Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Pastor bautista dialoga con Donald Trump sobre libertad religiosa en Cuba

El pastor bautista Mario F. Lleonar (primero de pie a la derecha) en el encuentro con el presidente Donald Trump. (Captura de video/PBS News)
El pastor bautista Mario F. Lleonar (primero de pie a la derecha) en el encuentro con el presidente Donald Trump. (Captura de video/PBS News)

El pastor bautista Mario Félix Lleonart Barroso pudo dialogar este miércoles con el presidente estadounidense Donald Trump en la Conferencia Ministerial para Promover la Libertad Religiosa (IRF) y responder sobre la situación de los derechos humanos en Cuba y la persecución a que son sometidos algunos líderes de comunidades cristianas.

En entrevista con Radio Televisión Martí, Lleonart Barroso comentó que fue "un enorme privilegio" poder denunciar la grave situación de las libertades religiosas en la isla ante el mandatario estadounidense.

“Pude decirle: ‘Presidente, soy cubano, le agradezco por pensar en Cuba, por invitarme, y sepa que se están violando las libertades. Que hay un pastor en estos momentos preso con su esposa en Guantánamo, es el pastor Ramón Rigal y su esposa (Ayda Expósito)”, expresó.

Barroso fue parte de "un grupo de 28 sobrevivientes de represión religiosa" que se reunió con Trump en la Casa Blanca.

Luego de la presentación, explicó, el presidente Trump preguntó si algo había cambiado con el nuevo gobernante –Miguel Díaz-Canel- en Cuba.

“Mi respuesta fue que no podíamos hablar de un nuevo líder porque Raúl Castro continúa siendo el 1er Secretario del Partido Comunista de Cuba. Todos sabemos que según la propia Constitución el Partido es el mayor órgano de poder en Cuba”, indicó.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:16 0:00

Transcripción del diálogo entre el presidente Trump y el pastor Lleonart Barroso (Sitio digital de la Casa Blanca)

REVERENDO BARROSO: Presidente, soy el Pastor Mario, de Cuba.

EL PRESIDENTE: Sí.

REVERENDO BARROSO: Bendiciones. Un pastor, Ramón Rigal, y su esposa (Ayda Expósito) están encarcelados en Cuba. Por favor, oren por ellos y ayuden a la gente en Cuba. Cinco pastores, que recibieron la invitación para este evento, no están aquí hoy porque el gobierno de Cuba no les dio el permiso.

Estoy aquí porque soy refugiado en Estados Unidos. Gracias por su hospitalidad conmigo.

EL PRESIDENTE: ¿Cómo ha estado Cuba sin Castro? Todavía hay un Castro allí, pero tú tienes un nuevo líder. ¿Cómo ha sido eso? ¿Algo diferente?

REVERENDO BARROSO: No, no es real. Castro continúa en el poder porque es el primer secretario del partido, el partido comunista. Y el nuevo presidente no lo es realmente. Castro es el verdadero líder (inaudible).

EL PRESIDENTE: Ya veo. Todo bien. Gracias. Gracias.

Lleonar Barroso relató que también habló sobre los cinco pastores cristianos a quienes el régimen cubano les negó la salida del país para participar en el mencionado evento.

El pastor cubano, junto a seis invitados más, departió también en reunión privada con el Secretario de Estado Mike Pompeo, a quien pudo entregarle por escrito un informe sobre las libertades religiosas en la isla.

En el encuentro participó Sam Brownback, embajador de Estados Unidos para las Libertades Religiosas.

Lleonart Barroso fundó en 2013 en Cuba, el Instituto Patmos, enfocado en el diálogo interreligioso y la defensa de las libertades religiosas.

El religioso también ha sido víctima de la represión en Cuba. En una fotografía tomada por su esposa, Yoaxis Marcheco Suárez, se puede observar a Lleonart Barroso conducido por el cuello a manos de un agente policial en Camajuaní, Villa Clara, a raíz de la visita del entonces presidente Barack Obama a Cuba en 2016.

Arresto del pastor bautista Mario Félix Lleonert Barroso en Camajuaní, el 20 de marzo de 2016.
Arresto del pastor bautista Mario Félix Lleonert Barroso en Camajuaní, el 20 de marzo de 2016.


El pasado domingo, 14 de julio, las autoridades cubanas impidieron la salida a los presidentes de Asambleas de Dios y la Liga Evangélica de Cuba, Moisés Prada y Alida León Báez, y de las Iglesias Bautista Occidental y Oriental, Dariel Llánez y Josué Legrá, respectivamente.

Otro pastor, Alaín Toledano, recibió la misma negativa cuando se disponía a abordar el avión en el aeropuerto de la ciudad de Santiago de Cuba.

Vea todas las noticias de hoy

Blinken defiende decisión de sacar a Cuba de la lista de países que no cooperan en la lucha antiterrorista

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, testifica en una audiencia del Subcomité de Estado, Operaciones Exteriores y Programas Relacionados del Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes, 22 de mayo del 2024.
El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, testifica en una audiencia del Subcomité de Estado, Operaciones Exteriores y Programas Relacionados del Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes, 22 de mayo del 2024.
Getting your Trinity Audio player ready...

El Secretario de Estado, Antony Blinken, abordó el tema cubano en dos audiencias este miércoles. En la primera, defendió la decisión de sacar a Cuba de la Lista de Países que No Cooperan Plenamente con los Esfuerzos Antiterroristas de Estados Unidos. En la segunda, dijo que no hay planes para remover a Cuba de la Lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo.

En una audiencia a las 10 de la mañana sobre la solicitud de presupuesto para el Departamento de Estado en el año fiscal 2025, el congresista Mario Díaz-Balart -presidente del Subcomité de Estado, Operaciones Exteriores y Programas Relacionados del Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes- le preguntó el por qué de la exclusión de la lista de naciones que no cooperan.

El congresista le recordó que el gobierno cubano aún da refugio a fugitivos buscados por autoridades estadounidenses y tiene una extensa red de espías, dando como ejemplo el reciente caso de Víctor Manuel Rocha, el exdiplomático condenado en abril a 15 años de cárcel por trabajar clandestinamente para la inteligencia cubana.

Mencionó además que La Habana firmó recientemente un acuerdo militar con Bielorrusia para entrenar a cubanos que luego se incorporan a la guerra contra Ucrania.

Blinken respondió que “el estatuto de no cooperación total requiere una revisión anual y la base para la designación por parte de la administración anterior fue la presencia de miembros del Ejército de Liberación Nacional de Colombia en Cuba”.

“El cambio este año ha sido que el gobierno colombiano ya no busca su extradición y, como usted señaló, reanudamos la cooperación policial con Cuba en aras del interés nacional y, por lo tanto, la base para la designación ya no estaba allí", dijo.

"Seguimos luchando y tomando medidas pero en este caso particular, dado el requisito anual, esa es la determinación que tomamos”, declaró el secretario de Estado.

Díaz-Balart le respondió que le resultaba difícil entender que el hecho de que Colombia haya decidido no pedir el regreso de un grupo de terroristas, cambie que hay otros terroristas en Cuba, incluidos algunos que han matado a estadounidenses y que el régimen se ha negado a enviar de regreso.

En ese sentido, mencionó los casos de Joanne Chesimard, también conocida como Assata Shakur, que escapó de una prisión en Nueva Jersey donde cumplía cadena perpetua por el asesinato en 1973 de un policía estatal estadounidense, y se refugió en Cuba.

También el de William Morales, fabricante de bombas para las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional, una organización extremista por la independencia de Puerto Rico a la que se le atribuyen más de 100 atentados con bombas que causaron la muerte de varias personas.

En la segunda audiencia, que comenzó a las 2 de la tarde, Blinken habló ante el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, donde la legisladora cubanoamericana María Elvira Salazar comentó que a su parecer, él tenía previsto remover a Cuba de la Lista de Países Patrocinadores del Terrorismo. También explicó que ese cambio requerería un proceso que debería comenzar antes del 21 de julio. En ese contexto, le preguntó si había comenzado "el proceso de seis meses" que se requiere para quitar a Cuba de dicha lista negra.

"En el corto plazo, no hay intención alguna de hacer eso", dijo Blinken, quien añadió que si llega a ser necesario, se podría revisar el tema.

