Enlaces de accesibilidad

Podemos, el partido de extrema izquierda española, convertido en tercera fuerza política


El líder de Podemos, Pablo Iglesias (c), Juan Carlos Monedero (i) e Iñigo Errejón (d), en la Asamblea Ciudadana "Sí Se Puede".

En cuanto al porcentaje de voto directo, una encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) lo sitúa como primer partido con un 17,6%, encima del PSOE (14,3%) y el PP (11,7%).

De realizarse las elecciones generales en España en pocos días, Podemos se colocaría como tercera fuerza política con el 22,5% de los votos, mientras que el PP seguiría siendo el partido con más porcentaje (27,5%) superando en 3,6 puntos al PSOE, que se colocaría con el 23,9%.

Este es el resultado de la encuesta realizada para el Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), basada en 2.480 entrevistas en 239 municipios en los primeros 13 días de octubre. Se trata de uno de los sondeos con mayor credibilidad que se realizan en España, avalado por el Ministerio de Presidencia.

Sin embargo, Podemos se sitúa como primera fuerza política en cuanto al porcentaje de voto directo con un 17,6%, encima del PSOE (14,3%) y el PP (11,7%). Este porcentaje, diferente al de intención de voto, se basa en las respuestas espontáneas de los encuestados preguntados por el partido al que votarían si las elecciones fueran mañana mismo.

En otro concepto que maneja la encuesta del CIS, el 'voto + simpatía', que mide la afinidad con los líderes políticos, el partido de Pablo Iglesias también sería la primera opción con un 19,3% frente al PSOE (18,1%) y el PP (14,6%).

No obstante, existe un 19,5% de los encuestados que aún no tendrían decidido el voto así como un 15,7% que dice que no votaría mañana en caso de haber elecciones, que están previstas para 2015, aún sin fecha señalada.

El PP se desploma desde las últimas elecciones

A pesar de que el PP sigue apareciendo como primera fuerza política, este sería su peor resultado de las últimas tres décadas, lejos del 44,62% que consiguió en las generales de 2011 y con el que logró la mayoría absoluta del Parlamento. Sin embargo, el PSOE, con nueva dirección federal y líder –Pedro Sánchez– crecería en 2,7 puntos con respecto a julio, aunque aún estaría muy por debajo del 28,73% de las últimas generales.

Podemos fue fundado por Pablo Iglesias en enero de 2014 tras las protestas contra la corrupción y los recortes económicos que comenzaron en 2011

Otro aspecto en el que sorprende esta encueta es en la diferencia de porcentajes entre las dos principales fuerzas políticas tradicionales en España. Si la distancia entre PP y PSOE era de 15 puntos en la última legislatura, ahora se habría reducido a sólo 3,6 puntos, la más estrecha desde la primavera de 2010.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante la entrevista que concedió a la Agencia Efe tras las elecciones europeas.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante la entrevista que concedió a la Agencia Efe tras las elecciones europeas.

Podemos, marcado por su éxito en las europeas, es un partido que los encuestados reconocen mayoritariamente en la extrema izquierda del mapa político. Con los datos del sondeo incrementaría en octubre su estimación de voto hasta llegar al 22,5%, cuando otra encuesta del propio CIS de julio le otorgaba un 15,3%, lo que demuestra su rápido ascenso y algo desconocido en la reciente democracia española, pues tan sólo tiene ocho meses de vida.

La organización fue fundada por Pablo Iglesias en enero de 2014 tras las protestas contra la corrupción y los recortes económicos que comenzaron en 2011.

El crecimiento de esta nueva fuerza política también ha pasado factura a los otros partidos minoritarios de centro e izquierda que habían crecido en los últimos años. Es el caso de IU, que caería hasta el 4,8% de los votos, UPyD de Rosa Díez que alcanzaría el 4,1% y las formaciones nacionalistas catalanas de CIU y ERC, que se mantendrían en el Congreso español con el 3,8 y el 2,3% respectivamente, cifras muy similares a las de las últimas elecciones.

¿Por qué crece Podemos?

Tal y como ha reconocido su líder en varias entrevistas, su partido es consciente de que la popularidad alcanzada y las posibilidades de colocarse como uno de los principales partidos en España no es tanto una cuestión de méritos propios como de desméritos de PP y PSOE.

A día de hoy, el paro es para el 52,5% de los encuestados la principal preocupación, y la corrupción lo es para el 16,4%. Los políticos y la política, además, son cuestionados por el 8,7% de los españoles que los consideran su principal preocupación también.

Sumado a esto, los datos del CIS apuntan que un 68,9% descalifica la acción del Gobierno mientras que un 6,1% la considera 'buena' o 'muy buena'. Con respecto al presidente español Mariano Rajoy, únicamente el 11,7% mantiene su confianza en él. Un 86,6% manifiesta que tiene poca o ninguna fe en el líder del PP en estos momentos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG