Enlaces de accesibilidad

Cerca de mil detenidos en protestas de Hong Kong


Simpatizantes del movimiento Occupy Central ante la Comisaría Central de la Policía en Sheung Wan, Hong Kong (diciembre 3, 2014).

Durante los primeros tres días de las protestas, a finales del mes de septiembre, más de cien mil personas se concentraron en el distrito de Admiralty en contra de la imposición del sistema comunista en Hong Kong.

La Policía de Hong Kong disolvió hoy el último reducto de los tres asentamientos de las protestas anticomunistas y pro democracia que durante 79 días acapararon la atención sobre la ciudad asiática y en los cuales cerca de mil personas fueron detenidas.

Con el desmantelamiento del campamento ubicado en el distrito Causeway Bay llevado a cabo hoy, las autoridades "plegaron el último paraguas" de este movimiento, apodado como la "revolución de los paraguas", que se definió por su carácter pacífico y que llegó a congregar en alguna ocasión a más de 100.000 personas.

El despliegue policial tuvo lugar en un distrito comercial donde un reducto de apenas 50 personas permanecía en el campamento improvisado en una de sus calles desde finales del mes de septiembre.

En una hora, agentes policiales y personal de limpieza, con el apoyo de media docena de camiones grúa, desmantelaron los más de cien metros de calle ocupados.

Los agentes detuvieron a 17 personas, según pudo constatar Efe, mientras alrededor de un centenar gritaban consignas a favor del sufragio universal sin restricciones para Hong Kong.

El jefe de Policía de Hong Kong, Andy Tsang, desgranó hoy en cifras estos dos meses y medio de protestas sin precedentes en la ciudad.

En total, 955 personas fueron detenidas por diversos motivos relacionados con las protestas, cifra que podría aumentar durante los próximos tres meses al seguir varias investigaciones abiertas contra los instigadores del movimiento, dijo Tsang.

Del total de arrestados, 75 personas se entregaron voluntariamente, entre ellos tres de los líderes del movimiento Occupy Central, precursor e instigador de las protestas.

Unos 130 policías resultaron heridos durante las concentraciones, mientras que 221 manifestantes recibieron tratamiento médico. La Policía recibió cerca de 2.000 quejas por su actuación y gestión de las protestas, de las que un 7% fueron presentadas por los manifestantes.

A lo largo de estos meses de manifestaciones, la población de Hong Kong se movilizó en las calles pidiendo mayores libertades democráticas para la ex colonia británica, que retornó bajo soberanía china en 1997.

Durante los primeros tres días de las protestas, a finales del mes de septiembre, más de 100.000 personas se concentraron en el distrito de Admiralty, desde donde se dirigió el movimiento.

XS
SM
MD
LG