Enlaces de accesibilidad

Realizan en Carolina del Norte "llamatón" por la reforma migratoria


Un grupo de personas se manifiesta en apoyo a la reforma migratoria.

El "llamatón", tal y como lo denominan sus organizadores, está siendo promocionado por medios de comunicación locales.

Activistas de Carolina del Norte intentan hoy "revivir" la reforma migratoria con dos jornadas de llamadas a la oficina del presidente de la Cámara de Representantes federal, John Boehner. "Los hispanos luchamos hasta el final y no nos damos por
vencidos", afirmó hoy a Efe Luis Maestre, activista del grupo Familias Unidas en Charlotte y coordinador de la iniciativa.

Según Maestre, el objetivo es realizar 11.000 llamadas en los próximos dos días a la oficina de Boehner en Washington en nombre de los once millones de indocumentados que esperan que se produzca un voto de la reforma migratoria este año. El objetivo de esta iniciativa es Boehner después de que éste dijese la semana pasada que no tenía "ninguna intención" de que esta ley se debata en lo que queda de año.

El "llamatón", tal y como lo denominan sus organizadores, está siendo promocionado por medios de comunicación locales, el popular locutor de radio mexicano Alex Ruiz y activistas en la red social Facebook. Piden a los inmigrantes que llamen al número de teléfono 202-225-6205 y digan al congresista que "el tiempo es ahora para una
reforma migratoria".

Para motivar a la comunidad, Maestre contó que algunos negocios del área de Charlotte regalarán algo a los clientes que realicen en sus locales la llamada a la oficina del congresista por Ohio. "Una panadería dará panes, una peluquería gel para el pelo y esperamos que un supermercado rife once cestas de comida a nombre de los indocumentados", añadió Maestres, de origen colombiano.

Maestre, quien emigró a Charlotte en 2001, enfatizó que, a pesar de la negativa del presidente de la Cámara Baja de llevar a votación esta medida, es necesario que la gente mantenga la presión hasta el final como lo han venido realizando varios grupos pro-inmigrantes a nivel nacional. "Queremos colapsar la central telefónica de la oficina de Boehner con llamadas de hispanos y sus aliados desde Carolina del Norte", concluyó.

Mientras tanto, el grupo antiinmigrante en Carolina del Norte ALIPAC también inició hoy una jornada de tres días de llamadas telefónicas a varios congresistas claves para que se opongan a la reforma migratoria, que la consideran una "amnistía" a los indocumentados.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG