Enlaces de accesibilidad

Reaccionan a nuevas normas de Obama que relajan el embargo a Cuba


Fila en una oficina en La Habana de Western Union, firma a través de la cual muchos cubanos reciben remesas familiares de EE.UU.

“Obama no se limitó a raspar un poco el embargo: usó una mandarria”, consideró el experto en relaciones económicas Estados Unidos-Cuba John Kavulich sobre las nuevas medidas facilitadoras de los vínculos con la isla anunciadas el viernes.

Obama no se limitó a raspar un poco el embargo: usó una mandarria”, consideró el presidente del Consejo Económico y Comercial Estados Unidos-Cuba John S. Kavulich, citado por The Miami Herald, acerca de las enmiendas y adiciones a las regulaciones sobre Cuba anunciadas el viernes por la administración del presidente Barack Obama.

John Kavulich, asesor del Consejo Económico y Comercial Estados Unidos-Cuba
John Kavulich, asesor del Consejo Económico y Comercial Estados Unidos-Cuba

Kavulich señaló que aunque "queda mucho del embargo por ser desmantelado”, los cambios anunciados el viernes son "los más exhaustivos en décadas, en materia de comercio e inversión, en la relación entre de Estados Unidos con la República de Cuba".

El experto calcula que posiblemente un 40 por ciento del embargo ha sido neutralizado por las medidas regulatorias del presidente.

Los cambios presentados el viernes facilitan aún más los viajes, las remesas, las telecomunicaciones, las transacciones financieras e incluso una presencia empresarial de EE.UU. en la isla,

Este último anuncio es Para Robert Muse, un abogado especializado en las regulaciones estadounidenses sobre Cuba y las leyes cubanas sobre comercio e inversión, “el mayor paso adelante” que haya dado el gobierno de Estados Unidos en cuanto a involucrar en su acercamiento a Cuba a la comunidad empresarial

Robert Muse, abogado especializado en asuntos legales Cuba-EE.UU.
Robert Muse, abogado especializado en asuntos legales Cuba-EE.UU.

"Las regulaciones anunciadas en enero eran importantes, establecieron el precedente", dijo Muse al Miami Herald, "Pero se trataba más bien de una cabeza de playa, y eran un poco turbias. Ahora están involucrando a la comunidad de negocios de una manera que va a ser interesante e importante para esta. Se les empieza a dar un poco de verdadera tracción comercial".

Muse señaló que las empresas dedicadas a la exportación de artículos autorizados a Cuba podrán ahora establecer, mantener y operar instalaciones físicas en Cuba. Los cambios precisan que estas representaciones podrán contratar asimismo a trabajadores cubanos. Como ejemplo, dijo que una compañía exportadora de productos agrícolas podrá establecer una oficina de ventas en la isla.

Congresistas: agua para el molino del régimen

Las modificaciones anunciadas el viernes van, como las presentadas en enero, a contracorriente de las disposiciones de la Ley Libertad o Helms-Burton, que en 1996 convirtió en ley del país todas las sanciones existentes al gobierno comunista de Cuba y estableció rigurosas condiciones para su levantamiento.

Marco Rubio e Ileana Ros-Lehtinen
Marco Rubio e Ileana Ros-Lehtinen

El anuncio no tardó en provocar reacciones adversas en la bancada cubanoamericana del Congreso.

La representante Ileana Ros-Lehtinen, republicana por Miami y miembro del Comité de Asuntos Exteriores de la cámara baja, dijo en un comunicado que los cambios "alimentan ingenuamente expectativas sobre una nueva Cuba que no existe".

"Estas nuevas regulaciones son otro intento desesperado por ignorar el férreo control que el régimen de Castro mantiene sobre la economía de la isla, y sólo servirá para beneficiar las arcas del régimen", agregó Ros-Lehtinen.

"Al repetir la mentira de que Cuba cuenta con un sector privado, el gobierno está usando regulaciones estadounidenses para adelantar la agenda política del régimen en los Estados Unidos".

Por su parte el senador republicano por la Florida Marco Rubio, miembro del Comité de Relaciones Exteriores del Senado y precandidato presidencial a los comicios del 2016, declaró que "el afán del presidente Obama por complacer al régimen de Castro no tiene límites, ya que continúa ofreciendo concesiones unilaterales que fortalecerán a la brutal dictadura a expensas del pueblo cubano".

"Estas medidas no sólo perjudican la causa de una Cuba libre, sino que también plantean serias dudas sobre la legalidad de las regulaciones de la administración Obama", concluyó Rubio..

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG