Enlaces de accesibilidad

Reales devuelven lechada, 10x0, y hoy deciden la Serie Mundial


El bateador de los Reales de Kansas City Mike Moustakas y su compañero Salvador Pérez (i) celebran un jonrón durante el sexto juego de la Serie Mundial contra los Gigantes de San Francisco.

Los números parecen favorecer al abridor de Kansas City, Jeremy Guthrie, con 1-0 y 3,60 carreras limpias por cada nueve entradas.

Reales de Kansas City fue descortés con sus visitantes, se impuso a Gigantes de San Francisco 10 carreras por cero, y la 110ma. Serie Mundial del béisbol de las Grandes Ligas tendrá esta noche su decisión, en el Kauffman Stadium.

Yordano Ventura toleró tres hits, ponchó a cuatro de San Francisco y otorgó cinco boletos.
Yordano Ventura toleró tres hits, ponchó a cuatro de San Francisco y otorgó cinco boletos.

Yordano Ventura, dominante en el montículo de los Reales, contó con un respaldo ofensivo inmediato, el racimo de siete anotaciones que sus compañeros fabricaron ante Jake Peavy –otra vez castigado por los mismos rivales– y el relevista Yusmeiro Petit.

El tortuoso episodio, para desgracia de los huéspedes, contó con el sencillo de Lorenzo Caín y el doble de Eric Hosmer como batazos clave: cada uno produjo dos carreras.

La pizarra del sexto juego se convertía en la más desequilibrada del clásico de otoño, lo que animó al piloto de Kansas a retirar a su abridor al cabo de siete episodios y 100 lanzamientos, 58 strikes y 42 bolas. Ventura toleró tres imparables, ponchó a cuatro de San Francisco y otorgó cinco boletos; ahora su efectividad es de 1,46.

Toda la alineación abridora de los Reales bateó de hit, para extender la cuenta hasta 15, ahora en terreno de la Liga Americana, donde los pitchers no batean. Los empequeñecidos Gigantes sumaron seis hits y otra vez el corazón de la tanda, primero al quinto, tuvo una ofensiva miserable: de 17-3.

Después de Ventura, llegaron Frasor y Collins, con un inning per cápita, para extender el dominio sobre los invitados, en tanto los derrotados hicieron desfilar a cinco tiradores. Al racimo inicial los anfitriones le agregaron una rayita en el tercer acto, una en el quinto y Moustakas, con jonrón frente a Strickland en el séptimo le puso fin al ataque.

Hoy, en el programa del todo o nada, los números parecen favorecer al abridor de Kansas City, Jeremy Guthrie, con 1-0 y 3,60 carreras limpias por cada nueve entradas; su contrincante, Tim Hudson, exhibe 0-1 y 4,76.

Pero lo que más intriga es saber si San Francisco hará algún movimiento en sus primeros turnos al bate, porque Gregor Blanco batea .167 y Buster Posey tiene .182. En una Serie Mundial ante su público, por primera vez después de 29 años, los Reales tienen las de ganar si otra vez toman una ventaja madrugadora.

XS
SM
MD
LG