Enlaces de accesibilidad

El Ejército iraquí libera ciudad estratégica chií y evita una masacre


Soldados iraquíes.

Otro objetivo de esta operación era evitar que los yihadistas suníes perpetraran una masacre entre la mayoría chií y turcomana que vive en Amirli.

Las fuerzas iraquíes y kurdas lograron hoy liberar la localidad de Amirli, de mayoría chií y asediada desde hace dos meses y medio por el yihadista Estado Islámico (EI), lo que
hacía temer una masacre de civiles.

Una fuente de la inteligencia militar iraquí informó a Efe de que, además de evitar un genocidio entre la población de mayoría chií de la ciudad, esta operación permitió
al Ejército controlar una zona estratégica que une varias urbes y localidades importantes.

Otro objetivo de esta operación era evitar que los yihadistas suníes perpetraran una masacre entre la mayoría chií y turcomana que vive en Amirli, de unos 15.000 habitantes y a unos 200 kilómetros al norte de Bagdad, a la que consideran "apóstata", tal y como ya hicieron en otras ciudades con la minoría kurda yazidí.

Desde hace más de dos meses, varias zonas en las periferias de Tuz, Suliman Bek y Amirli, todas ellas en la provincia de Saladino, al norte de Bagdad, permanecían en manos del EI.

Las fuerzas iraquíes recuperaron hoy durante la misma operación las poblaciones cercanas de Al Salam, Yankaya y Anyana, además de cuatro centros rurales.

La fuente de la inteligencia militar destacó que la resistencia de la población local pudo impedir que los yihadistas invadiesen la ciudad, pese a las ofensivas que lanzaron para ocuparla, y resaltó que una de las batallas entre los combatientes del EI y los vecinos
duró seis horas.

Agregó que las fuerzas iraquíes se basaron en el "elemento sorpresa" y en evitar desplazarse por las carreteras habituales que, según la fuente, estaban llenas de artefactos y minas.

Añadió que durante esta operación, que empezó a primera hora local de hoy, la aviación iraquí, que apoyaba a las fuerzas terrestres, lanzó 20 bombardeos aéreos contra las posiciones de miembros del EI en las afueras de Amirli.

En la ofensiva militar de hoy murieron al menos nueve soldados y dos combatientes voluntarios y cerca de una treintena sufrió heridas, mientras que las fuerzas iraquíes mataron a 16 yihadistas y quemaron varios de sus vehículos.

Mayid al Bayati, de 40 años y unos de los habitantes de esa localidad, informó a Efe por internet que la población local "celebró con alegría" el levantamiento del bloqueo a su ciudad, después de 80 días de resistencia.

XS
SM
MD
LG