Enlaces de accesibilidad

La policía francesa localiza a los autores de la masacre de "Charlie Hebdo"


Agentes de policía franceses permanecen en guardia en una calle junto a la sede del semanario satírico francés "Charlie Hebdo".

Dos de ellos fueron localizados durante la mañana a bordo de un coche y cubiertos con pasamontañas. Según testigos se dirigían a a París y en la parte trasera del vehículo se apreciaban armas largas. El tercero se entregó voluntariamente.

Los presuntos autores materiales del atentado contra el semanario francés Charlie Hebdo se encuentran en el norte de Francia y seguidos por la policía, según las últimas informaciones. Los dos hermanos, Cherif Kouachi, de 32 años, y Said Kouachi, de 34, se convirtieron el jueves en los hombres más buscados del país, sospechosos del asalto en el que murieron una docena de personas y que conmocionó al país y a buena parte del mundo.

Ambos fueron localizados durante la mañana en la carretera RN2, cerca de Villers-Cotteret (l'Aisne), a bordo de un Renault Clio con la matrícula oculta y cubiertos con pasamontañas. Según testigos, se dirigían a París y en la parte trasera del vehículo se apreciaban armas largas.

Por la mañana los dos hombres habrían atracado una estación de servicio y se habrían escuchado varios disparos para robar combustible y alimentos. El propio dueño de la gasolinera reconoció a los individuos a pesar de ir enmascarados y declaró que "iban armados con fusiles AK-47, Kalashnikov, y lo que parecían ser lanzaproyectiles".

El tercer sospechoso identificado por las autoridades francesas en el ataque, Murad Hamyd, de años 18, se entregó voluntariamente declarándose inocente de las acusaciones, dijo la portavoz de la Fiscalía de París, Agnes Thibault-Lecuivre.

De los dos hermanos, el menor de los Kouachi fue condenado a 18 meses de prisión en 2008 tras intentar marcharse para unirse a combatientes islámicos en Irak y, de acuerdo con periodistas de Associated Press que cubrieron el juicio, éste desveló una trama de reclutamiento en un barrio trabajador y multicultural del nordeste de París para librar una guerra santa islámica. Estas fuentes lo describen como un joven delgado que parecía muy nervioso ante el tribunal.

En dicho juicio, el abogado de Cherif Kouachi dijo entonces que su cliente se había juntado con malas compañías y estaba sobrepasado por la situación. En ese momento se dijo que sólo había recibido formación mínima de combate, incluyendo el funcionamiento del rifle automático Kalashnikov y estudiando un esquema.

Hasta entonces, Kouachi se había desempeñado como repartidor de pizzas y fue descrito como un guerrero reacio, aliviado de que agentes de contraespionaje franceses le hubieran impedido tomar un vuelo con destino a Siria que en último término debía haberle puesto camino del campo de batalla en Irak.

Su abogado Vincent Ollivier dijo al periódico Le Parisien que la prisión cambió a su antiguo cliente, haciéndolo hosco e introvertido. Fue entonces cuando empezó a dejarse barba, y la etapa en prisión podría haberle convertido en una bomba de relojería según el abogado.

En la masacre del semanario Charlie Hebdo fallecieron 12 personas, entre las cuales se encuentran cinco de los más prestigiosos dibujantes de Francia, dos policías, un encargado del mantenimiento y una psiquiatra, entre otros.

El papa Francisco recibió en audiencia a cuatro imanes franceses, quienes condenaron el atentado en París y animaron a la "mayoría silenciosa" musulmana a salir a la calle

A última hora del día de ayer, el papa Francisco recibió en audiencia a cuatro imanes franceses, quienes condenaron el atentado en París y animaron a la "mayoría silenciosa" musulmana a salir a la calle, según la revista católica Roma Sette.

Uno de ellos fue el rector de la mezquita Othman de Villeurbanne, Azzedine Gaci, quien invitó a movilizarse a "la mayoría silenciosa de los musulmanes" para que "salgan a las calles" porque "los musulmanes están traumatizados y presos de ignorantes que no pertenecen a la comunidad", según Roma Sette, órgano del Vicariado de la capital italiana.

Este rector declaró que "nada justifica tal crimen, a sangre fría y por corazones de piedra" a los que no ha tocado la fe y con los que "no pueden ser vinculados ni Dios ni el Profeta". Señaló, además, que "no hay ningún elemento religioso" en un acto que denominó como "el resultado de la ignorancia, del ser iletrado, de la fascinación por el heroísmo y por los videojuegos, de la confusión entre lo real y lo virtual".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG