Enlaces de accesibilidad

Putin afirma que Rusia necesita un Ejército más fuerte


Considera que Rusia está bajo la amenaza de un conflicto cerca de sus fronteras

El primer ministro Vladimir Putin dijo el lunes que Rusia precisaba un Ejército más fuerte para protegerse de los intentos exteriores de atizar conflictos cerca de sus fronteras.

En un artículo publicado en un diario con el objetivo de pulir su imagen de líder fuerte antes de las elecciones presidenciales, dijo que Rusia gastaría 23 billones de rublos (768.460 millones de dólares) durante una década para modernizar las Fuerzas Armadas de la ex superpotencia.

"Nuevas guerras regionales y locales están desencadenándose ante nuestros propios ojos", escribió Putin en un artículo publicado en primera página en la gaceta oficial de Rusia, Rossiiskaya Gazeta, dos semanas antes de las elecciones del 4 de marzo a las que se presenta.

"Son intentos de provocar tales conflictos en la vecindad inmediata a las fronteras de Rusia y nuestros aliados", escribió.

Putin no dio detalles de amenazas específicas pero indicó que Rusia necesitaba desarrollar armas que fueran mejores que las de un enemigo potencial y apeló a convertir a las fuerzas armadas rusas en más profesionales y versátiles.

Las fuerzas armadas rusas, una vez poderosas, sufrieron una década de recortes de costos tras la desintegración de la Unión Soviética en 1991, aunque Putin trató durante su presidencia 2000-2008 de ralentizar el descenso.

El Ejército ahora tiene un millón de integrantes.

Putin, ex agente de la KGB, se presenta a sí mismo como garante de la estabilidad y líder fuerte en su campaña para las elecciones presidenciales, que se prevé que gane.

El actual primer ministro acusó a gobiernos extranjeros de ayudar a los organizadores de las mayores protestas de la oposición a sus 12 años de mandato y criticó a Estados Unidos, contribuyendo a avivar el antiamericanismo en vísperas de las elecciones.

PRIMAVERA ARABE

Putin, de 59 años, no hizo una mención específica de la revuelta en Libia, en la que los bombardeos aéreos de la OTAN contribuyeron a derrocar al líder Muammar Gaddafi, o Siria, cuyo presidente está bajo presión árabe y occidental para dimitir.

Pero, en el último de una serie de artículos para perfilar sus políticas antes de la votación, escribió que los recientes acontecimientos mostraban la influencia cada vez menor de la ley internacional.

Rusia ha criticado la misión de la OTAN en Libia, alegando que traspasaba el mandato que le otorgó el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y ha apoyado al presidente sirio Bashar al-Assad, uno de los pocos aliados de Moscú en Oriente Medio.

Putin dijo que Rusia, que ha vetado dos resoluciones del Consejo de Seguridad sobre Siria junto con China, debe contar con un Ejército poderoso para asegurar que las potencias mundiales entienden su postura.

"Bajo esas condiciones Rusia no puede depender únicamente de métodos diplomáticos o económicos, de resolver el conflicto", escribió.

"Ante nosotros está la misión de desarrollar nuestro potencial militar en el marco de una estrategia de contención y continuando lo suficientemente armados", agregó.

Añadió que era necesario "que Rusia se sintiera segura y que sus socios recibieran sus argumentos en varios formatos internacionales".

Rusia, que heredó el grueso del Ejército soviético, mal equipado y de un tamaño excesivo, ha tratado de reconfigurar sus fuerzas de combate. Una guerra de cinco días con Georgia en 2008, que ganó con facilidad, mostró muchas de las deficiencias militares rusas.

XS
SM
MD
LG