Enlaces de accesibilidad

Orlando Zapata Tamayo: 5 años después de su muerte


Orlando Zapata Tamayo, activista cubano fallecido por huelga de hambre.

Este domingo, en La Habana, un centenar de activistas resultaron detenidos, la mayoría cuando se dirigían al Vedado a participar en una marcha en recordación del fallecido disidente.

Hoy hace 5 años de la muerte del activista de Derechos Humanos Orlando Zapata Tamayo, y no ha pasado un aniversario de ella en el que no se reporten decenas de arrestos a opositores.

El domingo, en La Habana, un centenar de activistas resultaron detenidos, la mayoría cuando se dirigían al Vedado a participar en una marcha en recordación del fallecido disidente.

Esta mañana, miembros de la Coalición Central Opositora marcharon hasta la Prisión del Pre en Santa Clara con carteles que decían: "¡Zapata Vive!", y luego protestaron frente a la Fiscalía.

Talvez sea este el mejor homenaje: Salir a recordarle, a riesgo de ser reprimidos por las autoridades que le dejaron morir tras 86 días de huelga de hambre.

El disidente, de 43 años, fue detenido durante la Primavera Negra de 2003 y en el momento de su muerte cumplía una pena de 36 años de prisión por desobediencia, desacato y protestas a favor de los Derechos Humanos.

Zapata Tamayo, nacido el 15 de mayo de 1967 en Santiago de Cuba, era albañil y plomero y pertenecía al Movimiento Alternativa Republicana.

Inicialmente, la policía detuvo a Zapata Tamayo el 6 de diciembre del 2002. Lo mantuvo en la prisión de máxima seguridad de Guanajay, en Ciudad de La Habana, hasta que lo libera el 7 de marzo del 2003, solo para detenerle nuevamente 13 días después.

El 18 de mayo de 2004 lo condenaron a tres años de privación de libertad, pero una vez encarcelado le sumaron penas por su activismo político.

Zapata inició la huelga de hambre el 3 de diciembre de 2009 en la cárcel provincial de Holguín, para demandar al Gobierno cubano que le permitiera vestir la ropa blanca de disidente, y no el uniforme de recluso común, y mejorar las condiciones carcelarias en el país.

Como represalia por la protesta, las autoridades penitenciarias lo trasladaron a la prisión Kilo 8, de Camagüey, donde se recrudecieron los maltratos. Pasados solo unos días en esta prisión, su estado de salud requirió traslado urgente a la capital.

Las autoridades le dijeron a la familia que en La Habana recibiría atención médica especializada, pero en realidad lo condujeron hasta la sala de penados de la cárcel Combinado del Este. Solo horas antes de fallecer le llevaron a un hospital.

"Ya asesinaron a Orlando Zapata Tamayo, ya acabaron con él, a las tres de la tarde de hoy. Esto ha sido un asesinato premeditado y sólo me queda dar las gracias a todos los países que lucharon para que no muriera", dijo a la prensa su madre Reina Luisa Tamayo, a horas de su muerte.

La muerte de Zapata Tamayo hizo titulares en los principales medios de prensa del mundo y la comunidad internacional reprochó la actitud impávida del Gobierno cubano ante la muerte de un activista pacífico.

Poco más de un año después, la familia Zapata Tamayo marchó hacia al exilio en Estados Unidos. Además, el movimiento opositor Frente Nacional de Resistencia Cívica y Desobediencia Civil tomó su nombre como compromiso de continuar su legado.

La muerte de Orlando Zapata Tamayo marcó una nueva etapa para la oposición cubana y, junto a otras acciones de la disidencia e instituciones internacionales, presionó al Gobierno cubano para iniciar la liberación de los 75 presos de conciencia, a mediados de 2010.

El siguiente es un tema estrenado en septiembre de 2010, compuesto por los músicos Jay Smith y Jamie Matsukubo, de la banda I.H.A.D., en Toronto, Canadá.​

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG