Enlaces de accesibilidad

Pide Arzobispo Wenski que se ore en La Ermita por Sonia Garro


Celebración de la Virgen en la Ermita de la Caridad del Cobre

El arzobispo de Miami responde así a una solicitud del Centro para una Cuba Libre (Center for a Free Cuba), grupo pro-democracia radicado en Washington y dirigido por Frank Calzón.

El arzobispo de Miami Thomas G. Wenski ha pedido que la concurrencia al Santuario Nacional de La Ermita de Caridad, en Miami, hagan oraciones especiales este fin de semana por la disidente cubana Sonia Garro y otras dos personas encarceladas sin juicio poco antes de una misa papal en La Habana en el 2012.

Wenski estaba respondiendo a una solicitud del Centro para una Cuba Libre (Center for a Free Cuba), grupo pro-democracia radicado en Washington y dirigido por Frank Calzón, a varios dignatarios de la Iglesia Católica Roma de que oraran por los disidentes el Domingo de Resurrección.

"Sepan que esta familia estará en mis oraciones, y que he pedido que este pedido de oración se incluya en las oraciones ofrecidas en la Ermita de la Caridad este fin de semana" en Coconut Grove, escribió Wenski en un correo electrónico.

Garro, miembro de las Damas de Blanco, su esposo Ramón Alejandro Muñoz y el activista Eugenio Hernández fueron arrestados en la casa del matrimonio en un vecindario humilde de La Habana el 18 de marzo del 2012 mientras planeaban asistir a la misa del Papa Benedicto XVI, afirman los disidentes.

La fiscalía los acusó de tratar de matar a los agentes de policía cuando se resistieron a una redada en su casa. Garro dijo que no hubo resistencia alguna, y alegó que la policía usó gases lacrimógenos y le disparó en la pierna con una bala de goma durante la redada.

No se ha celebrado juicio, pero la fiscalía pidió una sentencia de 14 años de cárcel para Muñoz, 11 para Hernández y 10 para Garro, condenas que están entre las más largas impuestas a disidentes desde que 75 activistas de oposición fueron sentenciados a hasta 28 años en la primavera del 2003.

La policía detuvo a más de 1,000 disidentes durante la visita del papa a Cuba del 26 al 28 para impedirles asistir a las masas papales, y bloquearon sus teléfonos celulares en un intento aparente de evitar que se filtrara la noticia de la redada a los medios de prensa.
XS
SM
MD
LG