Enlaces de accesibilidad

El papa Benedicto XVI reclamó hoy que nadie se vea impedido en Cuba por la limitación de sus libertades fundamentales y abogó por "cimentar una sociedad de amplios horizontes, renovada y reconciliada", durante su discurso de despedida en el aeropuerto de La Habana.

Esta situación, prosiguió Joseph Ratzinger, "se ve agravada cuando medidas económicas restrictivas impuestas desde fuera del pasan pesan negativamente sobre la población", en una clara condena
al bloqueo que Estados Unidos ejerce sobre Cuba.

El Pontífice reafirmó su mensaje de reconciliación al pedir que "Cuba sea la casa de todos y para todos los cubanos, donde convivan la justicia y la libertad".

"El respeto y cultivo de la libertad que late en el corazón de todo hombre es imprescindible para responder adecuadamente a las exigencias fundamentales de su dignidad, y construir una sociedad en la que cada uno se sienta protagonista indispensable del futuro de su vida, su familia y su patria", recalcó el Papa.

También apremió a desterrar, en la convivencia nacional e internacional, "posiciones inamovibles y los puntos de vista unilaterales que tienden a hacer más arduo el entendimiento e ineficaz el esfuerzo de colaboración".

La ceremonia de despedida de Benedicto XVI tuvo que celebrarse en el interior del aeropuerto de La Habana y con algo de retraso debido a la lluvia que cae sobre la capital cubana.

Previo a las palabras de despedida de Su Santidad, el gobernante Raúl Castro dirigió palabras de agradecimiento por la visita a Cuba, y aprovechó la oportunidad para validar el sistema cubano como justo a pesar de las constantes agresiones exteriores. Problemas de audio impidieron que el discurso de Castro se escuchara íntegramente.

Para llegar el aeropuerto el papamóvil recorrió la vía expedita, como acostumbran a hacer los visitantes oficiales, rodeado por cuatro autos del cuerpo de seguridad. A su paso, el pueblo lo saludaba contenido por miembros de las fuerzas de la seguridad vestidos de civiles.
Benedicto XVI concluye hoy su visita a Cuba después de tres jornadas en las que ofició dos misas en las principales ciudades de la isla, se reunió con el presidente Raúl Castro y también vio a su hermano Fidel.
XS
SM
MD
LG