Luego, Salazar recalcó que el gobierno de Estados Unidos tiene hasta el 21 de julio para iniciar el mencionado proceso de seis meses, y reiteró su pregunta: "¿Usted tiene planes de hacer eso?" Blinken dijo que no.

En diciembre del año pasado, el Departamento de Estado explicó que para retirar a un país de la Lista de Países Patrocinadores de Terrorismo, se deben cumplir criterios y leyes específicos. "Cualquier revisión de la inclusión de Cuba en la lista, si llegase a ocurrir, estaría basada en la ley y los criterios establecidos por el Congreso", subrayó en ese momento el vocero Mathew Miller.

El pasado 30 de noviembre, el mismo tema fue abordado por el gobierno. El Departamento de Estado explicó que para designar a un país como Estado Patrocinador del Terrorismo, el secretario de Estado debe determinar que el gobierno de dicho país ha brindado apoyo repetidamente a actos de terrorismo internacional.

Una vez que un país es designado, sigue siendo un Estado patrocinador del terrorismo hasta que se rescinda la designación de conformidad con los criterios legales que exigen que el Presidente certifique que: 1) un país designado no ha prestado ningún apoyo a actos de terrorismo internacional durante los seis meses anteriores y ha dado garantías de que no apoyará actos de terrorismo internacional en el futuro; o 2) se ha producido un cambio fundamental en el liderazgo y las políticas del país designado, el país no apoya actos de terrorismo internacional y ha dado garantías de que no apoyará actos de terrorismo internacional en el futuro.

Exagente del FBI advierte que espías cubanos aún infiltran el gobierno de EEUU

Ana Belén Montes y Manuel Rocha trabajaron durante años para el régimen de La Habana
Ana Belén Montes y Manuel Rocha trabajaron durante años para el régimen de La Habana
Getting your Trinity Audio player ready...

"No cabe duda de que los cubanos, los rusos y otros (ciudadanos extranjeros) todavía están infiltrando nuestro gobierno con individuos leales a ellos", afirmó a la cadena CBS, Peter Lapp, uno de los agentes del Buró Federal de Investigaciones, (FBI por sus siglas en inglés), que participó en las investigaciones y el arresto de la espía Ana Belén Montes.

La pieza producida por la periodista Cecilia Vega presenta un video inédito que muestra a Montes en uniforme de presa mientras era interrogada.

"Creo que ella está en el nivel de algunos de los espías más notorios de la historia de EEUU y considero que el daño que causó fue increíblemente significativo", dijo Lapp, autor de Queen of Cuba, la historia de Montes y actualmente encargado principal del Centro de Análisis de Amenazas del Departamento de Defensa de EEUU.

A través de entrevistas a especialistas en el tema, Vega revela los peligros que aún representan los servicios cubanos de espionaje para la seguridad nacional de EEUU.

"Montes llegó completamente reclutada el primer día. Sólo fue a la Agencia de Inteligencia de Defensa con el propósito de espiar para los cubanos. Y cuando piensas en otras personas que han sido arrestadas por espionaje, la mayoría empieza siendo leal. Prestan juramento, tienen la intención de cumplir con ese juramento. Pero luego sucede algo y cambian de parecer", agregó Lapp y aseguró que La Habana no paga, por lo que los estadounidenses que espían para Cuba no lo hacen por dinero, sino por ideología.

Durante sus años al servicio del régimen, pasó información a La Habana sobre un programa satelital ultrasecreto de EEUU para espiar a otros países y reveló la identidad de 450 agentes estadounidenses que trabajaban en asuntos latinoamericanos, incluidos cuatro oficiales plantados en la isla.

La espía trabajó durante 17 años y cumplió 22 años de una condena de 25 por espionaje a favor del gobierno de Cuba desde su puesto como analista de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA), perteneciente al Pentágono.

Como contenido introductorio de la pieza, la periodista cita el caso de Víctor Manuel Rocha, un exdiplomático estadounidense que, según confesó en un juicio celebrado en Miami en abril último, prestó servicios a la inteligencia cubana durante cuatro décadas. Fue condenado a 15 años de privación de libertad.

"Rocha causó un daño enorme a la seguridad estadounidense", dijo Brian Latell, ex principal analista del buró Cuba en la Agencia Central de Inteligencia, CIA, durante la Guerra Fría.

Para el experto, los agentes cubanos son disciplinados y cuando reclutan, tienen mucho cuidado al hacerlo y cómo se comunican.

“Si obtienen información sobre las intenciones de Estados Unidos, intenciones políticas hacia Moscú, Pekín o Teherán, sería de mucho interés para esos países", opinó en su conversación con la reportera de CBS.

Rocha estuvo destacado en la embajada de EEUU en Buenos Aires, fue miembro del Consejo de Seguridad Nacional, embajador en Bolivia y parte del personal diplomático de lo que era la Sección de Intereses en Cuba. Todo ese tiempo, contaba con la más alta autorización de acceso a altos secretos y la más sensible información de inteligencia de EEUU.

Para José Cohen, ex oficial de la Dirección de Inteligencia de Cuba y exiliado, es un hecho que La Habana comparte los secretos de inteligencia sobre EEUU con sus aliados, que a su vez, son enemigos de EEUU.

“Países como la Unión Soviética durante años, Corea del Norte, Irán, tuvieron información sobre el funcionamiento del Departamento de Defensa de EEUU”, indicó el exmilitar.

“Todo eso fue lo que me hizo darme cuenta de que ésta es una batalla entre el bien y el mal. Cuba estaba al servicio de todos los enemigos de Estados Unidos”.

Para cerrar el reportaje, Vega preguntó a Peter Lapp si creía que en este momento hay otras Ana Belén Montes en el gobierno de EEUU. “Por supuesto que sí", respondió el exagente del FBI.

Legisladores exigen investigación sobre el acceso de oficiales cubanos a zonas clave del aeropuerto de Miami

Un chequeo en el Aeropuerto Internacional de Miami. La TSA dijo que los funcionarios cubanos no tuvieron acceso a tecnología o sistemas sensibles y que solo recibieron una descripción general de las operaciones de seguridad.
Un chequeo en el Aeropuerto Internacional de Miami. La TSA dijo que los funcionarios cubanos no tuvieron acceso a tecnología o sistemas sensibles y que solo recibieron una descripción general de las operaciones de seguridad.
Getting your Trinity Audio player ready...

Un grupo de senadores y congresistas republicanos han exigido a las autoridades de la Administración del presidente Joe Biden una explicación acerca de la reciente visita de oficiales cubanos a instalaciones del Aeropuerto Internacional de Miami (MIA).

En una carta dirigida a Alejandro Mayorkas, Secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) y a David Pekoske, al frente de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA), los representantes demandan respuestas a varias interrogantes: "¿Bajo qué autoridad legal la TSA o el DHS invitaron a miembros del Partido Comunista Cubano a recorrer áreas sensibles del MIA?; ¿A qué áreas de MIA accedieron durante su gira?; ¿En qué aeropuertos estadounidenses operan agentes del régimen cubano, o representantes de otros países extranjeros designados por el Departamento de Estado como "Estados patrocinadores del terrorismo"?; ¿Qué protocolos de seguridad tiene la TSA para examinar a los visitantes extranjeros en recorridos organizados por la TSA en aeropuertos de EEUU?; ¿Cuál fue el proceso para autorizar recorridos de visitantes extranjeros organizados por la TSA? ¿La TSA siguió este proceso para este incidente en particular?; ¿Qué visas se emitieron a los agentes cubanos y cuándo se procesaron sus visas? y ¿Quién es el contacto actual del Aeropuerto de Última Salida (LPD) en el MIA y cuándo fue informado de la gira de la delegación cubana?".

La carta, firmada por los senadores Rick Scott y Marco Rubio y los congresistas Carlos Giménez, María Elvira Salazar y Mario Díaz-Balart, manifiesta "profunda preocupación e indignación" por la invitación y recorrido que hizo la delegación cubana a las instalaciones de MIA.

"Se ha informado que estos agentes accedieron a áreas seguras y pudieron ver protocolos de seguridad confidenciales del aeropuerto. Como usted sabe, el régimen cubano está designado como Estado Patrocinador del Terrorismo (SSOT) y no tiene absolutamente ningún motivo para ser invitado a recorrer zonas sensibles o ver los protocolos de seguridad de un aeropuerto estadounidense, cuyo único propósito es salvaguardar a los millones de viajeros que pasan, a través del sistema de aviación comercial de EEUU cada año", destacan los políticos estadounidenses.

