Enlaces de accesibilidad

¿Qué bolá míster president?


Obama y Raúl Castro durante el partido de béisbol disputado entre el equipo de Cuba y los Rayos de Tampa Bay.

El escritor y profesor universitario Enrique Del Risco nos ofrece una imaginario diálogo entre el presidente Barack Obama y el gobernante cubano Raúl Castro.

-¿Qué bolá míster president?

-Déjese de confiancitas compañero Obama que éramos enemigos hasta ayer, como quien dice.

-La Guerra Fría es cosa del pasado míster president.

-Eso tú se lo dirás a otros. Nosotros no pensamos bajar la guardia ni un instante.

-Relájate asere president que estamos en una nueva era.

-¿Cómo me voy a relajar con todos los preparativos que hemos tenido que hacer?

-¿Por eso no me fuiste a recibir al aeropuerto?

-Sí. Es muy difícil tenerlo todo bajo control.

-Sí, los disidentes. De eso mismo quería…

-No, qué me van a preocupar los disidentes. Hablo de los baches. Cada día son más. Se multiplican más rápido que los rumores de la muerte de mi hermano. ¿Tú no me estarás mandando baches para acá?

-No. Tratamos de evitar cualquier acto hostil.

-Pues parece. Porque aquí para que haya algo en abundancia tiene que venir de afuera. Y claro, tú llegas con ese carrazo que pesa como diez toneladas y nos llenas las calles de huecos.

-Sorry Raúl, no quería crearte más problemas…

-Y luego con tantos periodistas delante los que quedamos mal somos nosotros.

-Eso se resuelve con una aplanadora y un poco de asfalto.

-¿Contra los disidentes? No, que luego vienen ustedes y dicen que no respetamos los derechos humanos. Con palos y carros jaulas es más que suficiente.

-Yo me refería a…

-Los disidentes ya sé. Mira, si te preocupan tanto ¿por qué no te los llevas?

-Eso no era lo que habíamos hablado.

-Nosotros nos hemos pasado la vida diciendo que esos disidentes son un invento de ustedes. Así que lo más natural es que ahora que llegas tú que eres su jefe te los lleves en el avión grandazo ese que trajiste. Yo creo que caben todos junto con las cajas de tabacos y unas maracas que te tengo de regalo.

-No, ecobio presidente. Tabaco no. Michelle no me deja fumar.

-Obama, Obama ¿Para qué hablar tanto de libertad y de derechos si no le puedes dar una cachá a un tabaco?

-La libertad es…

-¿Qué me va a explicar a mí de libertad alguien que viaja con la suegra? No me hagas reír. Libertad, lo que es libertad la descubrí yo desde que Vilma se me fue y mi hermano se retiró.

-No me has presentado a tu hermano.

-Olvídalo. No es importante. Lo importante ahora es acabar con el bloqueo y facilitar las inversiones.

-Yo le veo muchas posibilidades al sector privado. Ayer mismo estaba comiendo en un paladar y pensaba que si todo el mundo tuviera esas posibilidades…

-Tú pediste solomillo ¿no?

-¿Y cómo lo sabes?

-No me hagas reír. Dime Obama, ¿de verdad que tú te crees que le podemos permitir a cualquiera vender carne de vaca? ¿A dónde iríamos a parar? ¿Cómo podríamos garantizar que cada cubano pudiera tomarse un vaso de leche?

-¿Y de verdad que le garantizas un vaso de leche a todos los cubanos?

-Mira Obama, mejor hablamos de los disidentes esos que tú dices.

Publicado en el blog de enrisco el lunes 21 de marzo del 2016

XS
SM
MD
LG