Enlaces de accesibilidad

noticias

Denuncian violación de DDHH en Cuba ante Congreso estadounidense


Los ex prisioneros políticos Normando Hernández González y Oscar Elías Biscet presentaron hoy frente al Congreso de los Estados Unidos un informe sobre las violaciones a los derechos humanos en la isla

El ex prisionero político cubano Normando Hernández González compareció este jueves ante el Subcomité de Ayuda Global y Derechos Humanos del Congreso de Estados Unidos, “para explicar la realidad cubana”.

En su intervención presentó un resumen de los últimos acontecimientos en la isla y específicamente el aumento del 135 por ciento de las detenciones arbitrarias en el pasado año en comparación con el 2010.

“En las calles los defensores de los derechos humanos, especialmente las mujeres, son pateadas y golpeadas por la cabeza por miembros la policía política quedando, como en el caso de Yris Tamara Pérez Aguilera, inconscientes debido a los golpes recibidos. Las Damas de Blanco también son víctimas de represión”.

Hernández hizo un llamado general para apoyar a la disidencia interna en Cuba.

El evento en la Cámara de Representantes, en Washington, fue auspiciado por el congresista Christopher H. Smith, republicano por Nueva Jersey, y su colega de Florida, Connie Mack, quien preside el Subcomité del Hemisferio Occidental.

Normando planteó que los cubanos “estamos lamentando la muerte del disidente Juan Wilfredo Soto, en mayo de 2011, quien fuera pateado por un policía a tal punto que a los dos días muriera a causa de la pateadura. A solo cinco meses de la muerte de Wilfredo Soto, en octubre de 2011, asesinaron a la líder de Las Damas de Blanco, Laura Pollán Toledo. Y hace a penas hoy 28 días asesinaron al preso de conciencia Wilmar Villar Mendoza, después de 50 días en huelga de hambre. Digo asesinaron porque estas muertes ocurrieron bajo custodia del Estado y eran completamente evitables”.

Hernández González fue arrestado y condenado a 25 años como parte de la ola represiva de la Primavera Negra de 2003. Cumplió parte de la sentencia en la Prisión de Kilo 5 ½, en Pinar del Río, y fue desterrado a España el 14 de julio de 2010. Actualmente reside en los Estados Unidos.

Entró a la prisión, según él, siendo una persona completamente saludable y asegura que “hoy convivo con el bacilo de la tuberculosis pulmonar, tengo un síndrome de intestino irritable, condromalacia en las rótulas de ambas rodillas y en la tráquea. Además padezco un síndrome depresivo crónico con síntomas somáticos y vivo sin vesícula debido a una tortura que sufrí durante los dos últimos años de encierro”.

“Hoy, condeno a la junta militar cubana y pido justicia para los mártires y el pueblo de Cuba” enfatizó.

También el médico y opositor cubano Oscar Elías Biscet, quien fue liberado en marzo de 2011 por el régimen castrista, atestiguó vía telefónica ante un subcomité del Congreso estadounidense desde la sección de intereses en La Habana.

El expreso político explicó: “la Cuba en que vivo es una sociedad llena de miedo” y acusó al gobierno de Raúl Castro de “cometer violaciones flagrantes y sistemáticas” al pueblo cubano.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG