Enlaces de accesibilidad

Escándalo por prácticas homosexuales tambalea a la Policía de Colombia


Fotografía de archivo del director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino durante la pronunciación de un discurso el 30 de enero de 2015, en la Fiscalía General de la Nación, en Bogotá (Colombia). Palomino, anunció hoy, miércoles 17 de febrero d

El director de la policía colombiana renunció el miércoles y el día antes lo había hecho un viceministros del Interior.

El director de la policía colombiana renunció el miércoles a su cargo un día después de que la procuraduría abriera en su contra una investigación formal por presuntas faltas disciplinarias que irían desde el incremento injustificado de su patrimonio hasta su aparente participación en una red de prostitución masculina.

"He tomado la decisión, en el seno de mi hogar, junto al cuerpo de generales y de cara al país, de pedirle al señor presidente (Juan Manuel Santos) que me aparte del cargo como director general de la Policía", aseguró el general Rodolfo Palomino en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado de su esposa y sus hijos.

Poco después, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, comentó a la prensa que recibía con tristeza la renuncia de Palomino, destacó sus logros al frente de la entidad, aceptó su dimisión y advirtió que en breve, tanto él como Santos, darán a conocer el nombre del nuevo director de la policía.

"Que no celebren las mafias el retiro del señor general Palomino, que no celebren ni terroristas ni criminales", enfatizó Villegas.

Palomino explicó que dimitía pese a que "no soy culpable de ninguno de los cargos que se me imputan" y porque "no puedo permitir que un director de la Policía esté siendo investigado y puesta en duda su honorabilidad".

De acuerdo con el dimitente general, "he sido inmensamente feliz, como feliz fui y soy en mi hogar, y por eso querida y hermosa Evita, mi esposa, gracias no solamente por esos 32 años de absoluta, de envidiable y feliz fidelidad y grata compañía, gracias por estos hermosos hijos. ¡Qué más le puedo pedir a la vida!".

Para el saliente director de la Policía, "nunca los seres humanos por encima de las instituciones".

El alto oficial ha sido sindicado de haber acosado sexualmente hace varios años a uno de sus subalternos. El jefe policial siempre ha rechazado esa denuncia.

Trabajó 38 años en la policía y la dirigió en los últimos dos años y medio.

En diciembre, un columnista de la revista bogotana Semana escribió un artículo sobre el aparente incremento injustificado del patrimonio de Palomino, quien se ha defendido con el argumento de que su patrimonio es público y fruto del trabajo en la policía por más de tres décadas.

A inicios del mismo mes la Fiscalía anunció la apertura de una investigación para tratar de establecer quiénes eran los responsables de "seguimientos e interceptaciones ilegales a la periodista Vicky Dávila", quien desde los medios locales ha encabezado las denuncias contra altos oficiales de la Policía. Dávila es la directora de noticias de la emisora La FM.

Según la Fiscalía, las amenazas contra Dávila "pueden guardar relación con una serie de notas y denuncias periodísticas que involucran presuntas irregularidades dentro de la Policía nacional".

El 9 de diciembre Santos creó una comisión para que investigue las denuncias contra la cúpula de la policía por presunta corrupción, acoso sexual y espionaje a periodistas.

El mandatario dijo en su momento que la comisión -integrada por dos exministros de Defensa- tendría un plazo de 90 días para presentar su informe y recomendaciones. Hasta ahora no se conocen los resultados de dichas pesquisas.

La víspera, uno de los viceministros del Interior también renunció luego de que medios locales hicieran pública una conversación suya con un capitán en la que habla de prácticas homosexuales en la Policía.

Conocida la renuncia de Palomino, las reacciones no se hicieron esperar.

El senador Alfredo Rangel, del opositor y uribista Centro Democrático, calificó la dimisión de Palomino como tardía y opinó que ésta se debió haber dado desde que se iniciaron los escándalos en el interior de la policía.

En diálogo telefónico con The Associated Press, Rangel opinó que el caso Palomino evidencia "la ausencia del ministro de Defensa en esta crisis".

En cambio, el también senador Juan Manuel Galán, del oficialista Partido Liberal, calificó de gallarda la postura de Palomino al "anteponer la situación de la institución antes que su situación personal".

Advirtió, sin embargo, que las investigaciones deben seguir y establecer responsables.

XS
SM
MD
LG