Enlaces de accesibilidad

Reales toma ventaja en la Serie Mundial sobre Gigantes


El torpedero de los Reales, Alcides Escobar, conectó un doble en la primera entrada.

Otro triunfo de los Reales, hoy, en el juego número 4, obligaría a los Gigantes a una misión imposible, la de imponerse en tres presentaciones consecutivas.

Con Alcides Escobar como bujía ofensiva y un excelente trabajo del bull pen, Kansas City tomó la delantera en el tercer partido de la Serie Mundial de Béisbol de las Grandes Ligas, tres carreras por dos sobre Gigantes de San Francisco.

Después de una división de honores en el Kauffman Stadium, los Reales desembarcaron agresivamente en la sede rival, el ATT Park, donde marcaron una vez en la primera entrada ante el abridor local Tim Hudson: doble de Escobar y dos batazos al cuadro estrenaron el marcador.

Hudson se compuso y aceptó el reto del serpentinero visitante, Jeremy Guthrie, pero en el sexto Kansas hizo otras dos anotaciones: contaron con sencillo de Escobar, doble impulsor de Alex Gordon y --dos turnos al bate después-- imparable productivo de Eric Hosmer, a expensas del relevista Javier López, para un marcador de 3x0.

En el cierre del propio episodio, San Francisco dio señales de vida con dos carreras que estrecharon la diferencia. Un hit de Brandon Crawford y biangular del emergente Michael Morse en sustitución de Javier López (el clásico se mudó a la Liga Nacional, donde los pitchers batean) propiciaron la primera rayita del equipo de la bahía.

El elenco de la ciudad sede prolongó el inning, porque Buster Posey produjo la segunda anotación de San Francisco con rolling al infield, a costa del taponero Kelvin Herera; pero ni Herrera ni otros tres apagafuegos de los Reales --Finnegan, Davis y Holland-- admitieron hits en su encomienda de retirar 12 outs: así congelaron la ofensiva de Gigantes en cuatro incogibles, por seis de sus verdugos.

San Francisco hizo desfilar también a cuatro taponeros, que no hicieron mal las cosas, pero la incapacidad ofensiva de su tanda (Blanco, Panik, Posey y Sandoval, primero al cuarto bates, se fueron de 15-0) arrojó a la bahía las esperanzas de 43 020 fanáticos que pagaron sus entradas.

Otro triunfo de los Reales, hoy, en el juego número 4, obligaría a los Gigantes a una misión imposible, la de imponerse en tres presentaciones consecutivas. Ryan Vogelsong y Jason Vargas serán los abridores sabatinos, desde las 8:00 p.m., hora estándar del este.

XS
SM
MD
LG