Enlaces de accesibilidad

Pareja que huyó con sus hijos a Cuba enfrenta pena de cárcel tras acuerdo


Joshua Hakken bajo custodia estadounidense, tras ser entregado en La Habana. Foto: Chris Urso, Tampa Tribune.

"El acuerdo con la Fiscalía asegura que ninguno de los dos va a recibir condena de cadena perpetua", dijo su abogado.

Una pareja de estadounidenses se enfrenta a una década o más de cárcel tras declararse culpables esta semana de secuestrar a sus dos hijos pequeños en Florida el pasado año, para luego huir a Cuba en un barco de vela junto al perro de la familia.

En un acuerdo que le evitó cargos adicionales federales o estatales, Sharyn y Joshua Hakken, quienes habían perdido la custodia de sus hijos después de ser arrestados por drogas en Louisiana, admitieron el martes la responsabilidad en el secuestro de los niños que tenían entonces 4 y 2 años, dijeron sus abogados.

La pareja, ambos ingenieros, había llamado la atención internacional en abril del 2013 al navegar desde Estados Unidos a la isla con sus dos hijos a bordo de un barco.

Funcionarios cubanos los entregaron a autoridades estadounidenses tras llegar a La Habana. Los niños regresaron sanos a Florida, donde dijeron inicialmente que habían tenido unas vacaciones de aventura, según los abuelos.

Bajo el acuerdo, Sharyn Hakken, de 36 años, enfrenta hasta 10 años de cárcel. Una audiencia para la sentencia está prevista el 9 de octubre.

Joshua Hakken, de 36 años, podría recibir una condena de 15 años de cárcel. También se declaró culpable de un cargo de robo con asalto, que involucra acusaciones de que irrumpió en la casa de la suegra al norte de Tampa y la amarró antes de huir con los niños.

"El acuerdo con la Fiscalía asegura que ninguno de los dos va a recibir condena de cadena perpetua", dijo su abogado, Jorge Chalela, y señaló que los médicos de Joshua Hakken dijeron que no estaba mentalmente sano en el momento del delito.

También elimina la posibilidad de cargos adicionales después del juicio, programado para comenzar en Tampa la próxima semana.

La pareja también enfrentó cargos en Louisiana, donde había tratado de llevarse a sus hijos de un hogar temporal.

La enfermedad mental y la demencia fueron parte de los argumentos usados por los abogados de ambos padres.

Sharyn Hakken tenía planeado argumentar que había sido obligada por un esposo abusador, dijo su abogado.

Joshua Hakken necesita tratamiento de salud mental, dijo su abogado. "No creo que ni él ni la sociedad, se beneficien de que esté en la prisión estatal de Florida", dijo Chalela.

XS
SM
MD
LG