Enlaces de accesibilidad

Pelotero cubano da fuerzas al equipo de los Rangers


Pelotero cubano, Leonys Martín

La velocidad, defensa y contacto son el conjunto de habilidades que a los 24 años de edad, el zurdo pegador Martín puede aportar a la alineación del equipo tejano.

Mirando hacia el futuro, la presencia del jardinero central Leonys Martín en la lista de los Rangers de Texas le da al club la oportunidad de resolver una serie de desafíos, escribe Bernie Pleskoff en un artículo publicado en el sitio digital de Las Grandes Ligas del béisbol.

Martín, un desertor cubano que firmó con el conjunto tejano en 2011, le da al equipo un liderazgo potencial de primer bate, y es un jardinero central codiciado en el mundo siempre cambiante de las Grandes Ligas.

En un momento en que los bateadores de poder son difíciles de encontrar, velocidad, defensa y contacto son cada vez más importante. Ese es el conjunto de habilidades que a los 24 años de edad, el zurdo pegador Martín puede aportar a la alineación.

Si los Rangers son capaces de volver a firmar al potencial agente libre Josh Hamilton, Martín podría provocar una transición permanente de Hamilton al jardín izquierdo.
El pelotero cubano debe de demostrar una capacidad sostenida para jugar la Liga Mayor de béisbol de calidad tanto en ataque como en defensa.

El pelotero cubano jugó para Villa Clara en la Serie Nacional de Cuba e integró el equipo Nacional de Cuba en el Clásico Mundial de Béisbol 2009. Jugó en el campo corto, en segunda base, en tercera base y en el jardín central.

El joven salió de la isla y huyó a México en el verano de 2010. Los Rangers lo firmaron en mayo de 2011, con un contrato de $ 15.5 millones que incluía un bono por firmar de 5 millones de dólares.

En su primera temporada profesional jugó en tres niveles, llegando a 0.295, con cuatro jonrones y 42 impulsadas. Tuvo 302 turnos al bate en los 73 partidos que jugó.
Más tarde, Martín se unió a los Surprise Saguaros y participó en la Liga de Otoño de Arizona.

Pelotero cubano, Leonys Martín
Pelotero cubano, Leonys Martín
Bateó para .290 en 31 turnos al bate en ocho encuentros. Entre sus éxitos se cuentan dos dobles, una triple, un jonrón y siete empujadas. También robó cuatro bases, y solo lo cogieron una vez.

“Francamente, estaba decepcionado con su juego. Una gran emoción y entusiasmo rodearon su firma y esperaba un mejor rendimiento”, dice Pleskoff sobre el desempeño del joven en la temporada otoñal.

“En la séptima entrada de su primer partido en la liga de otoño, Martin bateó un jonrón. Me senté en mi asiento y tomé nota. Fue un comienzo impresionante. Vi todos los encuentros que jugó Martín ya que yo estaba buscando prospectos para los Rangers”.
“Tomó rutas incómodas en los jardines, no corrió duro de home a primera base, no mostró mucha disciplina en el plato. Me sentí engañado. Yo sabía que el talento estaba disponible, pero no estaba siendo reflejado”, explica.

“Creo que Leonys Martín estaba cansado y fuera de sincronía. Yo creo que él estaba en el medio de adaptarse a un nuevo país”.

Él ya había vivido en México, ya había jugado en el Rock Frisco y Ronda y había estado en la Liga de Arizona. Esto fue en el lapso de medio año desde su deserción desafiante y muy intensa de Cuba, detalla el artículo.

Esta temporada ha sido mucho más gratificante, tanto para Martín y los Rangers. Aunque sufrió una lesión en el pulgar que le costó más de cinco semanas de recuperación, regresó de nuevo a Triple A Round Rock y mostró lo que puede hacer en el plato, en las bases y en el jardín central.

El personal de desarrollo de jugadores de los Rangers ha trabajado duro para poner de manifiesto la capacidad innata del jardinero de 6-pies-2 y 190-libras.

Martín es mejor conocido como un corredor rápido y un buen defensor. Sin embargo, creo que también muestra signos de fortaleza y de poder crudo que podrían convertirse en más jonrones de lo que uno podría esperar.

Martín es básicamente un bateador de líneas, pero los nuevos ajustes en su swing pueden llevarlo a sacar a la pelota del parque.

Si continúa mostrando mejoras en el swing y mantiene su enfoque en la paciencia y en conseguir la base, puede ser una ventaja.

La velocidad es una de las herramientas principales de Martín. Sin embargo, él todavía está aprendiendo los matices y las técnicas mecánicas de robar las bases.

Es el tipo de corredor que tiene la capacidad de robar tercera, así como la segunda base.

Una vez que se entera de las rutas más eficientes y se acostumbra a los nuevos estadios, debe mejorar su defensa. Su fuerza en el brazo y la precisión son la calidad necesarias para las Grandes Ligas. Si él puede jugar con un esfuerzo total y aprender a leer las bolas de buenas a primeras, al tiempo que las rutas más eficaces y eficientes, puede convertirse en un defensor de gran prestigio.

“Me gusta Leonys Martín por sus posibilidades de convertirse en el primer bate tabla de fijación de los Rangers”, concluye Bernie Pleskoff.
XS
SM
MD
LG