Un vocero de la TSA dijo en un correo electrónico a Martí Noticias que “los funcionarios cubanos no tuvieron acceso a tecnología o sistemas sensibles” y que solo recibieron una descripción general de las operaciones de seguridad, incluido el equipo que cualquier persona inspeccionada en el punto de control puede ver.

Los representantes, en un llamado al cubanoamericano Mayorkas, le recuerdan que este es el segundo incidente en el que una agencia bajo su control invita a miembros del Partido Comunista de Cuba a recorrer instalaciones de Estados Unidos y tener acceso a áreas sensibles.

"En febrero de 2023, la Guardia Costera de los Estados Unidos (USCG) invitó a miembros de los ministerios del Interior, Transporte y Relaciones Exteriores de Cuba a visitar la sede de la USCG en Washington, D.C. y recorrer las instalaciones portuarias estadounidenses en Wilmington, Carolina del Norte. En respuesta, el Congreso agregó texto a la Ley de Autorización de Defensa Nacional para el año fiscal 24 que prohibiría estos recorridos bajo el Programa Internacional de Seguridad Portuaria a SSOT. Bajo su supervisión, los agentes cubanos han accedido nuevamente a áreas sensibles y seguras dentro del sistema de transporte estadounidense. Una vez más, el Congreso debe intervenir para evitar que su Departamento y la Administración Biden acojan a personas de un país que nuestro Departamento de Estado ha incluido como SSOT desde 2021", argumentaron.

En la misiva increpan Peksoske porque durante su testimonio el 15 de mayo de 2024, ante el Subcomité de Transporte y Seguridad Marítima de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, no mencionó esta visita ni notificó al Congreso sobre la invitación para albergar agentes de un Estado Patrocinador del Terrorismo.

"Esta falta de transparencia pone en duda si esta omisión se hizo intencionalmente o es un ejemplo de un error grave de juicio por parte de la TSA bajo su dirección. Particularmente preocupante es que ni un solo funcionario de la TSA dio la alarma sobre esta decisión de acoger a agentes de un país designado como SSOT durante el proceso de decisión".
Además, mencionan que en una respuesta inicial de la TSA se indicó que el equipo de Operaciones Internacionales coordinó con MIA para organizar esta visita, algo que negó el testimonio público del director de MIA, Ralph Cutie, en una reunión de comisionados del condado de Miami-Dade el 21 de mayo de 2024.

En un correo electrónico enviado el martes a Martí Noticias, un funcionario del Departamento de Estado explicó que la TSA trabaja en estrecha colaboración con sus homólogos cubanos para promover la seguridad de la aviación civil en ambos países y que esto implica que la TSA "inspeccione los aeropuertos cubanos para certificar su capacidad para albergar vuelos a los Estados Unidos y visitas recíprocas ocasionales del Ministerio de Transporte cubano a aeropuertos estadounidenses para discutir las mejores prácticas”.

El comunicado agrega que la TSA, en cooperación con el Departamento de Estado, coordina este tipo de "visitas recíprocas ocasionales" que las delegaciones de Cuba han hecho a Estados Unidos desde 2011 hasta el día de hoy.

La declaración expresó que “la seguridad de la aviación es claramente de interés nacional” y que “dada la proximidad de Cuba y la existencia de vuelos directos hacia y desde ambos países, las autoridades estadounidenses y cubanas deben colaborar mientras cada una trabaja para garantizar la seguridad de los viajeros en los aeropuertos”.

Fue recíproca y coordinada, EEUU responde sobre polémica visita de delegación de Cuba al aeropuerto de Miami

FOTO ARCHIVO. Un avión de American Airlines a su arribo al Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana. (Yamil Lage/AFP)
FOTO ARCHIVO. Un avión de American Airlines a su arribo al Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana. (Yamil Lage/AFP)
Getting your Trinity Audio player ready...

La Administración de Seguridad del Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) trabaja en estrecha colaboración con sus homólogos cubanos para promover la seguridad de la aviación civil en ambos países, dijo en un correo electrónico a Martí Noticias, un funcionario del Departamento de Estado.

“Esto implica que la TSA inspeccione los aeropuertos cubanos para certificar su capacidad para albergar vuelos a los Estados Unidos y visitas recíprocas ocasionales del Ministerio de Transporte cubano a aeropuertos estadounidenses para discutir las mejores prácticas”, declaró este martes en respuesta a una pregunta sobre la visita de una delegación de oficiales cubanos a las instalaciones de la TSA en el Aeropuerto Internacional de Miami.

Señaló además que la TSA, en cooperación con el Departamento de Estado, coordina estas visitas de acuerdo con las autoridades y procedimientos aplicables.

El funcionario dijo que la TSA ha realizado frecuentes evaluaciones de aeropuertos en Cuba desde 2003, y que Cuba comenzó a enviar visitas recíprocas ocasionales a Estados Unidos en 2011 y continuaron durante la administración del presidente Donald Trump hasta el día de hoy.

Asimismo expresó que “la seguridad de la aviación es claramente de interés nacional” y que “dada la proximidad de Cuba y la existencia de vuelos directos hacia y desde ambos países, las autoridades estadounidenses y cubanas deben colaborar mientras cada una trabaja para garantizar la seguridad de los viajeros en los aeropuertos”.

“Como hemos señalado repetidamente, nos comunicaremos con el gobierno cubano cuando esté en el interés nacional de Estados Unidos, expresó el Departamento de Estado.

Por su parte, un vocero de la TSA dijo en un correo electrónico a Martí Noticias que “los funcionarios cubanos no tuvieron acceso a tecnología o sistemas sensibles”.

“Recibieron una descripción general de las operaciones de seguridad de la TSA, incluido el equipo que cualquier persona inspeccionada en el punto de control puede ver, lo que demuestra las mejores prácticas en seguridad de la aviación civil, para que Cuba considere la implementación de medidas similares con sistemas similares”, explicó.

El portavoz de la Administración de Seguridad del Transporte añadió que la agencia trabaja habitualmente con todos los países con vuelos directos a Estados Unidos y recibe a funcionarios gubernamentales y miembros de la comunidad de la aviación en los aeropuertos de Estados Unidos para fomentar una postura sólida de seguridad de la aviación global.

La visita generó el disgusto de varios legisladores y activistas cubanoamericanos.

El congresista republicano de Florida, Carlos Giménez, dijo en la red social X que responsabilizaría a la administración Biden por permitir esta visita. Fue una decisión "patética y peligrosa", subrayó.

Mario Díaz-Balart dijo que lo ocurrido "es absolutamente imprudente y peligroso", y pone "en peligro" la seguridad nacional de EEUU. "Necesitamos respuestas inmediatas sobre la autorización de esta visita", aseveró.

“Sólo bajo la administración Biden se permitiría que un régimen terrorista ingresara a nuestras instalaciones seguras, en uno de los aeropuertos más transitados de Estados Unidos”, dijo el senador Marco Rubio, republicano por la Florida.

Por su parte, la alcaldesa del condado Miami-Dade, Daniella Levine Cava, dijo que la noticia la sorprendió.

“Como muchos en nuestra comunidad, me sorprendió enterarme de que una delegación cubana fue invitada a visitar las instalaciones de la Administración de Seguridad en el Transporte en el Aeropuerto Internacional de Miami”, señaló en un comunicado. También comentó que el Departamento de Aviación de Miami-Dade no había sido informado.

El activista del exilio, Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia, escribió en la plataforma X que el presidente Biden perjudicó "la seguridad nacional" de Estados Unidos y ofendió "a la comunidad cubana en el Día de la Independencia".

El año pasado una visita similar organizada por el Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Estado a los cuarteles de la Guardia Costera provocó la protesta de los congresistas cubanoamericanos. En aquel momento el Departamento de Estado señaló que incluso bajo el gobierno del presidente Donald Trump se produjeron encuentros similares entre oficiales de ambos países.

Representantes demócratas Lee y McGovern dicen que política de EEUU hacia Cuba no beneficia a nadie

FOTO ARCHIVO. La representante estadounidense Barbara Lee, demócrata por California, visitó Cuba junto a otros congresistas en abril de 2009. Lee criticó la inclusión de Cuba en la lista de Países Patrocinadores del Terrorismo.
FOTO ARCHIVO. La representante estadounidense Barbara Lee, demócrata por California, visitó Cuba junto a otros congresistas en abril de 2009. Lee criticó la inclusión de Cuba en la lista de Países Patrocinadores del Terrorismo.
Getting your Trinity Audio player ready...

La congresista demócrata por California, Barbara Lee, calificó de "fallida” la actual política de Estados Unidos hacia Cuba. En un conversatorio celebrado el lunes consideró que la administración del presidente Joe Biden está usando el tema de los derechos humanos para mantener una política que causa daño al pueblo.

“Tenemos que ser sinceros cuando se trata de usar eso como arma, pero en realidad tenemos que abordar los derechos humanos en todas partes, y tenemos que abordar las cuestiones relacionadas con los presos políticos en todas partes del mundo. Pero eso no debería impedirnos avanzar para poner fin al embargo y normalizar las relaciones con Cuba”, expresó la representante.

Lee criticó la inclusión de Cuba en la lista de Países Patrocinadores del Terrorismo diciendo que perjudica al pueblo y que tiene un “efecto paralizador” no sólo para Cuba y Estados Unidos, sino para el resto del mundo.

En el evento también participó el representante demócrata por Massachusetts, Jim McGovern, quien dijo que el presidente Biden pudiera sacar rápidamente a Cuba de dicha lista lo que “abriría todo tipo de oportunidades para ayudar a mejorar las cosas para el pueblo cubano”.

FOTO ARCHIVO. El legislador estadounidense Jim McGovern, muestra un retrato junto a Fidel Castro, en un acto en el Museo Hemingway, en La Habana en marzo de 2019. REUTERS/Alexandre Meneghini
FOTO ARCHIVO. El legislador estadounidense Jim McGovern, muestra un retrato junto a Fidel Castro, en un acto en el Museo Hemingway, en La Habana en marzo de 2019. REUTERS/Alexandre Meneghini

“Cuando hablamos de normalizar las relaciones con Cuba, sí, es un beneficio para Cuba. Es un beneficio para el pueblo cubano. También es un beneficio para el pueblo de Estados Unidos. Tenemos, ya sabes, agricultura a la que le gustaría hacer negocios con Cuba. Tenemos otros intereses y nos gustaría hacer negocios con Cuba. Tenemos gente que quiere viajar a Cuba. Quieren ir a la escuela en Cuba, quieren disfrutar un poco de la cultura pero no pueden hacer eso porque tenemos esta política ridícula”, opinó el congresista.

Antes del conversatorio, que se hizo de forma virtual, se presentó el documental Uphill on the Hill, crítico de la política estadounidense hacia Cuba.

La semana pasada, el gobierno de Estados Unidos confirmó que mantiene a Cuba en la lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo. El vocero Vedant Patel dijo que Estados Unidos cree que todavía hay acciones que Cuba “está llevando a cabo para apoyar actividades terroristas”, aunque no dio detalles.

El 12 de enero de 2021, Estados Unidos designó a Cuba como Estado Patrocinador del Terrorismo tras determinar “que brindó apoyo reiteradamente a actos de terrorismo internacional al otorgar refugio seguro a terroristas”. Había sido designado previamente como Estado Patrocinador del Terrorismo en 1982, debido “a su larga historia de brindar asesoramiento, refugio seguro, comunicaciones, entrenamiento y apoyo financiero a grupos guerrilleros y terroristas individuales”.

En su campaña electoral, el presidente Biden criticó el historial de derechos humanos de Cuba al tiempo que prometió dar marcha atrás a algunas sanciones de la Administración del presidente Donald Trump. Pero su administración ha dicho que las protestas del 11 de julio del 2021 y la respuesta violenta del régimen han influido en las decisiones que se toman sobre la política hacia Cuba.

El presidente Biden se ha pronunciado por la liberación de los presos políticos en Cuba; su administración ha emitido varias rondas de sanciones contra las entidades y funcionarios responsables de la represión a los manifestantes y ha expresado su intención de facilitar la financiación a pequeñas empresas cubanas.

Cargar más

XS
SM
MD
LG