Enlaces de accesibilidad

10 razones para andar con pies de plomo con Cuba


Los europeos votan este domingo en unas elecciones para decidir la formación de un nuevo Parlamento Europeo y la presidencia de la Comisión. Antes de la disolución de esta cámara, la UE llegó a un acuerdo: el inicio de conversaciones con el régimen cubano.

El futuro de los acuerdos con Cuba dependen entonces de las decisiones que tomen los que sean elegidos para orientar el rumbo de las políticas de cooperación con países autoritarios. En general, los textos constitutivos de la UE hablan de la promoción de los derechos humanos y la libertad, lo que no puede ser obviado ante las negociaciones con La Habana o las relaciones con cualquier otro país en el mundo donde exista un gobierno que ejerce el poder de forma autoritaria e irrespetuosa con los derechos de la ciudadanía.

La UE está integrada hoy en día por 28 Estados. No está de más aprovechar la cita electoral para recordar a los futuros europarlamentarios algunas razones por las que el diálogo con Cuba tiene que ser totalmente prudente. Aquí van mis 10 razones para andar con pies de plomo cuando una delegación cubana aterrice en Bruselas:
  1. Cuba vive bajo un régimen autoritario desde 1959, con lo que ello supone de violación de derechos humanos de forma continuada y sistemática. Un régimen que se dedica a polarizar la opinión porque precisamente, con el mantenimiento y promoción de posiciones extremas, se asegura la imposibilidad de llegar a consensos. Al gobierno cubano le conviene mantener el nivel del debate en posiciones emocionales y viscerales, de manera que la razón no deje ver lo que es una evidencia: la necesidad de un cambio hacia un sistema democrático.
  2. El proceso revolucionario ha sido una involución en el desarrollo de un país que antes de este régimen presentaba indicadores que, en varios aspectos, superaba los de países europeos en aquellos momentos. Actualmente el sistema cubano no puede aspirar a nada más que a conseguir subsidios externos para asegurarse su supervivencia. A pesar de todo, sigue usando los supuestos logros como arma propagandística.
  3. El régimen cubano usa y abusa de los ciudadanos, los utiliza en actos de represión contra la oposición y para hostilizar cualquier forma de disenso. La UE no puede cooperar con gobiernos que persiguen de esta manera a ciudadanos que deberían ser libres. Reclamar el cese de estos métodos de represión es primordial.
  4. En Cuba resulta imposible realizar reuniones de contenido político en las que se haga un cuestionamiento de la oficialidad, sin recibir algún tipo de ataque ya sea a través de los medios oficiales o bien físicamente con el envío de muchedumbres agresivas a las casas y sedes de la oposición.
  5. La UE no puede olvidar que en Cuba no existe pluralidad política lo que implica, además, que toda ideología que se salga del guión oficial es satanizada y perseguida por las autoridades. El gobierno cubano no garantiza el respeto a la pluralidad. Cualquier acuerdo con un régimen de este tipo no puede ser más que la representación de un sainete sin ningún tipo de credibilidad.
  6. En la Asamblea cubana no se produce nunca ningún tipo de debate en el que se confronten ideas. El consenso del parlamento cubano es un insulto a la inteligencia.
  7. Aministía Internacional calcula que hay seis presos de conciencia actualmente en la Isla. De todas formas, y según el criterio usado, podríamos hacer crecer mucho esta cifra, si tenemos en cuenta que los cubanos son víctimas políticas de unas leyes que institucionalizan la injusticia. Casos como el de la Dama de Blanco Sonia Garro, presa sin juicio por un período de más de un año, no tienen justificación ninguna.
  8. La UE se fundamenta en valores de libertad, derechos humanos y también sociales. Como modelo social Cuba es un país fracasado, incapaz de garantizar una educación y atención sanitaria de calidad para sus ciudadanos. Las estadísticas del régimen en estos campos deben ser examinadas y contrastadas con las múltiples denuncias de activistas cubanos y organizaciones de derechos humanos.
  9. El control de los medios de comunicación por parte del oficialismo es escandaloso y cualquier negociación de la UE con Cuba debe incluir también la aceptación por parte del régimen de todos los derechos de los cubanos en cuanto a libertad de información y expresión.
  10. Cualquier lista de agravios del régimen cubano hacia los ciudadanos de la Isla se queda corta. Hay que animar a los europarlamentarios a pensar en ello cuando se dispongan a dar pasos hacia adelante en las relaciones con el régimen cubano. De todas formas, nada de lo expuesto aquí parece estar en vías de llegar a su fin. Todo espaldarazo al gobierno de La Habana desde Bruselas agravará la situación. Recordar también que Cuba es un aliado de la Rusia de Putin, la misma que actualmente coqueta con la ultraderecha europea (racista y homófoba), que ha propuesto crear una unión pan-europea, con Rusia incluida, para contrarrestar la influencia norteamericana y combatir la “decadencia moral” de Occidente. Esperemos que la UE se apegue a sus principios democráticos, que tenga en cuenta todo esto, y no falle tampoco en este caso. En el diálogo con Cuba, la UE también se juega su credibilidad.
  • 16x9 Image

    Joan Antoni Guerrero Vall

    Joan Antoni Guerrero Vall (Reus, España, 1979) es periodista licenciado en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Ha trabajado y colaborado con agencias de noticias como Europa Press y ANA, con periódicos en lengua catalana como el AVUI, ARA, Diari d'Andorra o Diari de Tarragona, así como en el semanario El Temps, Nació Digital o la antigua COM Ràdio. Combina sus colaboraciones periodísticas con actividades de comunicación para instituciones educativas como la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) o también culturales. En 2009, tras varios viajes a Cuba, decidió crear un blog sobre la Isla. Bajo el título Punto Cuba, el autor pretende ofrecer una visión externa y desde la distancia sobre lo que sucede en la Isla, con especial interés sobre las dinámicas de oposición al gobierno cubano, tanto sobre el espacio físico como el digital, así como observar la lucha del pueblo cubano por la recuperación de sus derechos fundamentales. Colabora con Radio Martí desde 2010. Al mismo tiempo, forma parte del equipo que lanzó la versión en catalán de la plataforma de blogueros Global Voices, colectivo con el que obutvo el Premio Blogs Catalunya 2013 en la categoría de Nuevos Medios.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG