Enlaces de accesibilidad

Honduras en la Encrucijada


Una simpatizante de la candidata presidencial por Partido Libertad y Refundación (LIBRE), Xiomara Castro.

Los próximos comicios generales en Honduras serán propicios para que los estrategas del Socialismo del Siglo XXI estrenen fórmulas políticas.

Los próximos comicios generales en Honduras serán propicios para que los estrategas del Socialismo del Siglo XXI estrenen fórmulas políticas que hagan posible que Xiomara Castro, esposa del destituido presidente Manuel Zelaya, llegue a la primera magistratura del país centroamericano.

Castro, quien lleva la delantera según algunas encuestas, es la abanderada del Partido Libertad y Refundación, Libre, creado por Zelaya cuando regresó del exilio en el 2012. La candidata ganó popularidad liderando la lucha para restablecer en el gobierno a su marido.

Paradójicamente el partido fundado por Zelaya se ha convertido en una fuerza política relevante en muy poco tiempo, ya que aglutina a la mayoría de los grupos de la izquierda política y las facciones que abandonaron el Partido Liberal, al que pertenecía el ex mandatario.

A los comicios concurren nueve partidos con diferentes orientaciones, pero solo uno de ellos, PLR, Libre, de Zelaya cuenta con respaldo internacional, al extremo que su agrupación puede recibir apoyo financiero del Foro de Sao Paulo u otros organismos similares, porque en Honduras no hay organismos que regulen el financiamiento de las campañas electorales.

Recientemente miembros latinoamericanos de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana, Eurolat, pidieron a las autoridades hondureñas comicios libres y transparentes, pero uno de los vicepresidentes de esa entidad, Leonel Vázquez Búcaro, declaró que la esposa de Zelaya era una mujer de pueblo, de la izquierda y que las posibilidades de que la sociedad centroamericana cambie, están en que Xiomara Castro llegue al gobierno.

Otro que representa el apoyo de la izquierda hemisférica a la candidatura de Zelaya, el verdadero candidato en la opinión de muchos observadores, fue el diputado al Parlamento Andino, Pedro de la Cruz, quien pidió un triunfo para las fuerzas progresistas y democráticas, destacando que este era el momento de la unidad latinoamericana.

Honduras ha sido en los últimos meses sede de convenciones de la izquierda política en apoyo a la candidatura del partido de Zelaya.

Entre otros eventos en agosto del año pasado Tegucigalpa fue la sede del Encuentro Internacional de Mujeres de Izquierda y Progresistas, miembros del Mecanismo de Mujeres de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe, así como de Partidos Políticos miembros del Foro de Sao Paulo.

El objetivo del congreso era apoyar incondicionalmente la candidatura de Xiomara Castro, que posteriormente declaró su compromiso de “Refundar el país”, una propuesta de los gobernantes de Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ALBA, que en cuanto llegan al gobierno convocan a una constituyente de carácter originario, que renueva todos los poderes públicos como si la República se hubiera constituido con su mandato.

El pasado mes de septiembre representantes del Foro de Sao Paulo, reunidos en la capital hondureña dieron a conocer la Declaración de Tegucigalpa en la que manifestaban solidaridad y apoyo “a la lucha del heroico pueblo hondureño por construir una democracia y la soberanía nacional, que hoy se expresa en la candidatura de Xiomara Castro de Zelaya a la presidencia de Honduras”, a la vez que reiteraban que trabajarían a favor de su elección, después de ese pronunciamiento la candidata reiteró su compromiso de convocar a elecciones para una asamblea nacional constituyente.

En octubre la campana de resonancia de la candidata del ALBA fue el Grupo de Parlamentarios y Parlamentarias de América Latina y del Caribe, quienes se comprometieron a respaldar, “la lucha del hermano pueblo hondureño, por la democracia, la libertad y la justicia, que encabeza en este momento histórico: Xiomara Castro de Zelaya”.

Los demócratas hondureños están enfrentando un reto muy serio que demanda el abandono de protagonismos superfluos que solo facilitan el acceso al poder de quienes están comprometidos con un proyecto que tiene como fin el establecimiento de un régimen que fundamentado en las instituciones del estado, violentara los derechos ciudadanos.

Los dos candidatos con más opciones frente a Xiomara Castro son Mauricio Villeda Bermúdez, Partido Liberal y Juan Orlando Hernández Alvarado, por el Nacional, partido del presidente Porfirio Lobo, cuyo gobierno por sus pésimos resultados favorece el retorno al gobierno de Zelaya, condición que en cierta medida le resta para convertirse en el candidato nacional que pueda derrotar a la postulante del ALBA.

El regreso de Manuel Zelaya al gobierno, será nefasto para Centro América, pero también para todo el hemisferio, de ahí la necesidad que las fuerzas democráticas del continente, en particular aquellas que padecen el neo comunismo que gestó y promovió Hugo Chávez, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador, se apresten a apoyar a quienes en Honduras están comprometidos en la lucha contra un proyecto que conduce a la sociedad totalitaria que impera en Cuba.
  • 16x9 Image

    Pedro Corzo

    Pedro Corzo, Santa Clara, 1943. Trabaja en Radio Martí desde 1998. Conferencista y escritor. Residió en Venezuela durante doce años y colaboró allí en varios medios de información.

    Es presentador del programa Opiniones de WLRN, Canal 17 y columnista de El Nuevo Herald. Ha producido varios documentales históricos entre ellos Zapata, Boitel y Los Sin Derechos.

    Entre sus libros se cuentan Cuba, Cronología, Perfiles del Poder, La Porfía de la Razón, Guevara Anatomía de un Mito,  Cuba, Desplazados y Pueblos Cautivos y El Espionaje Cubano en Estados Unidos. 

    En mayo del 2017 recibió la Medalla de la Libertad que otorga el gobernador del estado de la Florida.

XS
SM
MD
LG