Enlaces de accesibilidad

Prohíbe Trump nuevas transacciones con gobierno de Maduro y PDVSA


El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, habla durante una rueda de prensa con medios de comunicación internacionales hoy, martes 22 de agosto de 2017, en el Palacio de Miraflores en Caracas (Venezuela). Maduro aseguró hoy que tomará medidas para enfre

La administración Trump anunció hoy nuevas sanciones financieras a Venezuela, prohibiendo a los bancos estadounidenses nuevos acuerdos financieros con el gobierno o con la gigantesca empresa estatal Petróleos de Venezuela, PDVSA.

La Casa Blanca dijo en un comunicado que las medidas firmadas por orden ejecutiva el viernes “han sido cuidadosamente calibradas para negar a la dictadura de Nicolás Maduro una fuente clave de financiamiento a su poder ilegítimo, proteger al sistema financiero estadounidense de complicidad con la corrupción en Venezuela y el empobrecimiento del pueblo venezolano, y permitir la ayuda humanitaria".

Las nuevas sanciones prohíben transacciones con nuevas deudas y acciones emitidas por el gobierno de Venezuela y su petrolera estatal. También vetan las transacciones sobre ciertos bonos existentes, propiedad del sector público venezolano", así como los pagos de dividendos al gobierno de Venezuela.

Al prohibir a los inversores la compra y venta de bonos del Gobierno de Venezuela o la petrolera estatal PDVSA, denominados en dólares, se asesta un fuerte golpe al Gobierno de Maduro, ya que gran parte del mercado de bonos opera en EE.UU y en dólares estadounidenses,

En la declaración del secretario de Prensa de la Casa Blanca se matiza que para mitigar los daños a los pueblos estadounidense y venezolano, el Departamento del Tesoro otorgará licencias generales que autorizarían transacciones prohibidas por la Orden Ejecutiva.

Entre las mismas se incluyen disposiciones que permiten un período de liquidación de 30 días; financiamiento para la mayor parte del intercambio comercial, incluyendo la exportación e importación de petróleo; transacciones que involucren únicamente a la refinería venezolana en EE.UU. Citgo; operaciones con determinadas deudas venezolanas preexistentes; y el financiamiento de suministros humanitarios dirigidos a Venezuela.

El decreto presidencial es el primero de la administración Trump que afecta directamente a la economía de Venezuela y no solo a funcionarios o exfuncionarios. Las nuevas sanciones cierran brechas que Venezuela ha aprovechado para vender activos y recaudar divisas.

Explicación del Departamento del Tesoro

De acuerdo con un alto funcionario del Departamento del Tesoro que participó en una rueda de prensa telefónica posterior al anuncio, las transacciones que quedan prohibidas se dividen en seis categorías:

-No se podrá transar en nueva deuda de PDVSA con un vencimiento de más de 90 días.

-No se podrá transar en nueva deuda del resto del Gobierno de Venezuela con un vencimiento de más de 30 días.

-No se podrá transar en ningún tipo de nuevas acciones del Gobierno de Venezuela, incluidas las de PDVSA.

-Algunos bonos emitidos por el Gobierno de Venezuela y otras entidades estatales antes de la emisión de esta Orden Ejecutiva no podrán ser más objeto de transacción (esto no prohíbe negociar en el mercado secundario la gran mayoría de los bonos preexistentes, de hecho, solo veta dos tipos de bonos. La Oficina de Control de Activos Extranjeros, OFAC publicará una lista exhaustiva de los bonos que sí se pueden transar)

-No habrá ningún pago de dividendos u otra distribución de beneficios al Gobierno de Venezuela por ninguna entidad en EE.UU. que esté bajo el control del gobierno. Esto comprendería a entidades como (la refinería) Citgo.

-No se permitirán compras de securities del Gobierno de Venezuela que no sean las nuevas deudas arriba mencionadas, con vencimiento de 90 días, o de 30 días.

-Se emitirán licencias generales para 1-) Dar a las personas que estaban involucradas antes del 25 de agosto en transacciones de negocios, 10 días laborables para completarlas. 2-) Permitir el financiamiento de intercambios comerciales como la importación y exportación de petróleo; y 3-) permitir el financiamiento de asistencia humanitaria, incluidos productos agrícolas, equipos médicos y medicinas.

Reacciones

La embajadora ante la ONU, Nikki Haley, aseguró hoy que su país no permitirá el avance de Venezuela hacia una "dictadura" y dejó la puerta abierta a nuevas medidas financieras y diplomáticas contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

"No vamos a tolerar la dictadura que está tratando de crear. Y no vamos a respetar su farsa de Asamblea", dijo Haley a los periodistas, poco después de que Washington anunciase nuevas sanciones contra Venezuela.

"Dado que no estamos viendo ningún progreso para ayudar al pueblo de Venezuela, y sí vemos más de la acumulación de poder que Maduro está intentando, nos pareció que en este momento las sanciones eran una opción para mandarle un mensaje", dijo Haley.

Por su parte el senador Marco Rubio celebró en Twitter que el presidente Trump cumpliera su promesa de aplicar sanciones a Venezuela dejando a Nicolás Maduro "sin tarjeta de crédito en primera ronda de sanciones económicas a Venezuela".

Se trata de la primera ronda de sanciones que afectan directamente a la economía venezolana, pero en realidad es el cuarto paquete de medidas contra Maduro y la cúpula gobernante del chavismo.

"Los comentarios de la Casa Blanca son una respuesta directa a aquellos dispuestos a apoyar al régimen de Maduro", escribió la congresista cubanoamericana Ileana Ros-Lehtinen.

Para la republicana la nueva acción representa el compromiso de los Estados Unidos de ayudar al pueblo de Venezuela en su lucha por alcanzar la libertad y la democracia.​

También el congresista Mario Díaz-Balart elogió al Presidente Trump por su postura firme contra el régimen de Maduro y su solidaridad con el pueblo de Venezuela.

"Felicito al presidente Trump por una vez más imponer duras sanciones contra el régimen de Maduro. Las sanciones anunciadas hoy apuntan a la petrolera estatal venezolana PDVSA y prohíben transacciones que financien la escalada de la deuda y la corrupción del régimen”, dijo el congresista en un comunicado de prensa.

Este viernes en la ONU el jefe de la diplomacia venezolana, Jorge Arreaza, calificó las medidas como "la peor agresión" a Venezuela.

"Quizá Estados Unidos está tratando de promover una crisis humanitaria en
nuestro país. ¿Qué quieren? ¿Quieren matar a los venezolanos de
hambre?", se preguntó hoy Arreaza en declaraciones a los periodistas
en la sede de Naciones Unidas.

(Con información de EFE, AP , la Casa Blanca y redes sociales)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG