Enlaces de accesibilidad

¿Por qué no coinciden las listas de presos políticos cubanos?


Presos políticos cubanos.

La polémica desatada hace pocos días sobre los listados de presos políticos en Cuba tiene varias aristas: el criterio de selección, los grupos que los elaboran y la funcionalidad de los listados.

La polémica desatada hace pocos días sobre los listados de presos políticos en Cuba tiene varias aristas: el criterio de selección, los grupos que los elaboran y la funcionalidad de los listados en sí.

Opositores consultados por Martí Noticias alegaron que estas nóminas permiten a organismos internacionales exponer ante foros de Derechos Humanos la realidad de los que más sufren la represión en la isla.

Martha Beatriz Roque, exprisionera de la Primavera Negra de 2003, hizo críticas duras a la manera en que tanto dentro como fuera del país se confeccionan estos listados: "algunos casos deben ser verificados por una comisión creada al efecto, que evalúe los testimonios de testigos y familiares". Escuche aquí a Martha Beatriz Roque entrevistada en el programa Cuba al Día.

Entre las cuestiones polémicas y las críticas que reciben estos listados está la inclusión de personas que han usado armas en sus acciones y los sancionados por delitos como "resistencia y atentado" cuando en realidad, muchos han sido víctimas de las golpizas propinadas por sus captores e incluso, los tribunales no les entregan siquiera los documentos oficiales de su sentencia.

Un abanico de irregularidades

El Premio Sájarov 2010 Guillermo Fariñas dijo en el programa Contacto Cuba que en el caso de los presos que han cumplido largas condenas por motivos violentos contra el régimen de La Habana, merecen la libertad inmediata. "Es un ejercicio humanitario, en el caso de Armando Sosa Fortuny. Es una cuestión que defender, las personas que tienen más de 60 años, que están en prisión y son presos políticos, por encima de ideologías, de capillas políticas, de caudillismos", señaló el activista.

En relación con la posibilidad de participar como mediador en una comisión para unificar las listas existentes en Cuba, Fariñas alegó que haría falta un contexto de tolerancia y de aceptación de las opiniones de los demás. "Aceptar lo que el otro dice para hacer una concesión unificada de qué es un preso político".

Aunque organismos internacionales como Human Rights Watch (HRW) o Amnistía Internacional (AI), solicitan los documentos de sentencias que emiten los tribunales cubanos, en ocasiones es difícil obtener estos escritos o hacer coincidir lo que emiten con el hecho real. El contexto de sumisión de las instituciones jurídicas cubanas a los designios del poder autoritario opera en contra de los que debieran gozar de las bondades del Derecho Internacional.

José Daniel Ferrer, condenado a 25 años de prisión en 2003 en la causa de la Primavera Negra, ahora lleva los casos de los activistas de su organización, la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

"Tenemos en UNPACU 19 personas presas por motivos políticos, 17 ya en prisión y dos que están esperando por la fecha en que decidan internarlos. De esos, (de) 15 está completamente claro que la razón es política, (a) los otros cuatro les han fabricado delitos de tipo común y algunas organizaciones ven como muy delicado meterse en ese asunto, pero nosotros, que conocemos a esos activistas sabemos que hay toda una fabricación de delitos no cometidos con la intención de sacar de su activismo a personas muy dinámicas en la lucha a favor de la libertad y la democracia", indicó.

Amnistía Internacional ha detallado que declara a un prisionero como preso de conciencia cuando actúa sin violencia y ha sido apresado bajo una legislación que criminaliza ilegalmente la disidencia política.

El coordinador general de UNPACU dijo que precisamente ese martes cuando conversábamos con él acababa de entrar a prisión otro activista de su organización. "Se llama Leonardo Cobas Feria, le echaron un año por una supuesta amenaza contra un funcionario del Gobierno. Fue simplemente porque él puso unos letreros en contra del régimen en su vivienda y este individuo vino, se lo borró y le puso consignas comunistas. Él las borró y le dijo que no le volviera a poner consignas. Fue acusado por un supuesto delito de amenaza", señaló Ferrer.

La polémica por las listas

La más consultada y precisa de las listas parece ser la elaborada por Elizardo Sánchez Santacruz, al frente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN). Publica cada mes un listado parcial de las detenciones arbitrarias cometidas contra activistas de Derechos Humanos y contra personas que no militan en las filas opositoras.

Egberto Ángel Escobedo Morales coordina la Asociación de Presos y expresos Políticos Cubanos (APEPC) y, recientemente, recibió críticas por la lista que intentó presentar la semana pasada al cardenal Jaime Ortega. Y explica: "Nuestra lista coincide en la gran mayoría con la de Elizardo (Sánchez Santa Cruz), nos sentamos y conciliamos nuestro listado con él. Nuestras lista tiene algunos presos más".

Escobedo explicó que Elizardo Sánchez conoce algunos nombres de su listado y los considera también como presos políticos aunque no tiene toda la documentación para presentarlos como tal ante organismos internacionales como AI y HRW.

El periodista independiente Roberto de Jesús Guerra, director de la Agencia Hablemos Press, también lleva desde hace varios años un listado de presos políticos, similar a los anteriormente mencionados. A su lista se suma el Informe Mensual de Violaciones de los Derechos Humanos. En él acopia las detenciones cortas, registros domiciliarios, golpizas y otros maltratos que sufren los activistas en Cuba. La documentación de estos arrestos le ha permitido saber desde un inicio la causa de las sanciones que luego caen sobre los activistas.

Los listados han permitido que altas personalidades se interesen por los presos políticos, como ocurrió en 2003, cuando parlamentarios franceses "apadrinaron" a algunos prisioneros. Por otra parte, el conocimiento de estas listas ha hecho que sean ayudados material y económicamente por quienes se solidarizan con estas causas.

please wait

No media source currently available

0:00 0:05:47 0:00
  • 16x9 Image

    Luis Felipe Rojas

    Luis Felipe Rojas Rosabal, 1971. Narrador, poeta y realizador audiovisual. Tiene publicados -entre otros- los poemarios Para dar de comer al perro de pelea (2013) y Máquina para borrar humanidades (2015). Conduce el programa Contacto Cuba, de Radio Martí. Periodista dedicado al tema de los Derechos Humanos, ha recibido seminarios de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Lector voraz, amante del running, las artes plásticas y la música alternativa. Es autor del blog Cruzar las alambradas . Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas.

XS
SM
MD
LG