Enlaces de accesibilidad

Repatriarían a tripulantes del buque norcoreano retenido en Panamá


Dos funcionarios norcoreanos sin identificar salen del Ministerio de Seguridad de Panamá en Ciudad de Panamá tras reunirse con autoridades panameñas

Panamá dejó ver a la delegación norcoreana "la disposición, por razones humanitarias, que tiene el gobierno panameño de ayudar a los marinos y repatriarlos lo antes posible, siempre y cuando se cumplan con las disposiciones legales que establecen las leyes panameñas"

Panamá expresó el miércoles a una delegación norcoreana que está dispuesta a repatriar lo antes posible por razones humanitarias a los 35 tripulantes de un barco con bandera de ese país retenido en julio en aguas panameñas al descubrirse que transportaba armas cubanas ocultas bajo toneladas de azúcar.

El gobierno panameño informó a su vez que un primer informe presentado por un grupo de expertos de las Naciones Unidas sobre el incidente indica que el caso viola "sin lugar a dudas" el embargo al comercio de armas impuesto a Corea del Norte.

Ello avala lo expresado por Panamá desde que el buque Chong Chon Gang fue retenido con el material bélico oculto, dijo el Ministerio de Seguridad Pública en un comunicado, en que informa del encuentro que sostuvieron por primera vez autoridades panameñas con funcionarios norcoreanos que arribaron el miércoles para visitar la tripulación.

En el encuentro se habló sobre qué medidas se tomarán para resolver la situación de los tripulantes y el destino de la embarcación, "conforme al derecho panameño", señaló.

El ministro de Seguridad Pública, José Raúl Mulino, "dejó ver a la delegación norcoreana la disposición, por razones humanitarias, que tiene el gobierno panameño de ayudar a los marinos y repatriarlos lo antes posible, siempre y cuando se cumplan con las disposiciones legales que establecen las leyes panameñas, que sigue todo el proceso".

Los tripulantes permanecen bajo detención preventiva en una antigua base militar de Estados Unidos en la provincia de Colón, a unos 80 kilómetros al norte de la capital. El Ministerio Público les formuló cargos por el supuesto delito de atentar contra la seguridad colectiva panameña, que acarrea penas de hasta 12 años, al intentar cruzar el Canal de Panamá con la carga militar sin declarar.

El fiscal nacional sobre asuntos de drogas Javier Caraballo, quien participó en la reunión, planteó que el barco podría ser entregado a su propietario o representantes autorizados, siempre que exista cooperación de la parte norcoreana y repare la fuente de poder del buque, que la tripulación dañó intencionalmente al momento de la retención.

Los funcionarios norcoreanos podrán permanecer en Panamá hasta la noche del jueves, indicó el gobierno.
XS
SM
MD
LG