Enlaces de accesibilidad

Peter Quillin ganó con fulminante KO y peleará por título mundial


El estadounidense Peter "Kid Chocolate" Quillin (i) y el escocés Craig McIntosh McEwan (d) intercambian golpes, durante la pelea coestelar de peso medio en la velada Boxing After Dark que se realiza en el Centro de Convenciones de Cancùn (Mèxico). Foto de archivo.

En el mundo del boxeo actual, no todos los pugilistas logran concretar una pelea dentro del ring, y mucho menos ante un monarca del orbe. Eso fue lo que logró el cubano americano Peter “Kid Chocolate” Quillin.

Tras finalizar su pelea por KO ante el australiano Michael Zerafa, “Kid Chocolate” , dentro del ring, desafió a Jacobs, quien se encontraba cerca del cuadrilátero observando ese combate.

Quillin encima del ring le dijo públicamente al peleador de Brooklyn, Nueva York, que si era valiente, aceptara una pelea con él. Inmediatamente Jacobs fue entrevistado por un comentarista del canal de TV NBC, y aceptó el reto de Peter.

Todo fue tan rápido que unas horas después de la conversación entre Peter y Daniel los promotores de ambos peleadores aceptaron los términos y ese combate se efectuará el 5 de diciembre próximo en el Barclays Center, de Brooklyn por el título de las 160 libras de la Asociación Mundial de Boxeo, que está en poder de Jacobs desde agosto del 2014, tras derrotar por KO en el quinto round al entonces invicto Jarrod Fletcher.

Jacobs (30-1-27 KO) figura en la actualidad entre los mejores peleadores del mundo libra por libra, en tanto Quillin fue monarca en el peso mediano de la Organización Mundial de Boxeo desde octubre del 2010 hasta que renunció a la corona de ese organismo en enero pasado.

“Kid Chocolate” se mantiene invicto en 32 peleas con 23 éxitos por la vía rápida y un empate ante Andy Lee en abril del presente año.

Quillin logró poner en el calendario su venidera pelea ante Jacobs tras derrotar con un fulminante KO en el quinto asalto al prospecto australiano Michael Zerafa (17-2-9 KO).

La pelea Quillin-Zerafa llegó al quinto round muy pareja. Sin embargo, el invicto cubano estadounidense se creció y en un fuerte intercambio de golpes llevó la mejor parte.

Tras una seguidilla de seis golpes conectados por Quillin al cuerpo de Zerafa, el australiano en una esquina neutral recibió una derecha corta de Quillin.

De esa forma Zerafa se desvaneció sobre el cuadrilátero y permaneció todo el tiempo sin conocimiento. El tercer hombre del ring Arthur Marcante Jr al ver en pésimas condiciones físicas al púgil de Melbourne decidió llamar al médico, quien inmediatamente decidió colocar a Zerafa en una camilla, aplicarle oxigeno y enviarlo a un hospital en Mashantucket, Estado de Connecticut, donde se realizó la pelea.

Horas después Zerafa se recuperó en un hospital de Connecticut y ya se informa que está bastante bien de ese KO. Fue, sin lugar a dudas, uno de los nocauts más espectaculares en la historia del boxeo moderno.

La esperada pelea Quillin-Jacobs llama la atención por la fuerte pegada de ambos y porque son peleadores técnicos, agresivos y se plantan frente a frente a combatir.

Hacer un pronóstico de ese combate es muy difícil, pero me inclino con un triunfo del cubano americano Quillin por su rapidez de piernas y manos y explosividad, aunque deberá combatir ante Jacobs con las manos en alto y cuidarse en los intercambios con el ídolo de Brooklyn, quien en esa ciudad ha combatido en dos de sus últimas tres peleas y ambas las ganó por la vía del cloroformo.

Actualmente Cuba cuenta con cuatro monarcas mundiales profesionales y dos que renunciaron a sus títulos, Quillin y el habanero Rancés Barthelemy, quien subió de las 130 libras a las 140.

Los titulares por la mayor isla de las Antillas son el peso gallo santiaguero Guillermo Rigondeaux, el ligero pinero Richard Abril, el súper welter guantanamero Erislandy Lara y el peso crucero vueltabajero Yoan Pablo Hernández.

El guantanamero Yuriorkis “El Ciclón” Gamboa trata de regresar al ring para ver si le dan una oportunidad y pelear por la corona mundial en las 126 libras, donde fue campeón por seis años.

XS
SM
MD
LG