Enlaces de accesibilidad

Reaccionan en el Congreso al anuncio de nuevas regulaciones hacia Cuba


El senador Marco Rubio y los congresistas Mario Diaz-Balart e Ileana Ros-Lethinen (i-d). Archivo.

Los representantes republicanos por Florida expresaron su desacuerdo con las medidas que buscan hacer más fácil la financiación de las exportaciones a Cuba y aumentar los viajes autorizados a la isla.

Legisladores estadounidenses dieron a conocer este martes sus opiniones sobre el anuncio del Departamento del Tesoro de Estados Unidos sobre las nuevas regulaciones que alivian aún más las restricciones sobre los viajes y el comercio con Cuba.

El senador cubanoamericano Marco Rubio manifestó su rechazo a la medida y dijo que no creía que estuviera dirigida al pueblo cubano:

"Se trata de concesiones unilaterales de la Administración Obama a Cuba para dar
más poder al régimen y permitirle que logre mejorar su economía. Estas regulaciones son una prueba más de que la intención del Gobierno de Obama nunca ha estado dirigida al pueblo cubano, sino hacia los monopolios del Gobierno cubano y de las empresas estatales".

Por su parte, el congresista Mario Diaz-Balart recalcó que la política de Estados Unidos debería estar centrada en la seguridad nacional, "asegurando mayores libertades políticas y la defensa de los Derechos Humanos del pueblo cubano, ninguno de los cuales se hace patente a través de las últimas concesiones de Obama".

"Este intento descarado para permitir el comercio directo con el régimen de Castro ha revelado plenamente que la política del presidente Obama no es la de apoyar al pueblo cubano, sino la de apuntalar a la brutal dictadura antiestadounidense a 90 millas de nuestras costas", dijo Diaz-Balart.

Por su parte, el senador republicano Jeff Flake, declaró estar complacido con el anuncio de las nuevas medidas.

"Tras 50 años de inercia regulatoria, me complace ver un esfuerzo sostenido para aliviar las anticuadas restricciones a los viajes y el comercio con Cuba. Esperemos que este progreso en la normalización de relaciones entre Estados Unidos y Cuba impulse al Congreso a considerar una solución permanente, empezando con una legislación que restaure la libertad de los estadounidenses para viajar a Cuba", subrayó.

Flake, con el apoyo de 46 senadores demócratas y republicanos, presentó al Congreso un proyecto de ley para terminar las restricciones, establecidas legalmente en 1996 y en el año 2000, sobre los viajes de ciudadanos estadounidenses a la isla, una prohibición que no existe con ningún otro país del mundo.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG