Enlaces de accesibilidad

Reapertura de embajadas EEUU-Cuba, el pueblo opina


Edificio de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana.

Cuatro cubanos con opiniones encontradas hablan sobre la reapertura de las embajadas. Un disidente, un reportero independiente, un historiador y un activista de Derechos Humanos fueron entrevistados por Martí Noticias.

Ya es un hecho: Estados Unidos y Cuba tienen embajadas en sus respectivos países, y el anuncio, no por inesperado ha dejado sin reacción a los cubanos. Martí Noticias conversó con un activista de Derechos Humanos, con un periodista independiente, con un opositor y con un historiador y estudioso del proceso cultural cubano. Las opiniones son encontradas, las perspectivas y sus esperanzas tienen diferente cuotas de aliento.

Hildebrando Chaviano, excandidato a delegado del Poder Popular. Disidente. La Habana:

No tiene ningún sentido que se siguiera manteniendo este tipo de actividad diplomática cuando en realidad las relaciones han ido mejorando. Hubo otros intentos, pero siempre había un tejido en el medio que no lo permitía. Ahora parece que la situación es distinta. La situación de Cuba exige que el Gobierno se mueva en algún sentido y el movimiento que hizo (Estados Unidos) hace que se produzca un efecto dominó. Esas declaraciones del Gobierno cubano tan fuera de lugar muchas veces, se tienen que desmoronar porque realmente no tienen nada que ver con la situación actual. Ya es tiempo que se le quite el último sostenimiento ideológico que supuestamente tenía el Gobierno cubano para no permitir las libertades en Cuba. Porque lo que ha hecho es justificar la falta de libertades diciendo que era una plaza sitiada, que tenía un enemigo muy poderoso. Bueno, ya el amigo se convierte en un amigo, de hecho va a ser una amigo muy poderoso. Creo que cualquier cambio depende de lo que haga el pueblo cubano acá dentro.

Roberto de Jesús Quiñones Haces. Periodista independiente. Guantánamo:

Pienso que hasta ahora quien ha tenido más beneficios ha sido el Gobierno cubano. No ha habido ningún anuncio de que va a haber algún tipo de flexibilidad con respecto a la sociedad civil independiente. No sé si 'debajo de la mesa' hay algún acuerdo pero, hasta ahora, no ha trascendido nada que mejore la situación de la oposición pacífica en Cuba. Así que el camino del establecimiento de las embajadas parece que es un paso a nivel diplomático, pero que no va a tener mayor repercusión desde el punto de vista de la vida doméstica aquí en Cuba. Si se mantienen las restricciones impuestas, de que ellos (La Habana) no quieren que los funcionarios norteamericanos viajen por el país y conozcan de primera mano la situación interna, pues yo creo que el Gobierno norteamericano la información que tendrá será la que reciba directamente de los grupos y personas con los que ellos tienen contacto allá en La Habana. Pero van a tener siempre una visión muy parcializada, porque Cuba no es solamente la capital del país.

Gustavo Pérez Silverio. Historiador. Estudioso de asuntos raciales. Villa Clara:

Considero que es muy favorable para acercar al pueblo cubano y al pueblo norteamericano. Pero además para tender los puentes necesarios que permitan transitar a la sociedad cubana a un nivel mayor de apertura y de conexión con el mundo y, sobre todo, con un vecino natural como lo es Estados Unidos, un vecino histórico en relaciones de pueblo. Va a haber un impacto, en términos culturales, históricos, pero también en términos simbólicos y creo que eso es muy favorable. La política de confrontación directa no ha dado resultados y también la política del enemigo permanente, la idea de plaza sitiada no ha funcionado. La gente en Cuba se ha agotado de esa realidad, por lo tanto estamos en una nueva situación en la cual ambos países han dado un paso inesperado, yo diría que bastante inesperado para muchos en el mundo. Son muchas las diferencias, hay muchas cosas que hablar, cosas que incluso aquí ni se tocan, como es el caso de las confiscaciones de propiedades norteamericanas, que unas se confiscaron y otras se nacionalizaron, pero de eso aquí no se habla. Es muy complejo.

Roger Curbelo. Miembro del Consejo Coordinador del Movimiento Cristiano Liberación (MCL). Las Tunas:

El tema de la apertura de las embajadas pudiera ser conveniente para el pueblo de Cuba, para que el pueblo se pudiera informar o tener más acceso el Gobierno de Estados Unidos a la información, que si no lo han tenido ha sido precisamente por la cerrazón que tiene el Gobierno de Cuba con respecto a la posibilidad de que las personas interactúen. Estas negociaciones han sido complejas, ya que pudiera parecer que el pueblo puede participar directamente en ellas, y ha sido lo contrario. Se han hecho a espalda de los dos pueblos, del pueblo de Cuba principalmente, que ha sido la víctima de este asunto. Ha tenido ventajas el Gobierno (de Cuba) que llevaba años conversando secretamente con Estados Unidos y ha continuado conversando secretamente y esto ha negado un derecho que es solamente del pueblo de Cuba: el derecho a participar, el derecho de soñar y el derecho a ampliar su opinión con respecto a las cuestiones que necesita y cuál es su punto de vista. Es decir, que el derecho de la víctima no ha estado presente en estas negociaciones.

please wait

No media source currently available

0:00 0:11:45 0:00
  • 16x9 Image

    Luis Felipe Rojas

    Luis Felipe Rojas Rosabal, 1971. Narrador, poeta y realizador audiovisual. Tiene publicados -entre otros- los poemarios Para dar de comer al perro de pelea (2013) y Máquina para borrar humanidades (2015). Conduce el programa Contacto Cuba, de Radio Martí. Periodista dedicado al tema de los Derechos Humanos, ha recibido seminarios de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Lector voraz, amante del running, las artes plásticas y la música alternativa. Es autor del blog Cruzar las alambradas . Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG