Enlaces de accesibilidad

Nació el primer hijo del príncipe Guillermo


Un grupo de personas celebra el nacimiento del "bebé real" hoy, lunes 22 de julio de 2013, a las afueras del hospital St. Mary en Londres (Reino Unido).

El padre de Guillermo, Carlos, y su esposa, Camila, hablaron de la felicidad y orgullo de ser abuelos por primera vez.

El príncipe Guillermo expresó su felicidad y la de su esposa Catalina por el nacimiento de su primer hijo, este lunes en Londres, quien será el tercero en el orden de sucesión de la corona británica.

"No podríamos estar más felices", declaró el duque de Cambridge, de 31 años, en un breve comunicado, indicó la agencia AFP.

El bebé nació el lunes, después de que muchos británicos se despertaron con la noticia de que la duquesa de Cambridge, también conocida como Kate Middleton, entró en labor de parto del primer hijo de la pareja.

El anuncio del nacimiento, hecho a través de un comunicado de prensa del Palacio de Kensington, dijo que el niño nació a las 4:24 de la tarde (1524 GMT) y que pesó 3,9 kilos (8 libras y 6 onzas). Guillermo estuvo presente, según el palacio, que no incluyó el nombre del futuro monarca, aunque se espera que haga el anuncio en los próximos días.

"Su Alteza Real y su hijo están bien y permanecerán en el hospital esta noche", dice el comunicado. "Los miembros de las dos familias ya fueron informados y están encantados con la noticia".

Cuando se anunció la noticia, hubo gritos de júbilo de la multitud congregada cerca del Palacio de Buckingham. Cientos de personas, algunas de las cuales llevaban horas a la espera, se arremolinaron contra las rejas del palacio para poder ver el boletín en el que se anunció el nacimiento y que fue colocado en el patio del edificio.

El padre de Guillermo, Carlos, y su esposa, Camila, hablaron de la felicidad y orgullo de ser abuelos por primera vez.

"Es un momento increíblemente especial para Guillermo y Catalina, y estamos muy emocionados por el nacimiento de su bebé varón", dijo el príncipe Carlos en una declaración. "Ser abuelo es un momento único en la vida de cualquiera, como incontables personas amables me han dicho en los últimos meses, así que estoy enormemente orgulloso y feliz de ser abuelo por primera vez y esperamos con ansias ver al bebé en el futuro cercano".

El nacimiento real hizo recordar al del padre del bebé, Guillermo, en 1982, en el mismo centro hospitalario de Londres. Muchos recuerdan el momento en que fue llevado en los brazos de su madre, la princesa Diana, con el orgulloso padre, el príncipe Carlos, a su lado.

Se espera que el hijo de Guillermo y Catalina suceda a Carlos y Guillermo en el trono.

El presidente estadounidense, Barack Obama, y su esposa Michelle felicitaron al duque y la duquesa de Cambridge por el "feliz acontecimiento" del nacimiento de su primer hijo, un varón.

"Les deseamos toda la felicidad y bendiciones que traen la paternidad. El niño entra en el mundo en un tiempo de promesas y oportunidades para nuestras dos naciones", dijo la pareja en un comunicado.

Nadie puede predecir los cambios políticos y personales que habrá en los próximos años, pero se anticipa que el bebé sea el jefe de Estado de 16 países, entre ellos Gran Bretaña, Australia y Canadá, y posiblemente el jefe de la Mancomunidad de Naciones, que abarca a 54 países.

El niño también se convertiría en gobernador supremo de la Iglesia de Inglaterra.

El bebé representa un eslabón viviente de la historia imperial de Gran Bretaña, puesto que es el tátara tátara tátara tátara tátara nieto de la reina Victoria, que reinó en la cúspide del poder británico.

Muchos británicos esperaban que Guillermo y Catalina tuvieran hijos poco después de su boda de gala en 2011, que atrajo a una teleaudiencia global de cientos de millones de espectadores.

Sin embargo, la pareja esperó hasta que Guillermo estuviera cerca de concluir su labor militar como piloto de búsqueda y rescate de helicóptero en una base aérea en una remota isla de la costa de Gales.

Eso permitió a Catalina adaptarse a la vida real y sentirse más cómoda como el centro de atención antes de ser madre. También le permitió desempeñar un papel de apoyo durante las celebraciones por el Jubileo de Diamante de la Reina Isabel II el verano pasado.

Los primeros meses de su embarazo no fueron fáciles, ya que la duquesa fue hospitalizada a principios de diciembre por nauseas matutinas severas que la debilitaron y deshidrataron. Sin embargo, pareció recobrar su vigor rápidamente e hizo una serie de apariciones públicas hasta semanas antes de dar a luz, lo cual le valió elogios por su dinamismo y buen ánimo.

Se espera que la pareja real y su recién nacido pasen gran parte de su tiempo en los próximos años en una sección renovada del Palacio de Kensington, donde también transcurrió gran parte de la infancia de Guillermo y Enrique.

Los funcionarios reales dicen que Catalina y Guillermo intentarán dar a su hijo una educación lo más normal posible. Esto puede ser un reto en una época en que la familia real británica es tratada como celebridad mundial.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG