Enlaces de accesibilidad

Película censurada en Cuba se estrena después de 51 años


El director de cine cubano Fausto Canel.

Fausto Canel cuenta que los tres directores embarcados en el proyecto acordaron apartarse de la epopeya castrista y centrarse en la realidad cubana.

Un filme cubano que permaneció guardado por 51 años en los archivos de la Cinemateca de Cuba, se estrenará en el programa “La mirada indiscreta”, del canal miamense América TV, el domingo 28 de junio, a las 8 pm.

Un poco más de azul (1964) ​es una película de tres cuentos, dirigidos por documentalistas que comenzaban así su primer trabajo de ficción: Fernando Villaverde, Manuel O. Gómez y Fausto Canel.

Al igual que el primer cuento, Elena, de Villaverde, El final, de Canel, fue prohibido por el Instituto del Cine y nunca fue exhibido por considerar que se apartaban peligrosamente de la ortodoxia oficial.

“Era la primera vez en el cine cubano que se mostraba a alguien queriendo irse de Cuba, y no un batistiano, como decía el discurso oficial, sino un cubano común que no le gustaba el rumbo que estaban tomando las cosas”, dijo Canel, quien cuatro años después se marchó a París, Francia.

El director de cine cubano Fausto Canel durante una de las filmaciones en Cuba.
El director de cine cubano Fausto Canel durante una de las filmaciones en Cuba.

El director cuenta que los tres directores embarcados en el proyecto acordaron apartarse de la epopeya castrista y centrarse en la realidad cubana. “De ahí el nombre ‘Un poco más de azul’; la cosa se estaba poniendo demasiado roja”, apunta el director.

Las historias fueron censuradas expresamente por Alfredo Guevara recién terminadas en 1964, a pesar de que un año antes cuando leyó el guión accedió a la filmación. "Lo primero que me dijo Alfredo fue: 'Tienes que quitar el discurso de Fidel del final'", contó Canel. "Y el discurso de Castro era y es esencial para comprender las motivaciones de los personajes".

Pero, a pesar de retirar el fragmento, la dirección del ICAIC no cedió y el filme terminó en el piso de uno de los salones de la Cinemateca de Cuba, hasta hace 6 meses el actual director de esa institución, Luciano Castillo, recuperó la copia perdida y la entregó a Canel en una visita a Miami.

“No tenía muchas esperanzas de encontrarla. Traté recuperarla varias veces durante todos estos años, pero no tenía quien se ocupara. Nadie sabía dónde estaba. Hasta que hicieron a Luciano director de la Cinemateca, una persona honesta, que la buscó y la encontró”, apuntó el director.

“Lo que más temía era que se volviera una melcocha, pero no, estaba ahí intacta, en el suelo de uno de los salones del archivo. También es cierto que jamás pasó por los aparatos de proyección, así que no se dañó por el uso”, agregó.

Canel restauró la película e incorporó el fragmento del discurso de Fidel Castro, censurado por Guevara. Ahora, la pone a consideración del público no solo el venidero domingo, sino en su sitio web FaustoCanel.com.

La Cinemateca de Cuba también planea proyectar Un poco más de azul al público de la isla por primera vez tras más de medio siglo, pero aún no han decidido una fecha, dijo Canel.

La Cinemateca de Cuba también planea proyectar “Un poco más de azul” al público de la isla por primera vez tras más de medio siglo, pero aún no han decidido una fecha, dijo Canel.

De los otros dos directores, Canel contó que Manuel. O. Gómez permaneció en Cuba hasta su muerte, mientras Fernando Villaverde emigró a Barcelona.

Canel ya se encargó de dar la buena nueva a Villaverde y a una de las actrices, Mequi Herrera, residente en Miami. Solo le falta contactar en Cuba a la protagonista de “El Final”, Norma Martínez, con quien perdió contacto.

“Mequi me dijo que un grupo de amigos se reunirán este domingo para ver y celebrar el estreno en televisión. La película se convirtió en un mito y ahora todo el mundo quiere saber por qué fue prohibida”, dijo el director.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG