Enlaces de accesibilidad

La terminal número tres del Aeropuerto internacional José Martí de La Habana mantiene desde hace meses la exclusividad de sus salones al cerrar las puertas a familiares y amigos que acuden al lugar para recibir o despedir a los visitantes, destaca en un reporte el periodista independiente Mario Hechavarría Driggs.

foto / Mario Hechavarría
foto / Mario Hechavarría

El comunicador señala que " De visita en el lugar, bajo amenaza de un torrencial aguacero típico del verano tropical, para los miles de visitantes a la espera, quedó como único refugio el alero del primer piso, sin asientos donde acomodarse.

Un parqueo aledaño ofrece algunos bancos, diseminados al aire libre dentro de un área extensa, casi siempre poblada de automóviles. Ni siquiera una carpa protege a las miles de personas allí congregadas. Dos contenedores sirven de baños públicos, en uno de los extremos del largo techo que bordea al edificio, destaca el reportero.

XS
SM
MD
LG