Enlaces de accesibilidad

Panamá invita formalmente a Cuba a la Cumbre de Las Américas


El presidente de Panamá Juan Carlos Varela.

Ecuador, El Salvador, República Dominicana, Argentina, Honduras, Paraguay, Costa Rica, Bolivia, Guatemala y México recibieron las primeras invitaciones a la cumbre junto a Cuba.

El Gobierno panameño invitó oficialmente el jueves 4 de diciembre al gobernante cubano Raúl Castro a la Cumbre de Las Américas que tendrá lugar en el país centroamericano los días 10 y 11 de abril, informó la cancillería panameña.

Cuba figura entre los países en recibir las primeras invitaciones cursadas por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá para participar en la cita continental, a la que también será invitado Estados Unidos, destacó la agencia AFP.

El vicepresidente panameño, Luis Miguel Hincapié, "entregó a los embajadores de Ecuador, El Salvador, República Dominicana, Argentina, Honduras, Paraguay, Costa Rica, Bolivia, Guatemala, Cuba y México las invitaciones a este encuentro continental, para hacer extensiva a los Jefes de Estado y de Gobierno de sus respectivos países", según un comunicado de la cancillería.

En la invitación, el presidente panameño Juan Carlos Varela señala que la Cumbre "busca ser un espacio de diálogo para la renovación de los compromisos de los países de la región, logrando mayor acercamiento y cooperación entre los pueblos de América", señala AP.

Hincapié aseguró recientemente que Panamá no tenía duda de la participación de los 35 mandatarios convocados, entre ellos Castro y el presidente estadounidense Barack Obama.

Este foro nació por iniciativa de Estados Unidos para discutir acciones concertadas en el continente. La participación de Cuba cuenta con el apoyo de todos los países latinoamericanos, y sería la primera vez que interviene desde que comenzaron las Cumbres continentales en 1994.

Su posible presencia se ha convertido en el foco de polémicas ya que Estados Unidos y Canadá quieren evitar que esta participación sea una legitimación del Gobierno de La Habana.

El próximo encuentro en Panamá viene antecedido por la polémica de la anterior cita, efectuada en Cartagena de Indias, Colombia, en abril de 2012; allí una mayoría de gobernantes exigió que, para el siguiente encuentro, el mandatario de Cuba, Raúl Castro, fuera convidado a participar. Este hecho tuvo la resistencia del Gobierno de Estados Unidos.

Washington ha reiterado en numerosas ocasiones la situación de los Derechos Humanos en Cuba, la imposibilidad de los cubanos de tener elecciones libres y la manera en que el régimen cubano ideologiza –con un partido único, Comunista las arterias de la sociedad en la isla antillana.

El diario El País consultó al presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, sobre la polémica participación del general Raúl Castro en la Cumbre y afirmó que la invitación a Cuba "era lo esperable".

"Ya el tema de Cuba hay que mirarlo con otros ojos. Creo que la normalización de Cuba en la OEA, aunque Cuba ha tomado la decisión de no participar en ese foro, la presencia de Cuba en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), habiendo sido su Presidente pro-témpore, y la relación que tiene con todos los países de América Latina sin excepción, hace obligatoria también la presencia de Cuba en otras esferas en donde están presentes gobiernos como el de Estados Unidos, que no tiene relaciones con Cuba", agregó el gobernante costarricense.

Por su parte, la Casa Blanca declinó confirmar el miércoles si el presidente estadounidense Barack Obama asistirá a la Cumbre de las Américas. "No estoy listo para anunciar ahora si (Obama) va a asistir", dijo el vocero presidencial Josh Earnest.

El portavoz precisó que la Casa Blanca evaluará la conveniencia de la asistencia del Presidente a la reunión de Jefes de Estado y Gobierno del hemisferio, una iniciativa de Estados Unidos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG