Enlaces de accesibilidad

Policía reprende a aficionados por ofensas a Gourriel


Yudielkis Gurriel

Un joven es agredido por las autoridades policiales por sacar un cartel que llamaba "traidor" al pelotero espirituano que ahora viste la camiseta de los Industriales.

El beisbolista Yulieski Gourriel, quien pasó de capitán del equipo de Sancti Spíritus a miembro del capitalino Industriales, continúa levantando las pasiones de la afición. Abucheos y ofensas, unas gritadas y otras dichas a la cara han marcado el primer juego de Gourriel contra su antiguo equipo en la ciudad que le vio nacer.

En entrevista con el periódico local Escambray admitió que esperaba el rechazo de la afición espirituana y aludió someramente a "la embarazosa situación", pero no se mencionó en la prensa que las rechiflas en el tercer inning lo sacaron de paso cuando en el banco de tercera un joven sacó un cartel que decía: “traidor”.

Fuentes que solicitaron el anonimato aseguran a Martinoticias.com que esta persona fue bajada a golpes por la policía, y luego varios aficionados que lo apoyaron también fueron maltratados y detenidos.

Gourriel confesó que jugar contra quienes compartió 12 años de su vida profesional “y que son amigos en lo personal”, ha sido uno de los momentos más difíciles de esta transición, “me sentí muy incómodo, muy extraño, pasaban los innings y no me hallaba.”

El joven jonrronero amenazó entonces a la policía con retirarse del juego si no apresaban a los agresores verbales, dijo la fuente. El pelotero estrella vivió un incidente similar en el hotel donde se alojaba el equipo, cuando una persona le dirigió el mismo calificativo.

Aseguran en Santi Spíritus que el joven del cartel, a pesar de la reprimenda de las autoridades, se mostró complacido con su acción y la parte del público que presenció el incidente lo apoyó con aplausos.

El jugador estrella –durante su diálogo con la periodista Elsa Ramos Ramírez– expresó su sorpresa y agradecimiento ante el apoyo recibido por una parte del público cuando le pidieron un jonrón: “fue algo muy grande, me puse muy contento con esa expresión”.

Independientemente de que los nervios le jugaron una mala pasada en su primer turno al bate, el pelotero celebró haberse contagiado con la agresividad y la pasión de los Industriales, pues “a veces es verdad que me acomodaba un poco, ahora aquí no me da tiempo.”

Por lo demás, tal parece que más le vale adaptarse al rechazo, porque a los Industriales se les odia en Cuba con la misma fuerza que se les ama. El propio Gourriel contó que en su debut con el traje azul en Santiago, el abucheo fue tan grande “que no podía entrar casi al cajón de bateo, no oía nada, no podía concentrarme.”

Gourriel confía en el tiempo para adaptarse a su nuevo papel, mientras tanto advirtió que “después de Industriales, que a nadie le quepa duda que el equipo que prefiero que gane es Sancti Spíritus,” y se incluyó entre los que esperan hace años que los yayaberos ganen la Final.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG