Enlaces de accesibilidad

Población japonesa caería 30 pct en 2060, aumenta temor por deuda


El número de personas de 14 años o menos será menor a 8 millones, mientras que habrá casi 35 millones de habitantes de 65 años o más

La población de Japón disminuirá un 30 por ciento, a menos de 90 millones, en el 2060, cuando dos de cada cinco personas tendrán 65 años o más, dijo el lunes una agencia del Gobierno, subrayando la carga financiera que debe soportar la envejecida sociedad japonesa.

El sombrío pronóstico pone de relieve el fracaso de las campañas de natalidad y sumará urgencia a los esfuerzos por reformar el sistema impositivo y de seguridad social. También podría avivar el debate sobre la inmigración.

Para el 2060, el número de personas de 14 años o menos será menor a 8 millones, mientras que habrá casi 35 millones de habitantes de 65 años o más.

La población está envejeciendo al mayor ritmo entre los países desarrollados debido a una baja tasa de natalidad combinada con una elevada expectativa de vida.

"La tendencia de la sociedad envejecida continuará y es difícil esperar que la tasa de natalidad aumente significativamente", dijo el jefe de gabinete, Osamu Fujimura, en una rueda de prensa.

"Por lo tanto, se necesita una amplia reforma impositiva y de la seguridad social", agregó.

El primer ministro Yoshihiko Noda prometió duplicar un impuesto a las ventas del 5 por ciento en dos etapas antes de octubre del 2015 para ayudar a financiar los crecientes costos de la seguridad social, que están creciendo a un ritmo de 1 billón de yenes (13.000 millones de dólares) por año.

La deuda pública tiene dos veces el tamaño de la economía japonesa, de 5 billones de dólares.

Si bien acepta la necesidad de introducir una reforma impositiva, el mayor partido opositor amenazó con bloquear la legislación en la Cámara alta del Parlamento, argumentando que el plan del Gobierno para modernizar las pensiones públicas exigiría un impuesto más alto.

Se estima que la población caerá a menos de 100 millones en el 2048 y a 86,74 millones en el 2060, desde 128,06 millones en el 2010, de acuerdo a una proyección de un departamento de investigación del Ministerio de Salud.

En el 2060, el número de personas de 14 años o menos caería más de la mitad, a 7.91 millones. En cambio, el número de personas con 65 años o más se proyecta que crecerá un 18 por ciento, a 34,64 millones, representando el 39,9 por ciento de la población, comparado con el 23 por ciento en el 2010.

El ritmo del envejecimiento se ha desacelerado un poco en comparación con la estimación previa en el 2006, pero la tendencia general no se ha modificado.

La tasa de fertilidad, es decir, el número estimado de niños que nacen por pareja, se prevé que llegará a 1,35 en el 2060, desde 1,39 en el 2010, por debajo del 2,08 que se necesita para evitar que la población se achique. El promedio mundial es de 2,5.

Algunos expertos han propuesto liberar las reglas de inmigración, pero muchos japoneses dudan acerca de abrir las puertas a los extranjeros ya que creen que podrían tener problemas para adaptarse a una sociedad donde la homogeneidad ha sido considerada como una fuente de estabilidad.

En las últimas dos décadas, Japón ha intentado elevar la tasa de natalidad sin éxito. Los críticos dicen que facilitar que las mujeres trabajen y críen a sus hijos al mismo tiempo es clave para lidiar con el problema.

XS
SM
MD
LG