC, concluyó la mujer.

"Para tener un hijo en Cuba hay que pensarlo bien debido a la miseria en que vivimos", lamentó Verdecia.

  • 16x9 Image

    Idolidia Darias

    Idolidia Darias estudió Lengua y Literatura en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela en Santa Clara, Villa Clara, Cuba. Es autora  del libro “Escambray, la historia que el totalitarismo trató de sepultar”  y coautora de “Cuba: desplazados y pueblos cautivos”.
    Es autora del blog lafronteratransparente.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG