Enlaces de accesibilidad

noticias

Partido Comunista de Cuba inicia cónclave para renovarse


Sin embargo, no está en discusión que el PCC renuncie al monopolio del poder ni abandone sus principios marxista-leninistas

El Partido Comunista de Cuba (PCC) comienza este sábado un cónclave de dos días en busca de un "cambio de mentalidad" para superar los "métodos burocráticos" y los "dogmas y criterios obsoletos" que frenarían las reformas económicas del gobernante Raúl Castro.

El economista independiente y ex prisionero de conciencia, Oscar Espinosa “Chepe” declaró a Radio Martí que “este propósito de cambio de mentalidad (…) no va a ser posible porque el Partido, según señala esta nota que apareció en el Granma, en la mañana de hoy, ratifica la decisión de seguir siendo la vanguardia de la sociedad; un Partido que ha sido una organización fallida como ha reconocido el propio Raúl Castro ('O rectificamos o nos hundimos y hundiremos el esfuerzo de generaciones enteras'), advirtió en agosto”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:00 0:00

La agencia AFP dijo que en esta primera Conferencia o congreso extraordinario, 811 delegados tienen la compleja tarea de renovar al partido único que desde hace medio siglo gobierna la isla, inmersa en una reforma que ha abierto espacio a la iniciativa privada, aunque el Estado todavía controla más del 90% de la economía.

"La Conferencia Nacional del Partido comienza hoy con el propósito esencial de profundizar en el trabajo partidista para acelerar el desarrollo de la sociedad y afianzar los Lineamientos Económicos y Sociales aprobados en el Sexto Congreso (del PCC, en abril de 2011), a partir del concepto de que no hay ideología sin economía", dijo el sábado el diario oficial Granma.

"El General de Ejército Raúl Castro Ruz subrayó que lo primero que estamos obligados a modificar en la vida partidista es la mentalidad que, como barrera psicológica, es la que más trabajo nos llevará superar, al estar atada a dogmas y criterios obsoletos", agregó.

El cónclave debe decidir un centenar de propuestas, que van desde promover a más jóvenes, mujeres y negros a posiciones de poder en el único país comunista de Occidente, a abrir las puertas del Gobierno, del PCC y del Ejército a los homosexuales, que fueron perseguidos tras el triunfo de la revolución de Fidel Castro en 1959.

También debe resolver una propuesta de Raúl Castro de limitar a un máximo de 10 años el tiempo para ocupar un cargo de poder en el Gobierno y el Partido, incluidos los que él ejerce: presidente de Cuba y primer secretario del PCC.

Raúl, de 80 años, ha reconocido como una "vergüenza" que no esté preparada una generación de relevo para la generación histórica de la revolución, por lo que el Partido y el Estado siguen dominados por la "vieja guardia": de los 15 miembros del selecto Buró Político del PCC escogidos en el VI Congreso, sólo tres tenían menos de 65 años.

Aunque la Conferencia tiene potestad para cambiar dirigentes del Partido, este tema no fue incluido en el "documento base" de discusión, publicado en octubre.

Raúl, que ha criticado los "métodos burocráticos", busca separar la acción partidista de la del Gobierno, convencido de que el PCC "se involucró en tareas que no le correspondían", causando un "debilitamiento" de su labor.

"O rectificamos o nos hundimos y hundiremos el esfuerzo de generaciones enteras", advirtió en agosto.

En los primeros días de enero, los 811 delegados analizaron el conjunto de propuestas, luego de que fueran debatidas en 65.000 reuniones de células del Partido, que tiene 800.000 militantes en un país de 11,2 millones de habitantes.

Originalmente, las propuestas eran 96, pero en estos debates fueron modificadas 78 y agregadas otras cinco, según Granma.

El cónclave busca impulsar el uso de las tecnologías de la información para exponer la "verdad" de Cuba, país donde el escaso debate público se desarrolla en blogs y redes sociales de internet, así como estimular "un periodismo objetivo y de investigación" en una isla donde todos los medios están bajo control estatal.

En la víspera de la Conferencia, el viceministro de Cultura, Fernando Rojas, dijo que "Cuba necesita prensa revolucionaria no oficial".

"Es una necesidad, es el reto: una prensa revolucionaria no oficial que permita una mirada crítica, que no signifique tener que responder estrictamente a la gestión del gobierno, sino todo lo contrario: poder enfatizar en las lagunas, los errores, los problemas, decir descarnadamente lo que pasa", declaró Rojas.

La Conferencia, que comienza simbólicamente el día del natalicio del apóstol José Martí, es la primera que tiene el PCC desde que fue fundado en 1965 por Fidel Castro, quien entregó el mando en 2006 a su hermano, por problemas de salud.

Raúl Castro convocó a la Conferencia debido a que el VI Congreso fue acaparado por la agenda económica. En él fueron aprobados más de 300 "lineamientos" para "actualizar" el agotado modelo económico de corte soviético.

El gobernante ha aprobado medidas pragmáticas con el objetivo de superar la crisis económica que enfrenta la isla desde 1990, tras el fin de la ayuda soviética, que van desde ampliar el trabajo por "cuenta propia" (privado) a autorizar la compraventa de casas y autos, señaló la agencia AFP.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG